Categorías
ciencia

¿Qué es un ecosistema?

¿Qué es un ecosistema? Un ecosistema es un grupo de organismos que se desarrolla en un determinado espacio, los cuales interactúan entre sí y se constituyen como un conjunto de especies típicamente endémicas, es decir, capaces de desarrollarse plenamente en un espacio geográfico en específico.

La expresión ecosistema se conforma del prefijo eco (oiko) cuyo significado en latín se refiere a “casa”, relacionado así con un hábitat. Seguido, se presenta el latín sýstēma, refiriéndose al funcionamiento sistemático que un conjunto es capaz de otorgar a través de su sinergia.

¿Cuántos conceptos de ecosistema conoces? Pues estás a punto de conocer todas las definiciones que esta expresión puede presentar. A continuación, se presentan cada uno de sus conceptos y explicaciones.

Ecosistema significado
  • Save
Ecosistema definición

Biología

La biología define a un ecosistema como tres elementos fundamentales: un ambiente físico, una serie de organismos y las interacciones bióticas como también abióticas presentes en un espacio geográfico. En este sentido, se plantea la existencia de diferentes tipos de ecosistemas, clasificados según el ambiente (terrestre, marino, o artificial).

Los ecosistemas constituyen el espacio en el que los organismos pueden habitar y desarrollarse, aprovechando la materia y la energía presente en el ambiente. Allí, cada uno de estos se relacionará de manera alimenticia o trófica, es decir, en función de obtener nutrientes al alimentarse unos de otros.

El estudio de los ecosistemas en la biología ha permitido comprender el comportamiento de miles de organismos en su hábitat natural, generando aportes importantes para áreas de estudio como la veterinaria, la bioquímica veterinaria, e inclusive, la misma medicina.

Destacan igualmente aportes para comprender la producción de combustible, fibra, agua, y alimentos. El estudio del calentamiento global y múltiples problemas ambientales son también abordados a través de la ecología, rama de la biología que se dedica a la investigación especializada de los ecosistemas.

Ecosistema definición
  • Save
Ecosistema concepto

Acuático

Un ecosistema acuático es aquel que se desarrolla en un universo marino, por lo que sus cuerpos tanto vivos como materiales se constituyen en el agua, generando así un conjunto de especie y materia adaptado a las condiciones del mar. Bajo estas valoraciones, un ecosistema acuático puede estar formado por ríos, mares, océanos, lagunas, pantanos, etc.

Este tipo de ambiente destaca por ser uno de los ecosistemas más grandes, abundantes en flora y fauna, donde además es posible encontrar, desde una variedad de mamíferos marinos, microorganismos, formas vegetales hasta depredadores de gran tamaño. Toda una variedad de especies que habitan en el fondo del mar, las cuales no han sido siquiera estudiadas al 100%.

En términos más específicos, se sabe que apenas el 5% de todo el océano ha sido estudiado hasta el momento, lo que reduce a una evidente y mayoritaria porción de ecosistemas acuáticos por estudiar.

El estudio de los ecosistemas acuáticos ha sido clasificado en cuatro tipos de zonas en las que se realizan estudios ecológico-marinos:

  • Zona béntica: Se trata de la sección más profunda de todo el océano, la cual se ubica en espacios que no disfrutan de luz solar. Ello deviene en la presencia de especies marinas reducidas, las cuales presentan mecanismos singulares en lo que a su reproducción y supervivencia se refiere.
  • Intermareas: Son espacios que se caracterizan principalmente por conectar con el suelo firme. Estas zonas han sido una de las más estudiadas gracias al alcance y poca presión que suponen para las tecnologías empleadas el estudio especializado de dichas zonas.
  • Zona pelágica: En estos espacios se encuentra la mayor cantidad de especies, así como una amplia profundidad en la superficie del océano respectivamente.
  • Profundidad oceánica: En estas zonas, la luz solar apenas puede llegar, lo que reduce de manera importante la presencia de formas animales en las mismas. Se caracteriza por formarse de espacios silenciosos, los cuales requieren además de equipos especializados para poder ser alcanzados debido a la presión oceánica.

Terrestre

Un ecosistema terrestre es aquel que se conforma del suelo terrestre, pero también de los espacios aéreos. En este sentido, estará constituido por espacios como montañas, tundras, desiertos y selvas; ubicaciones en las que los organismos que albergan puedan alimentarse, crecer y reproducirse con las condiciones necesarias.

Un ecosistema terrestre puede llegar a presentar zonas con agua como precipitaciones, y en algunos casos, ríos. Sin embargo, no se llegará a presentar en la misma medida que en el caso de los ecosistemas acuáticos. Esto, según el grado de ausencia de agua, supondrá un problema para algunas de especies.

Se sabe que en este ambiente habita una gran variedad de animales tanto terrestres como voladores, pero también se pueden observar especies subterráneas, siendo estas tres las que típicamente se encontrarán en la superficie terrestre.

