Categorías
filosofia educacion

Películas filosóficas de los años 90-2000 y 2010

Películas filosóficas de los años 90-2000 y 2010. Filosofía y películas forman una pareja inseparable, como el teatro y la tragedia: las imágenes son un medio poderoso para enviar mensajes, quizás incluso mejor que los libros. Las imágenes, como creen los empiristas, tienen más probabilidades de impresionar las mentes que las palabras. La mayoría de las películas pueden, por tanto, prestarse a un análisis de los conceptos que tratan. Defendemos el sesgo según el cual una película es siempre una postura sobre el mundo, una “Weltanschauung” como dicen los filósofos alemanes.

El cine no ha ignorado ninguna de las grandes cuestiones filosóficas: Dios, el espíritu, la verdad, la intersubjetividad, la política o la metafísica han sido todas objeto de tratamiento cinematográfico.

Películas de la década de 2010

Dennis Villeneuve: primer contacto

Villeneuve escenifica la llegada de los ovnis a la tierra. Sujeto muchas veces tratado, pero nunca de esta forma. En efecto, lejos del entretenimiento, Villeneuve se aprovecha de estos seres de otros lugares para plantear la cuestión de la alteridad y la difícil comunicación entre sujetos. El resultado es profundo y abrumador.

Temas: comunicación, alteridad, muerte

Nolan: interestelar

Una película de ciencia ficción en papel, Interstellar es en realidad una magnífica película de tesis, que presenta una visión del tiempo, el patrimonio y la condición humana.

Temas: tiempo, condición humana, patrimonio.

Bong Joon-ho: The Snowpiercer, Rompenieves o El expreso del miedo

The Snowpiercer, una película adaptada de una tira cómica francesa, tiene lugar en un futuro postapocalíptico donde la humanidad ha sido diezmada por una edad de hielo. Los supervivientes viven en un tren que nunca se detiene y es el único refugio de supervivencia posible. Este tren es un hecho, una doble metáfora:

El de la desigualdad, ya que los acomodados viven en el lujo en los vagones delanteros, la gente vive en condiciones precarias en la parte trasera: el héroe, portador de la lucha de clases, tendrá la tarea de volver a montar el tren para entregar a sus pares.
El de la velocidad: este tren en constante movimiento representa al mundo corriendo a su propia pérdida, incapaz de comprender que la vida es posible fuera de su modelo. El oso polar que se ve al final de la película designa esta vida posible, esta alternativa.

David Fincher : Gone Girl (Perdida)

Fincher nos ha acostumbrado a la crítica social: de Fight Club a Social Network, el director retrata una América decadente y ociosa. En Gone Girl, ataca a los medios de comunicación y a la pareja moderna. Todos los personajes son abyectos (Amy, una mitómana licenciada, su marido Nick que la engaña, periodistas, ávidos de primicias) y viven bajo el reino de las apariencias.

Morten Tyldum: Pasajeros (Passengers)

En esta película de ciencia ficción sobre la emigración de pasajeros de la tierra a un nuevo planeta, un viaje que dura 90 años y durante el cual los pasajeros se sumergen en un sueño profundo, uno de ellos se despierta prematuramente. Solo despierto durante 2 años, opta por romper su soledad “despertando” a otra pasajera, condenándola así a vivir, o más bien a morir, durante esta travesía. La película describe, a veces con un cliché contundente ciertamente, el vértigo de la soledad, la dificultad para tomar decisiones y su carácter irremediable.

Películas de la década del 2000

Michel Gondry: Eterno resplandor de una mente impecable (sin recuerdos; Olvídate de mí)

La película presenta un amor fallido, el de Joel y Clémentine, que se han amado y abandonado durante años, ayudados por la tecnología que les permite olvidarse el uno al otro en cada ruptura. Pero como en El Eterno Retorno de Nietzsche, se enamoran sin cesar. Michel Gondry parece presentar la siguiente alternativa: o olvidarse de afirmar la vida presente, o la memoria para seguir siendo uno mismo. En esta dialéctica, sus personajes eligen la vida.

Preguntas filosóficas: amor, memoria, destino, identidad.

