Categorías
Navidad

Decoracion navideña, origen; pesebre

Vamos a hablar sobre la decoración navideña y el origen de dichos elementos, empecemos .

Alumbrado navideño

La iluminación navideña rescata la tradición cultural de muchos pueblos que le asignan un valor simbólico a la luz.

Hay sectores y personas que hacen arreglos luminosos muy bellos, haciendo alarde, gala y derroche de su colorido y de electricidad. Por ejemplo ya es clásico (desde 1933) que el alcalde de Nueva York enciende cada año las luces del árbol de navidad del Rockefeller Center. O que en la Römer Platz de Frankfurt (Alemania) se instale cada año el mercado de navidad alumbrado por miles de bombillas. O así mismo es ya esperado y conocido el mercado navideño emblemático que se instala en la Grande Place junto a un gran árbol navideño. Y qué decir el encendido en Francia de las galerías Lafayette

En occidente, ¿Cuándo comenzó la costumbre de iluminar edificios y calles para celebrar las fiestas? Todo indica que esta tradición de iluminar edificios y calles se remonta a los primeros siglos de la era cristiana, usando las luces rudimentarias a su alcance cual lo eran las teas, antorchas y velas. Pero nuestro concepto actual de iluminación navideña con luz eléctrica arranca en 1882 tres años después de que Tomás Alba Edison presentara su bombilla incandescente, cuando en Estados Unidos ya se presentaran alumbrados navideños. Al comienzo los modelos eran sencillos pero luego de los años 70 llegan los modelos intermitentes, coloridos y de mayor eficacia cromática.

Las ciudades de Occidente a Oriente se iluminan desde el otoño pero es en el note de Europa donde la tradición del alumbrado por estas fechas está más arraigado, aun antes de existir nuestra noción de navidad. Los nórdicos celebraban mucho antes de esa fecha cristiana el solsticio de invierno para darle alegría y luz a los gélidos y oscuros inviernos.

Pero este derroche luminoso cuesta mucho. El alumbrado navideño no solo genera facturas de electricidad costosísimas, también altera la biodiversidad, desperdicia de alguna manera la energía, contribuye a la inseguridad vial y a algunas personas les afecta el sueño[1]. A diciembre de 2005 se calculaba que occidente gasta 5.000 millones de euros en luz por navidad. Una cifra a considerar.

Sea pues este un llamado a la cordura, para ahorrar energía y emplear hasta donde sea posible, focos y luces que no desperdicien nuestra energía, de tal forma que esta iluminación navideña no sea de las últimas que podamos tener e nuestra existencia.[2]

[1] Luego, no nos digamos mentiras, generan contaminación.

[2] Bibliografia consultada:

Otero Luis. A toda bombilla. Revista Muy interesante, Diciembre del 2005, Número 295. G y J ediciones, Madrid.

[adsense_id=»1″]

Ahora sigamos en nuestro recorrido por la decoración navideña.

Pesebre

El pesebre (en Catalán Pessebre, en portugués Presépio y en italiano, Presepe) hace parte de los elementos imprescindibles en la decoración navideña de todo hogar occidental. Rastreemos hasta donde es bíblica su implementación.

El evangelio de Lucas capítulo dos, versículo siete habla de un pesebre, término traducido del griego φάτνη, fátne, que a su vez proviene de πατέομαι, patéomai (comer); comedero (para forraje):-pesebre. Tenemos a unos ingenuos pastores cumpliendo su labor habitual, cuando aparece un Ángel a contarles del nacimiento de Jesús en Belén y luego los deja sin contarles cómo llegar hasta el pesebre justo o la dirección precisa para llegar hasta allí y mucho menos sugiriéndoles que se orientaran por la estrella de navidad que inventó Mateo.