Su temperatura puede variar según la zona, así como la estación del año, por lo que cada especie habitará en el espacio según sus rasgos relativos a su temperatura corporal y su búsqueda de alimento. Todo esto dependerá de las características del tipo de ecosistema terrestre, las cuales se presentan a continuación:

  • Praderas: Son una de las más variadas en cuanto a su clima durante los cambios de estación. Tienden a presentar una vegetación disminuida, por lo que no son los espacios más abundantes en cuanto a especies animales.
  • Áridos: Debido a las altas temperaturas, y a la poca precipitación, suele tener una fauna muy específica, siendo esta la única capaz de habitar en tales condiciones. A pesar de las altas temperaturas, estas pueden cambiar drásticamente durante la noche.
  • Selváticos: Gracias a su abundante vegetación y amplitud, suelen presentar la mayor de la fauna terrestre. Destacan por presentar un clima cálido, con la humedad necesaria para el albergue de una variedad importante de especies y materia orgánica, lo que le convierte en la sección de los ecosistemas terrestres con más bióticos y abióticos.

Marino

La expresión ecosistemas marinos está referida específicamente a las zonas de los ecosistemas acuáticos comprendidos por agua salada. En esta línea, los ecosistemas marinos son todos aquellos espacios conformados por océanos, arrecifes, mares, etc. En contraposición a estos ecosistemas, se presentan los ecosistemas de agua dulce, los cuales, de manera conjunta, forman los ecosistemas acuáticos.

La concentración de sal en estos ecosistemas puede variar según su ubicación, mientras que su temperatura mantiene los mismos valores. Gracias a ello, habitan en este tipo de ecosistema, especies como focas, tiburones, ballenas, calamares, etc. También se presentan otro tipo de organismos como el plancton e, inclusive, las algas.

Mixto

Un ecosistema mixto es aquel en el que se observa una combinación de dos tipos de ecosistemas. Los más comunes son el acuático y el terrestre, donde se presentan especies que requieren tanto de un ecosistema acuático como terrestre para poder encontrar alimento, resguardarse y reproducirse. Las especies anfibias son uno de los ejemplos más típicos de estos ambientes.

Los ecosistemas mixtos atraen a una gran cantidad de mamíferos gracias a que en estos alberga una amplia variedad de semillas y vegetación. Animales como cocodrilos, tortugas y serpientes pueden encontrarse en este tipo de espacios. Igualmente, muchas especies voladoras requieren bajar a los suelos para alimentarse o reproducirse, por lo que habitan en ecosistemas mixtos.

Urbano

Es un ecosistema en el que habitan determinadas especies verdes y animales, junto a una variedad de microorganismos. Sin embargo, el humano se presenta como la especie predominante, pues se trata de un espacio totalmente moldeado a su estilo de vida, el cual se constituye de ciudades o pueblos, donde estos albergan de manera ordenada.

El proceso de supervivencia es relativamente similar a lo que se supone es el caso de otros ecosistemas, es decir, las especies deben encontrar su alimento, reproducirse, crear su refugio y desarrollarse correctamente. Los ecosistemas urbanos presentan una diferencia importante al resto, y ello no recae únicamente en sus edificaciones.

La cultura es uno de los rasgos más distintivos de estos ecosistemas. Se trata de una serie de creencias y tradiciones que definen la identidad y costumbres que un grupo determinado de personas posee. Estos rasgos pueden ser más visibles en algunos casos y otros no, lo que dependerá en gran medida del tipo de sociedad y su valoración sobre la cultura.

Frente a esto, un ecosistema, para considerarse urbano, solo requerirá de un universo edificado y una serie de estratos socioeconómicos. Se observará, en caso de satisfacer estas dos variables, un espacio constituido por humanos y animales, quienes vivirán en armonía e, inclusive, bajo una serie de normas donde podrán disfrutar de calidad de vida.

Ejemplos

Antes de hablar de ejemplos, es importante recalcar que los ecosistemas urbanos son todos aquellos espacios que el hombre ha construido para hacer vida. Es de esta manera que podemos encontrar algunos ejemplos como:

  • Central Park (New York): Un espacio en el que tanto humanos como animales pueden llegar a convivir. Se observa un espacio verde, conformado por diferentes especies animales, pero, a su alrededor, se pueden observar diferentes edificaciones donde los humanos habitan y se refugian la mayor parte de su tiempo.
  • Green Park (Londres): Un área donde puede observarse un abanico extenso de especies verdes, los cuales son visitados por cientos de personas ya sea para esparcimiento o curiosidad.

Rural

Los ecosistemas rurales son aquellos espacios de la naturaleza en donde los humanos habitan sin eliminar las características naturales de la zona. En este sentido, se trata de espacios con una fauna y biodiversidad importante, donde es posible encontrar edificaciones simples, pero suficientes como para dar albergue a una familia de personas.

Estas edificaciones no son tan abundantes como lo es en el caso de los ecosistemas urbanos, por lo tanto, se aprecia una menor densidad de población. Al mismo tiempo, se presenta un estilo de vida tranquilo, donde la mayoría de las personas emplean su tiempo en actividades como ganadería y cosecha.