David Fincher: El club de la lucha

Fincher entrega con Fight Club una película con una doble ambición: social, a través de su crítica a la sociedad de consumo, y existencialista, a través de la invención moral, identidad de su personaje principal, Jack.

Cuestiones filosóficas: consumo, modernidad, identidad.

Christopher Nolan: Origen (Inception)

Película metafísica de alto vuelo, Inception plantea la pregunta, sin responderla, de si la realidad es, constituyendo una especie de posición de escepticismo radical.

Preguntas filosóficas: sueños, amor

Christopher Nolan: Memento

Leonard padece una amnesia muy particular, o más bien una memoria muy corta. Busca así encontrar su identidad. Pero a través de esta búsqueda imposible, es el espectador quien constituye su identidad, quien lo “constituye” en el sentido fenomenológico. La tesis es clara: la identidad es creación de otros, y no autónoma del sujeto por sí mismo.

Temas: memoria, identidad, moral

Paul Thomas Anderson: Habrá sangre (Pozos de ambición / Petróleo sangriento)

Película catedralicia que narra la vida de un petrolero en América en la década de 1920, Anderson aprovecha este tema dorado para abordar la lucha entre el capitalismo y la religión, pudiendo uno sobrevivir subyugando al otro, rectificando así el nacimiento del capitalismo moderno. en los Estados Unidos.

Temas: religión, capitalismo, parentesco

Woody Allen: Match Point (la provocación)

Más allá del tema eastwoodiano de On the Road to Madison (dificultad para elegir entre amor-pasión y deber marital), Match Point trae a la pantalla la cuestión del superhombre, tema presente en Nietzsche y Dostoievski, este hombre capaz de inventar su categorías morales. También es interesante la parábola sobre el papel del azar en la vida, porque derrota a los defensores de una voluntad todopoderosa e insumergible. Tanto en el crimen como en la virtud, se necesita un poco de suerte para tener éxito, en esencia nos dice Woody Allen, felizmente irreverente.

Temas: tragedia, amor, ambición.

Películas de los noventa

Terry Gilliam: Twelve Monkeys (12 monos)

Cualquier resumen sería reductivo. Recordemos que Terry Gilliam reelaboró ​​los temas recurrentes de su trabajo en el Ejército de los 12 Signos: la sociedad totalitaria, la biopolítica, los excesos del cientificismo. Gilliam ofrece una visión pesimista de la historia donde, a pesar de toda la buena voluntad, las semillas del mal ya están presentes y nada puede evitar que suceda un futuro totalitario.

Cuestiones filosóficas: tiempo, destino, totalitarismo.

Sam Mendes: American Beauty (Belleza americana)

Sam Mendes realiza una crítica de la sociedad estadounidense con American Beauty. Lester (interpretado por un muy buen Kevin Spacey) representa a este hombre medio, con ambiciones mediocres, que quiere transmitir una imagen de éxito pero ponerse al día constantemente con el vacío de su existencia. El único escape para “desahogarse”, el escape estético, a través de la seducción de una adolescente y amiga de su hija, que le dará una apariencia de esperanza.

Temas cubiertos: vida diaria, desesperación, aburrimiento

Martin Scorsese: Casino.

En Scorsese (que casi se convierte en sacerdote), el casino es una metáfora: la de la oscuridad humana. El personaje principal, un jefe de casino interpretado por Robert De Niro, es un ser codicioso, vil y paranoico. Frente a él, Ginger, una prostituta con la que se casa con ella por interés, representa aún peor: nihilismo, amoralismo y egoísmo. Juntos, son los símbolos de la sociedad estadounidense, que se ha convertido en un juego, un simulacro.

Temas tratados: juego, espectáculo, ambición, soledad, códigos de casino y vanidad, sociedad de gala y entretenimiento.

Peter Weir: El show de Truman

Truman Show es un proyecto ambicioso, aunque esencialmente de Hollywood. Truman, el personaje principal, interpretado por Jim Carrey, no tiene una existencia ordinaria, ha sido el tema principal de un espectáculo desde que era un niño. Por supuesto, solo él ignora que su mundo es ficticio. Pero poco a poco descubrirá que algo anda mal en este mundo de cartón. La película retoma el famoso cuestionamiento de Descartes sobre la realidad del mundo. El segundo gran tema de la película es la crítica a la sociedad del entretenimiento, en la línea de Guy Debord.