Obviamente para Lucas tampoco hubo reyes magos, eso fueron, de igual forma, habladurías de Mateo[1]. Para Lucas había que implementar ritos y fábulas creíbles dentro del Imperio puesto que era a ellos a quienes aspiraba convencer con su mensaje. Esto de la aparición del ángel y los cánticos celestiales no era nuevo. Cuando nació Buda (c. 565 a. C.) la tierra tembló, oleadas de lluvias perfumadas y de flores de loto cayeron de un cielo mientras los devas (divinidades resplandecientes) tocaban sus instrumentos y cantaban. Cuando nació Krisna, todo el mundo oía los cantos de los mensajeros celestiales aunque nadie los vio; aquí también hubo pastores llevando felicitaciones y regalos al recién nacido.

Durante el nacimiento de Confucio (551 a. C) irrumpieron dos dragones en el aire por encima de su casa durante el parto y hubo a su vez música armoniosa que llenaba los aires y una voz exclamó desde el cielo: «Éste es el hijo del cielo, el divino infante, y es por él por lo que la tierra vibra en melodioso acorde.» Las anteriores eran tradiciones paganas surgidas en un contexto agrario. El asunto radica que todo esa tierna escena del asno y el buey adorando y calentando gentilmente al niño Jesús no está en ninguno de los Evangelios canónicos, sí, esos que los mismos genios de la iglesia declararon como las escrituras a seguir, ese cuento viene del evangelio apócrifo llamado Pseudo-Mateo, capítulo XIV[2]; los animales eran comidilla de las tradiciones paganas antiguas a la hora de poner a nacer a algún gran personaje, los cristianos no podían quedarse atrás, así hubiera que forzar los contextos de los pasajes sobre los cuales harían citas y justificaciones. Me explico. Los cristianos trataban todo el tiempo de validar sus actuaciones recurriendo a citas del Antiguo testamento que no venían al caso por cuanto estas se cumplieron en un entorno concreto pasado. Para el caso, emplearon la traducción de los Setenta o la Septuaginta, que en Habacub 3:2 decía: “Señor he oído tu oída, y temido; considerado tus obras y asombrádome. En medio de dos vivientes serás conocido cuando se lleguen los años serás conocido, cuando llegue el tiempo, te manifestarás; cuando se turbare mi alma, de misericordia te acordarás.”[3] En traducciones más antigua de la misma hablaba de dos animales. Esta traducción ha sido desechada por las demás versiones.[4]

Pero como si fuera poco, echaron mano de otro pasaje, ahora de Isaías 1:3 que dice: (JER) Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no discierne.

Como solo les convenían las primeras líneas, pues esas fueron las que tomaron.

Palabras más, palabras menos, señor(a) (ita) lector (ra), si usted es de los que cree que hacer pesebres en navidad corresponde al más estricto sentido del Evangelio, lamento decirle que usted está siguiendo una tradición pagana disfrazada de sagrada.[5]

[1] Quien tiñendo de orientalismo populachero su discurso aspiraba a convencer a su público objetivo.

[2] «El tercer día después del nacimiento del Señor, María salió de la gruta, y entró en un establo, y depositó al niño en el pesebre, y el buey y el asno lo adoraron. Entonces se cumplió lo que había anunciado el profeta Isaías: «El buey ha conocido a su dueño y el asno el pesebre de su señor.» Y estos mismos animales, que tenían al niño entre ellos, lo adoraban sin cesar. Entonces se cumplió lo que anunció Habacuc: «Te manifestarás entre dos animales.» Y José y María permanecieron en este sitio con el niño durante tres días.»

[3] La sagrada biblia, versión de la Septuaginta al Español (prbo. Guillermo Jüneman)

[4] Por ejemplo, la biblia de Jerusalén (1976): ¡Yahveh, he oído tu fama, tu obra venero, Yahveh! ¡En medio de los años hazla revivir en medio de los años dala a conocer, aun en la ira acuérdate de tener compasión!

La Reina Valera (1960): Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, En medio de los tiempos hazla conocer; En la ira acuérdate de la misericordia.

La King James: O LORD, I have heard thy speech, and was afraid: O LORD, revive thy work in the midst of the years, in the midst of the years make known; in wrath remember mercy.

NADA DE ANIMALES.

[5] Bibliografia consultada:

RODRIGUEZ Pepe, Mentiras Fundamentales de la Iglesia Católica, Barcelona Ediciones BSA, 1997.