Aunque es posible encontrar una gran variedad de ecosistemas rurales, existe un saldo cada vez más alto de familias que deciden emigrar a los ecosistemas urbanos. Esto se explica debido a la búsqueda del desarrollo e inserción en sociedades con mayores alcances tecnológicos, lo que, en otras palabras, no es más que la búsqueda de una mejor calidad de vida.

En oposición a esta premisa, la idea de vivir en ecosistemas rurales supone una menor exposición a la contaminación, así como un gasto reducido en el mantenimiento de los espacios. La idea de vivir en ambientes con estas características, pese a todo, sigue siendo seductora para una cantidad importante de personas.

De agua dulce

Los ecosistemas de agua dulce son una sección de los ecosistemas acuáticos, los cuales se diferencian de los ecosistemas marinos debido a que presentan un menor nivel de sal en sus aguas. Cuando se habla de un ecosistema de agua dulce, se refiere a zonas como pantanos, ríos, lagos, etc.

La existencia de estos ecosistemas es determinante para la supervivencia de la fauna y para los humanos. Poco más del 40% de anfibios y peces habitan en aguas dulces, y dependiendo de sus características, dichos ambientes se clasificarán de la siguiente manera:

  • Lénticos: Son acumulaciones de agua que no presentan un movimiento a corriente fuerte, por lo que se constituye de pantanos, estanques o embalses. Son denominados áreas de agua quieta.
  • Humedal: Áreas que se caracterizan por tener cantidades de agua acumuladas, a veces hasta saturadas. Este comportamiento llega a presentarse en determinadas estaciones del año.
  • Lótico: Estas zonas se caracterizan por un movimiento fuerte de la corriente del agua, por tanto, se incluyen aquí manantiales, algunos ríos y arroyos.

La salud de los ecosistemas de agua dulce se ha visto afectada en gran medida por la contaminación del agua, lo que ha comprometido de manera total la vida de más de 100 especies: un problema de gravedad exponencial, el cual cobra la vida de más especies con el avance del tiempo.

El principal de los factores contaminantes es el desecho de fluidos tóxicos y de productos no biodegradables. Sin embargo, se han implementado sistemas para el monitoreo de aguas dulces con la finalidad de regular cuanto sea posible los agentes contaminantes de todas estas áreas.

Natural

Un ecosistema natural es un grupo de cuerpos tanto bióticos como abióticos que coexisten en un espacio con ciertas características. Dicho espacio alberga a diferentes especies que, gracias a las condiciones del ecosistema en cuestión, pueden alimentarse, reproducirse y resguardarse de manera efectiva.

Los ecosistemas naturales constituyen gran parte del área del planeta Tierra, por lo que existe un abanico amplio de espacios formados únicamente por comunidades de seres y/o cuerpos orgánicos. Cabe destacar que este tipo de áreas se caracteriza por no haber sido intervenido por la obra humana.

Se presentan, en esta clasificación, espacios como islas, selvas, desiertos, tundras, campos verdes, abarcando toda una gama de organismos de todas las características y rasgos. Un universo repleto de muestras de vida únicas, capaces de habitar en espacios que cuentan con unas condiciones en específico.

Artificial

Los ecosistemas artificiales son lo opuesto a los ecosistemas naturales. En otras palabras, son espacios con características naturales que han sido manipuladas por la mano humana, por lo que sus condiciones pueden ser modificadas en cualquier momento. Un ejemplo muy representativo de un ecosistema artificial son los jardines.

Los espacios urbanizados también pueden ser denominados ecosistemas artificiales, ya que estos deben ser constantemente tratados por la mano humana a fin de mantenerse y no perder sus propiedades.

Es de esta manera que muchos ecosistemas artificiales forman parte de los ecosistemas urbanos, en general, con la finalidad de darle un aspecto relativamente natural a ciertos espacios. ya sean públicos o caseros.

Los ecosistemas naturales resultan mucho más fáciles de mantener en comparación con los naturales, un punto que favorece la creación de este tipo de áreas, las cuales pueden ser totalmente ajustadas a las preferencias de, en este caso, los usuarios.

Aéreo

Un ecosistema aéreo es un área conformada por agentes bióticos y abióticos capaces de mantenerse en el aire por cierto tiempo. Este tipo de ecosistema es considerado un ecosistema transitivo, ya que los animales voladores deben bajar al suelo para alimentarse, refugiarse, reproducirse, etc.

En la ecología, se afirma que el ecosistema aéreo no es más que un subconjunto del ecosistema terrestre, al tratarse de un espacio en el que ni las especies ni los cuerpos pueden habitar permanentemente. El área que constituye el ecosistema aéreo no es autosuficiente, y de manera conjunta, sus residuos no pueden reciclarse en el aire.

Por tal razón, existen ciertas diferencias en la descripción de los ecosistemas aéreos, específicamente, en su afirmación como un ecosistema de transición o, por el contrario, como un ecosistema independiente.

Más allá de esta discusión, es posible delimitar los ecosistemas aéreos como un espacio en el que habitan comunidades de animales y especies verdes que, gracias a sus rasgos, pueden mantenerse en el aire. Inclusive, estos han de realizar diferentes procesos biológicos en el espacio aéreo, aunque necesitarán descender, ya sea al suelo o el agua, para realizar diferentes tareas.