Temas de filosofía: medios, identidad

Andrew Niccol: Gattaca

Película de anticipación, Gattaca trata de la eugenesia, ilustrando perfectamente la incompatibilidad entre la elección del nacimiento y el autodeterminismo.

Cuestiones filosóficas: eugenesia , tecnología, ética

Darren Aronofsky: Réquiem por un sueño

Réquiem por un sueño, una película espesa y sofocante, es un retrato ácido de la modernidad. Los personajes están atrapados en el torbellino de sus adicciones (4 personajes tienen cada uno «su» adicción: televisión, dieta, drogas, sexo). La película tiene pocas esperanzas en la modernidad, cada uno de los personajes desciende a las profundidades de su propio abismo.

Temas relacionados: adicción, modernidad

Keye Tony: Historia estadounidense X (American History X)

American History X no es solo una película sobre el racismo, es sobre todo la historia del rechazo de la predestinación. Todo predestina a Danny (su hermano nazi, el odio que dejó su padre, un ambiente escolar marcado por la segregación,…) a seguir las huellas del resentimiento racial, pero acaba eligiendo la tolerancia. Demasiado tarde, terminará fusilado en su escuela secundaria.

Preguntas filosóficas: racismo, tolerancia, perdón

Wachowski: Matrix

Ésta es la famosa cuestión de la realidad y la ilusión, en definitiva la cuestión epistemológica por excelencia, de la que trata Matrix, teñida de platonismo .

Cuestiones filosóficas: realidad, identidad, modernidad

Amenabar: abre los ojos

Una película magistral a la par que compleja, Ojos abiertos (de la que Vanilla Sky será el remake) de Amenabar plantea brillantemente la cuestión de la identidad. Su personaje, sin duda esquizofrénico, cree haber perdido su rostro y, como corolario, su identidad. Perdida en sí misma, la confusión entre sueño y realidad se vuelve total.

Temas relacionados: realidad, identidad

Michael Mann: The Insider (el informante, el dilema)

En la tradición de los hombres del presidente (en el watergate) y el periodismo de vigilancia en general, la película trata sobre la lucha de un periodista (Al Pacino) y su fuente (Cameron Crowe) contra la industria tabacalera. Frente a ellos se levantarán todos los poderes (los de los lobbies, las finanzas, la política). La película recuerda la importancia del equilibrio de las instituciones y el papel del cuarto poder (el periodismo) para ayudar a restaurarlo, como había teorizado Montesquieu .

Temas relacionados: poder, política, periodismo

Terence Malick: La delgada línea roja

The Red Line es una película muy dura (debido a sus escenas de guerra sin adornos) y muy poética (a través de la voz en off del narrador y el héroe, así como una puesta en escena muy lenta). Por supuesto, es una película pacifista que denuncia lo absurdo de la lucha, como podría ser Paths to Glory de Kubrick, que coloca constantemente a la naturaleza por encima de las actividades humanas inútiles.

Pero su interés radica sobre todo en compartir las preguntas del héroe (¿podemos ser leales? ¿Puede el amor perdurar? ¿Hay que decir la verdad?) Haciendo de la película un trabajo interior muy exitoso.

Cuestiones filosóficas: la guerra, el sentido de la vida

Danny Boyle: Trainspotting

Danny Boyle hizo de la pintura de Inglaterra de Thatcher su tema favorito. La miseria social y el vacío existencial son la suerte de una pandilla de amigos que rápidamente caen en el consumo de heroína. Al final de este descenso a los infiernos, Boyle no puede salvar a sus personajes: es el cinismo lo que gana. Evidenciado por este excipito:

Elige tu futuro, elige la vida. ¿Por qué haría algo así? Elegí no elegir la vida, elegí otra cosa. Las razones ? No hay razón. No necesita una razón cuando consume heroína.

Preguntas filosóficas: adicción, destino.

Leer también: Películas filosóficas de los años 50-60 -70 y 80; Películas filosóficas de los años 20-30 y 40Dark Waters la historia real detrás del filme, la película

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.