Arbol de navidad

Y para cerrar nuestro tema de Decoración navideña, hablemos un poco del arbol de navidad.

El arbol de navidad, es el tema que ronda mi cabeza.

Resulta que como símbolo cristiano el árbol de navidad se remonta a una leyenda medieval según la cual Adán, antes de fallecer, envía a su hijo Set a la puerta del paraíso para pedir aceite del árbol de la vida, pero él solo logró una rama seca y la promesa que esta sanaría a la especie humana.Al regresar Set, su padre había muerto, entonces decide sembrar la rama seca en su tumba; dicha rama retoñaría en un gran árbol, de la cual se haría la cruz de Jesús en su  momento.

Pero la costumbre de adornar los árboles se remonta al siglo VIII cuando Bonifacio es enviado a Germania para que convirtiese a los paganos. El monje, perspicaz se dio cuenta que ellos invocaban a sus dioses bajo los árboles y allí les dejaban presentes. En una noche de navidad, lo germanos iban a inmolar a un pequeño niño debajo de un árbol.Enojado, Bonifacio cortó el tronco, pero este retoñó instantáneamente…emotivo y supersticioso como pudieron ser los religiosos de la edad media, vió en esto el símbolo de la nueva vida encarnada en Jesús. Había que suspender los sacrificios humanos; salvó al niño y de paso obtuvo una masiva conversión de los sencillos germanos. A partir de ahí los abetos empezaron a ser adornados.

El arbol de navidad llegó a América con los soldados germanos que apoyaban al ejército británico durante la guerra de independencia americana. Desde allí se extendió a todo el continente.

El arbol de navidad, un simbolo difuso, extraño pero romántico a la vez.

 

Colores tradicionales

Los colores tradicionales de la navidad son el verde pino,el blanco como la nieve y el rojo como el corazón.

El azul y el blanco también se suelen usar como símbolo del invierno; los colores oro y plata también son habituales así como toda la gama de colores metálicos.

Iconos típicos

Algunos íconos típicos de este tiempo navideño son: el niño Jesús, Santa Claus y la estrella de Belén.

Algunos símbolos infaltables pero aludiendo más al inverno son: copos y muñecos de nieve, carámbanos, pinguinos y hasta osos polares.

Plantas

Algunas plantas, a lo largo del tiempo, han adquirido asociaciones culturales en el imaginario poplar. Es así el caso de la llamada Flor de pascua, una planta proveniente de Mexico; algo semejante sucede con: el acebo, el muérdago,la hiedra y el llamado cactus de navidad.

Las coronas de flores, las guirnarldas usando hojas perennes y bayas también suelen ser frecuentes.

Aire libre

Al aire libre los elementos decorativos navideños pueden ir desde muñecos de nieve hasta faroles y todo tipo de arreglos con iluminaciones.

Otros

Otros tipos de elementos decorativos para esta temporada pueden consistir en campanas, velas, bastones de caramelo, medias, guirnaldas y ángeles. Hay denominaciones religiosas que representan en vivo el pesebre.

Temporada

Los arreglos navideños se suelen empezar a mostrar desde principios de Diciembre, en países como Estados Unidos, mientras que en Gran Bretaña las luces de navidad se conectan desde Noviembre.

En Estados Unidos muchos asocian el comienzo de la temporada navideña justo después del día de Acción de gracias, mientras que otros asumen que esta comienza un día después de halloween.

En la mayoría de países latinoamericanos en navidad se dan regalos, mientras que en España los regalos se reservan para la festividad de los reyes magos, que suele ser el 6 de enero. En la ortodoxia oriental cae el 7 del mismo mes.

Por lo general los adornos navideños se dejan puestos por lo menos hasta el comienzo del siguiente año.

Lo anterior no obsta para que en algunas latitudes del mundo se preserven hasta el 2 de febrero cuando se celebra la presentación de Jesús en el templo (Candelaria).

Ediciones: 2009, 2011,2012 y noviembre 2013; revisiones 2014-18.

Ver también: Historia de la navidad

Language: Español