Abiótico

El término abiótico no está referido precisamente a un ecosistema, sino más bien a uno de los componentes más importantes que deben existir en el mismo. Esto se debe a que los abióticos son aquellos componentes no vivos que conforman el ambiente de un ecosistema, los cuales inciden en diferentes procesos de las especies como su reproducción, su alimentación y refugio.

Los abióticos son todos los agentes que determinan las condiciones ambientales, necesarias para la vida de los organismos pertenecientes a un ecosistema. En términos más específicos, los abióticos constituyen elementos como el agua, la luz, la temperatura, agentes químicos en el agua y en el aire, gases, desechos, etc.

La presencia de los componentes abióticos es imprescindible para la prevalencia de cualquier ecosistema. Esto, en conjunto con los componentes bióticos (explicados a continuación), permitirá que todos los organismos puedan coexistir de manera balanceada y plena en sus respectivos ecosistemas.

Uno de los ejemplos más importantes de componentes abióticos son el agua y la luz, dos elementos que, de no existir, afectarían totalmente la supervivencia de las especies. De esta manera, los abióticos participan en la formación y conservación de un ecosistema, aunque se conformen de elementos no vivos.

Antrópico

Un ecosistema antrópico es aquel espacio natural que ha sido tocado por la mano del hombre, y, por lo tanto, presenta componentes o desechos propios de la naturaleza humana. Uno de los ejemplos más típicos son los bosques o parques temáticos modificados para fines turísticos. Son espacios que, si bien no han perdido su esencia natural, han sido alterados.

El resultado, espacios naturales con una vegetación extraordinaria, es decir, con especies que naturalmente no formarían parte de dicho ecosistema. En este proceso, se presentan también agentes abióticos foráneos al área, como una mayor iluminación, una dotación de agua mayor a la natural, etc.

Uno de los aspectos más preocupantes de los ecosistemas antrópicos es el daño a los ecosistemas que tradicionalmente eran naturales, lo que no se debe precisamente a su transformación, sino a la presencia de desechos humanos, los cuales terminarán por afectar la vida de los agentes bióticos presentes en el ecosistema.

Biótico

El término biótico representa a todos los organismos vivos que habitan en un ecosistema, los cuales se clasifican en un amplio repertorio de especies animales, plantas y bacterias. Cada uno de estos presentará características fisiológicas que les permitirán coexistir en un área determinada. Gracias a ello, podrán reproducirse, alimentarse y desarrollarse en un ecosistema en específico.

La supervivencia de los agentes bióticos (organismos vivos) estará determinada por la presencia de los abióticos, recordando que este último conforma todos los elementos presentes en el ambiente, necesarios para la alimentación, reproducción y crecimiento de todos los seres vivos de un área. Los agentes bióticos también han de incluir a los seres humanos de un ecosistema.

Biotopo

El término biotopo es empleado para definir a un área o espacio delimitado por un conjunto de condiciones ambientales en específico. En ello deviene la presencia de ciertas especies que, gracias a dichas condiciones, pueden habitar en este espacio.

El biotopo se refiere precisamente a los agentes abióticos de un ecosistema, los cuales, en conjunto con la biocenosis (la cual se refiere a los bióticos), permitirán la distribución de especies de manera perenne en el determinado espacio, en este caso, denominado biotopo. Un biotopo se compone de los siguientes agentes:

  • Abióticos: Como ya se ha mencionado, son aquellos agentes del tipo químicos y físicos encargados de proveer las condiciones de vida necesaria a los organismos.
  • Sustrato: Comprende la superficie en la que todos los organismos circulan y transitan para realizar sus diferentes actividades.
  • Medio: Son todos los componentes o fluidos que convergen en el biotipo y abarcan a todos los seres vivos. Está comprendido, específicamente, por el aire y el agua.

Biocenosis

La biocenosis es el conjunto de especies que habitan en un determinado espacio conocido como biotopo. Comprende a todos los agentes bióticos de un ecosistema, es decir, todos los organismos vivos que habitan en este gracias a sus características fisiológicas.

La biocenosis, al tratarse de los componentes bióticos, abarca a las plantas, animales y bacterias de un ecosistema. Una diferenciación que, en términos ecológicos, se clasifica de la siguiente manera:

  • Zoocenosis: Referido a los animales.
  • Fitocenosis: Todas las plantas y/o especies vegetales.
  • Microbiocenosis: Son todos los organismos microscopios.

La biocenosis es también llamada comunidad biótica o ecológica, haciendo referencia a todas las formas de vida que convergen en un determinado hábitat gracias a sus rasgos fisiológicos y conductuales.

Comunicativo

Un ecosistema comunicativo hace referencia al universo de dispositivos que son empleados para crear enlaces de comunicación entre dos o más personas. Todas aquellas tecnologías permiten intercambiar información entre un receptor y un emisor forman parte de un ecosistema comunicativo.

En la actualidad, la tecnología de la comunicación ha experimentado un desarrollo importante, generando tecnologías cada vez más adaptadas a las necesidades de los usuarios. Lo que alguna vez habría sido el telégrafo, hasta lo que hoy por hoy se conoce como un teléfono o dispositivo inteligente, constituye el ecosistema comunicativo respectivamente.

Diversas áreas como la educación se han enriquecido gracias a los ecosistemas comunicativos, por lo que estos inciden de manera determinante, no solo en la comunicación, sino también en procesos como la realización de tareas, educación, intercambio de información, etc.

Costero

Un ecosistema costero es un tipo de ecosistema mixto, ya que se caracteriza por ser la intersección del suelo terrestre y el agua costera. Este tipo de áreas también recibe el nombre de ecosistema litoral o costanero, y en este se aprecia actividad tanto humana como natural, lo que determinará en gran medida el estado del agua, en términos ambientales.

En la ecología, se afirma que los ecosistemas costeros son uno de los más dinámicos, ya que se mantienen en el intercambio constante de energía y materia, lo que, en conjunto con su cualidad mixta, advierte un área frontera de gran movimiento entre dos tipos de ecosistemas.

La delimitación de estas zonas no suele estar marcada por factores ambientales sino más bien humanos, por lo que los límites de un ecosistema costero pueden variar según sea el caso de cada área en específico.

Cultural

Un ecosistema cultural son todas las relaciones que una sociedad mantiene con el medio ambiente. Estas relaciones, sostenidas únicamente por humanos, estarán mediadas a través de las diferentes tradiciones y creencias (cultura) que un grupo de personas practica gracias a las condiciones ambientales que le rodean.

Los ecosistemas culturales son estudiados a través de la ecología cultural, una corriente que se encarga de comprender los diferentes tipos de relaciones que una sociedad puede desarrollar con su entorno. Para ello, se valoran los aspectos tecnológicos, culturales y genéticos que pueden incidir en la relación que un grupo de personas creará con su ambiente.

El objetivo de la ecología cultural es comprender las relaciones que existen entre el ambiente y la cultura, específicamente, en la manera en que las sociedades logran adaptarse a determinados espacios para su pleno desarrollo. Su objeto de estudio son los ecosistemas culturales, los cuales le permitirán entender la respuesta cultural de una sociedad ante su entorno ambiental.

Digital

¿Qué es un ecosistema digital?

Cuando se habla de un ecosistema digital, se habla del universo constituido por el mundo digital, donde todo un ambiente conformado por marcas coexiste y ofrece una variedad de servicios. En este contexto, las marcas acceden al ecosistema digital para posicionarse y llegar a cuantos usuarios sea posible.

El adjetivo de ecosistema es empleado para referir una analogía con la ecología y la biología, en su estudio de los sistemas naturales, donde es posible encontrar una variedad de especies (en este caso las marcas), en un determinado hábitat.

El ecosistema digital ha sido creado por medio de Internet, y en este, los usuarios navegan a diario en la búsqueda de diferentes contenidos, servicios y/o productos. De esta manera, el ecosistema digital puede albergar toda una gama de marcas, diseñadas con la finalidad de solucionar las necesidades de sus clientes potenciales.

En la actualidad, el ecosistema digital es empleado como un enlace entre el usuario y una marca, de modo que muchos de sus objetivos se han orientado a satisfacer esta relación. Al respecto, los objetivos del ecosistema digital son:

  • Fomentar la compra o suscripción.
  • Generar interacción entre los usuarios.
  • Aumentar el tráfico que un sitio posee.
  • Fidelizar a los clientes hacia una marca.
  • Mejorar el alcance de una empresa o marca.
  • Extender la información.

Desértico

El ecosistema desértico es una superficie que se caracteriza por un clima árido y una amplia extensión de arena. Este tipo de área son tradicionalmente asociadas con espacios donde no hay abundante vida animal o vegetal. Sin embargo, existe un grupo biótico que puede habitar en estos ecosistemas gracias a que pueden adaptarse a sus condiciones de vida.

La temperatura suele estar muy alta en horas del día, lo que cambia por completo en horas de la noche, ya que puede llegar a bajar significativamente. Debido a las altas temperaturas, es difícil encontrar agua en estos ecosistemas, por lo que solo los organismos especializados pueden sobrevivir en los ecosistemas desérticos.

El ecosistema desértico alberga mayormente especies reptiles, así como insectos y aves. En algunas ocasiones, pueden observarse conejos y hasta felinos como gatos monteses. Estas especies son capaces de protegerse ante la luz solar, mayormente cavando en la tierra para hacerse de temperaturas más bajas.

Emprendedor

Un ecosistema emprendedor es un espacio en el que un conjunto de proyectos y/o empresas pueden crear nuevas propuestas y enlaces entre sí, lo que fomentará la creación de nuevos pasos para la obtención de nuevas empresas. El ecosistema emprendedor tiene como finalidad desarrollar nuevas ideas que puedan resultar innovadoras para un mercado y generar capital.

Existen elementos básicos que se requieren para la consolidación un ecosistema emprendedor. El primero de estos es la cultura emprendedora, donde son estimuladas aquellas actitudes, saberes y técnicas que les permitirán a las personas crear y desarrollar su faceta emprendedora. El segundo de estos elementos es el potencial humano, requerido para crear rentabilidad y capacitación.

El tercero es el capital, el cual se traduce en la disponibilidad económica que los que conforman el ecosistema emprendedor poseen para invertir en sus proyectos. En cuarto lugar, se presenta la organización de apoyo, la cual se trata de organizaciones capaces de ofrecer herramientas para el asesoramiento y orientación de quienes participan en emprendimientos.

Los ecosistemas emprendedores poseen una visibilidad institucional, es decir, una imagen y una marca en la actualidad. Estados Unidos es el país con la mayor cantidad de ecosistemas emprendedores.

De agua salda

Los ecosistemas de agua salada son otra de las denominaciones que reciben los ecosistemas marinos. En este sentido, se constituyen por mares y océanos, aunque también por arrecifes. Como su nombre lo indica, se diferencian de los ecosistemas de agua dulce por el grado de sal que abundan en estos.

Sin embargo, el nivel de sal puede variar según el área, aunque siempre será mayor frente a los ecosistemas de agua dulce. Estas áreas abarcan más del 95% de la reserva de líquido que posee el planeta, por lo que conforma diferentes espacios como lo son las praderas marinas, marismas salinas, corales, manglares, etc.

Forestal

Un ecosistema forestal es un área constituida y caracterizada por la presencia abundante de árboles, los cuales forman la mayor parte del paisaje, en conjunto con diferentes especies tanto animales como microbios. Adicional a los árboles, destaca la presencia de otras especies verdes, por lo que los ecosistemas forestales no se constituyen únicamente de árboles.

Este tipo de ecosistema es uno de los más variados, ya que puede constituirse de un repertorio de árboles según cada caso, los cuales, a su vez, pueden mostrar diferencias importantes en cuanto a su edad, composición, estructura y especie. Esto, en conjunto con la gran variedad de plantas que se les caracteriza, lo define como un espacio integrado de múltiples especies verdes.

Los suelos de los ecosistemas forestales son ricos en nutrientes y agentes abióticos, los cuales facilitan la vida de cientos de especies animales, por lo que este tipo de ecosistema es uno de los más habitados por un abanico de especies.

Ecosistema financiero

Un ecosistema financiero es un conjunto de organizaciones, mercados y medios que, a través de sus operaciones conjuntas, permiten que el ahorro de los prestamistas pueda llegar hacia los agentes prestatarios. Dicho de otro modo, es el grupo de instituciones u órganos del tipo financieras encargadas de llevar el ahorro a quienes demandan créditos respectivamente.

En este sentido, el ecosistema financiero incidirá en el mercado de capitales ya sea de un estado o un país, al constituirse de las normativas, aplicaciones, leyes e instrumentos propios del mercado del dinero.

Ecosistema fintech

Es un ecosistema que se encarga de facilitar las competencias y colaboraciones en empresas de servicios financieros, lo que le permite estimular la economía de un país. A través de ello, ha logrado: incidir de manera positiva en el desarrollo de nuevas tecnologías para el área financiera, fomentar la inclusión financiera y crear servicios digitales para la misma.

Uno de los ejemplos más importantes entre los servicios digitales son las formas de pago electrónico, entre los que destacan el uso de las criptomonedas, el consumo y venta de servicios a través de medios digitales (comercio digital) y la creación de base de datos para una sincronización más rápida en los sistemas de pago.

El término fintech hace referencia a un grupo de empresas que logran adaptar sus sistemas financieros a nuevas tecnologías, lo que le permite potenciar cualidades como eficiencia, rapidez y comodidad en lo que a transacciones electrónicas se refiere.

Humanizado

Un ecosistema humanizado es, al igual que un ecosistema artificial, un ambiente en el que las condiciones abióticas están controladas por completo por la mano humana. Típicamente, actividades como la hidratación de los espacios, la iluminación, y la alimentación son llevados a cabo por personas, lo que los convierte así en ecosistemas humanizados.

Las zonas de cultivo son, por ejemplo, un ecosistema humanizado. Un zoológico es también otro ejemplo representativo de este concepto. Muchos de estos ambientes forman parte de los ecosistemas urbanos, insertados con la finalidad de aportar una esencia natural, pero al mismo tiempo lo más controlada que sea posible.

Homeostasis

La homeostasis ecológica consiste en la retroalimentación que ocurre entre dos o más medios naturales y/o ecosistemas, los cuales hacen posible que tanto los agentes bióticos como abióticos puedan mantener un balance en su hábitat. Este fenómeno permite un balance en el ecosistema, haciendo posible la vida de las especies de manera correcta.

En términos de una alimentación trófica, la homeostasis logra que las presas puedan vivir plenamente en su hábitat, donde serán posteriormente cazadas por sus depredadores. En torno a ello, la homeostasis participa en el orden natural de la cadena alimenticia de las especies animales.

Este proceso participa en el equilibrio que debe existir en las comunidades naturales, permitiendo que estas puedan prevalecer frente a la presencia de diferentes amenazas como lo son los desastres naturales o la mano del hombre. La efectividad en la conservación de un determinado ambiente dependerá de la madurez de su ecosistema.

Hídrico

Un ecosistema hídrico es aquel que se refiere, de manera equivalente, a un ecosistema acuático. En palabras más precisas, es un ambiente conformado por agentes bióticos y abióticos del tipo acuáticos.

Es muy importante acotar que, así como en el caso de los ecosistemas acuáticos, los ecosistemas hídricos también abarcan tanto a los medios de agua salada como los de agua dulce.

En este sentido, abarcan el 100% del área hídrica en todo el planeta, constituyéndose, inclusive, como el ecosistema más amplio que posee el planeta tierra.

Ecosistema industrial

Un ecosistema industrial es un conjunto de sistemas de producción de magnitud industrial, los cuales se encuentran conectados entre sí, obteniendo un intercambio de subproductos, facilitando la producción manufacturera gracias a la obtención eficiente de materia prima.

De esta manera, son también gestionados los residuos que se originan durante los procesos productivos, de modo que estos puedan ser direccionados a sus respectivas áreas para su reciclaje o adecuada destrucción.

El ecosistema industrial es un término empleado para referir los enlaces que sostienen los complejos de producción industrial.

Insular

Un ecosistema insular se ubica en una isla, donde determinadas especies mayormente del tipo endémicas, habitan y se desarrollan.

Una especie endémica es aquella que solo puede habitar en un espacio geográfico cuyas condiciones no se asemejan a las del resto, por lo que habita la mayoría de su vida en esta área en específico.

Es por ello que los ecosistemas insulares son de vital importancia, ya que constituyen espacios para el hábitat de biodiversidad que ha logrado distribuirse y reproducirse en este tipo de áreas únicamente.

De hecho, estas especies no poseen mecanismos de defensa muy efectivos, puesto que han evolucionado en espacios sin depredadores potenciales.

Esta cualidad los hace mucho más vulnerables ante la presencia, no solo de depredadores, sino también de la obra humana. Los desastres naturales pueden también suponer un problema para su misma supervivencia inclusive.

En este sentido, los ecosistemas insulares son espacios de conservación de una flora y fauna en específico.

Jungla

Una jungla es un ecosistema que no debe confundirse con el bosque, ya que la primera supera al segundo en densidad y profundidad.

El término jungla es una manera coloquial de referirse a una selva, la cual además suele ser impenetrable, presentando un clima lluvioso y cálido, dependiendo de la estación del año.

El ecosistema jungla es un espacio en el que abunda una variedad de plantas herbáceas, árboles, maleza, lianas y enredaderas.

En comparación con el bosque, la selva presenta una mayor biodiversidad, siendo uno de los espacios naturales de mayor fauna y flora después de las zonas acuáticas.

Existe una diferenciación importante entre lo que podría decirse es el uso de la palabra jungla con respecto a selva.

En algunos contextos, la palabra jungla se usa para referir las zonas periféricas de la selva, es decir, las que se encuentran en sus puntos más externos, mientras que la selva, precisamente la selva tropical, representaría el área más interna del conglomerado de árboles.

Ecosistema kárstico

Un ecosistema kárstico es un espacio que se caracteriza por la formación de piedras que han sufrido erosión a causa del contacto con el agua.

El término kárstico o karst proviene de Karst, nombre empleado para referir un conjunto de áreas presentes entre Eslovenia e Italia, las cuales presentan una gran cantidad de zonas con este fenómeno.

Las condiciones del agua, normalmente filtradas a través de las rocas, las disuelven hasta presentar una apariencia caliza. También se pueden encontrar rocas evaporitas, cuarcitas y dolomitas.

Estas reacciones se han formado en la mayoría del tiempo debido a la acumulación de componentes desintegrados y solubles, generando la apariencia conocida como karst.

El atractivo visual de este tipo de relieve es investigado por expertos en el área, lo que ha dado lugar a las llamadas ciencias de los karts, las cuales se encargan de comprender la formación de este tipo de fenómenos naturales.

Lótico

Un ecosistema lótico es un ecosistema acuático, el cual se caracteriza por un movimiento unidireccional de sus aguas, diferenciándose de los ecosistemas lénticos, donde el agua se mantiene estancada, o con un movimiento lento.

Este tipo de áreas está comprendido por zonas como ríos, manantiales, arroyos, etc.

La orientación del mar estará determinada por el cuerpo, es decir, por agentes como la profundidad, el caudal y la pendiente. Pero esa no es la única característica, ya que se le puede diferenciar gracias a:

  • Agua con opacidad: Explicado debido al significativo contenido en bacterias, arcillas, barro que estas pueden haber adquirido durante su recurrido bien sea por el caudal y la pendiente respectivamente. Dependiendo del grado de turbidez, el agua será más transparente o más opaca. Mientras más turbia, más difícil será ver a través de esta.
  • Concentración de oxígeno: Esto se debe principalmente a la presencia de gases atmosféricos, los cuales se presentan en las zonas de mayor movimiento de agua, donde la temperatura desciende significativamente, lo que explica el alto contenido en oxígeno que esta posee.
  • Gran biodiversidad: Estos ecosistemas presentan una variedad de especies que oscilan entre peces, insectos e inclusive algunos mamíferos.

Laboral

El ecosistema laboral comprende todos aquellos procesos que tienen lugar en una empresa o área de trabajo, los cuales, de manera conjunta, permiten la realización y cumplimiento de todas las tareas por atender.

La conceptualización del ecosistema laboral sugiere que debe existir una articulación de todos los procesos implicados en un equipo de trabajo.

Solo así será posible generar resultados óptimos, capaces de aproximar a la empresa o grupo de trabajo a los objetivos planteados de manera exitosa.

No debe confundirse con ambiente laboral, ya que este consiste en el espacio en el que los empleados de una empresa desempeñan sus tareas, mientras que, el ecosistema laboral se refiere a todos los procedimientos implícitos en dicho espacio.

Los ecosistemas laborales pueden variar de acuerdo a las tareas que la empresa deba atender según el servicio y/o producto que genere. De esta manera, las instancias del ecosistema laboral estarán determinadas según el tipo de empresa, es decir, de las operaciones que realiza, y de la manera en que opera.

Microbiano

Un ecosistema microbiano es aquel que se constituye por bióticos y abióticos de tamaño microscópico, en este caso, de especies y factores microbianos.

Son estudiados por la ecología microbiana, una rama de la ecología que se encarga de analizar el comportamiento de los microorganismos en sus ecosistemas naturales.

El ecosistema microbiano puede encontrarse tanto en agentes bióticos como abióticos, es decir, en organismos vivos como en superficies o elementos como el agua y la tierra.

Su papel es de suma importancia para la vida en el planeta, ya que participan en la conservación de, por ejemplo, alimentos naturales que permiten que otras especies puedan consumirlos.

Mediático

El ecosistema mediático es un conjunto de ideas, narrativas, planteamientos, propuestas y premisas que constituyen un cuerpo de pensamientos que existe en un grupo de personas o sociedad.

Es un bloque de significados y saberes que converge en al menos dos personas, las cuales elaboran constantemente sus ideas a fin de desarrollarlas en mayor medida.

Cuando se habla de un ecosistema mediático, se refiere a todos aquellos procesos reflexivos que un conjunto de personas ha moldeado con el paso del tiempo.

Procesos reflexivos que han dado lugar a una diversidad de pensamientos que dan paso a nuevas ideas y consideraciones acerca de uno o más temas en específicos.

Podría decirse que el avance tecnológico, específicamente, en las tecnologías de la comunicación, ha reforzado el crecimiento de los ecosistemas mediáticos. Esto, debido al cada vez más fácil acceso a la información que personas en todo el mundo pueden disfrutar.

Social

El ecosistema social comprende a un grupo de personas que habitan en un espacio determinado, las cuales se encuentran interrelacionadas de alguna manera, ya sea de forma directa o indirecta.

Habitan en espacios acondicionados, donde diariamente realizan diferentes tareas de cara a sus necesidades.

El ecosistema social según el Marketing

La definición de un ecosistema social puede variar significativamente según el enfoque empleado.

En este sentido, el marketing define a un ecosistema social como un entorno digital en el que un universo de marcas, negocios o empresas invierten esfuerzos para hacerse de presencia en un mercado ahora digital.

Su finalidad, aumentar el alcance de sus proyectos en formato digital, lo que pudiera incidir directamente en sus ventas, y de esta manera, en el éxito de su negocio.

El ecosistema social, en este contexto, incluye desde sitios web, hasta las redes sociales, es decir, todo espacio digital en el que una marca pueda tener presencia e interacción.

Ecosistema Sostenible

Un ecosistema sostenible es aquel que puede producir y reciclar todos los elementos que necesita, logrando sustentarse de manera autónoma a lo largo del tiempo. Estos pueden evolucionar de manera propia, sin la necesidad de agentes externos.

La principal fuente de energía de los ecosistemas sostenibles se origina en la luz solar, propiamente, de los rayos ultravioleta. Gracias a ello, las plantas pueden llevar a cabo la fotosíntesis, aprovechando la recepción del calor solar.

Esto favorece la producción de alimentos naturales, y en tal sentido, la alimentación de los organismos que dependen de este tipo de elementos.

qué es un ecosistema sostenible
  • Save
Qué es un ecosistema sostenible

Fuentes

1. (2019). What is a digital ecosystem. SearchCIO. Recuperado de: https://searchcio.techtarget.com/definition/digital-ecosystem
2. (2021). Ecosystem. Wikipedia. Recuperado de: https://en.wikipedia.org/wiki/Ecosystem
3. Gast, C. (2017) Definition of an Aquatic Ecosystem. Sciencing. Recuperado de: https://sciencing.com/definition-aquatic-ecosystem-6307480.html
4. (S/F). What is microbial ecology?. Isme. Recuperado de: https://www.isme-microbes.org/what-microbial-ecology
5. (S/F). What is a Desert Ecosystem Conserve Energy Future. Recuperado de: https://www.conserve-energy-future.com/desert-ecosystem.php

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273