Categorías
concepto

Adulterio en la Iglesia Católica

Adulterio en la Iglesia Católica: ¿Qué se considera adulterio en la Iglesia Católica?; Penitencia, Castigo; ¿Se perdona el adulterio en la iglesia católica? Pecado mortal

Adulterio en la Iglesia Católica: ¿Qué se considera adulterio en la Iglesia Católica?; Penitencia, Castigo; ¿Se perdona el adulterio en la iglesia católica? Pecado mortal
  • Save
Adulterio en la Iglesia Católica: ¿Qué se considera adulterio en la Iglesia Católica?; Penitencia, Castigo; ¿Se perdona el adulterio en la iglesia católica? Pecado mortal

La Iglesia Católica, también conocida como la Iglesia Católica Romana, es la iglesia cristiana más grande. Los católicos siguen el camino mostrado por Jesús. Según la enseñanza católica, la infidelidad conyugal es un crimen atroz contra Dios. Dios ha creado la relación sagrada del matrimonio. Nadie puede intervenir y destruir estos lazos sagrados.

¿Es el adulterio un pecado mortal? ¿Los adúlteros son castigados en la iglesia o cuáles son las enseñanzas de la Iglesia Católica?

En este artículo, discutiremos la Iglesia Católica en breve.

¿Qué se considera adulterio en la Iglesia Católica?

La Iglesia Católica sigue las enseñanzas de Jesucristo. Varios versículos muestran que el adulterio está altamente condenado y prohibido en la Iglesia Católica. Estos versículos consideran el adulterio un gran pecado y una violación de la ley de Dios.

El nuevo testamento y uno de los diez mandamientos prohibía el adulterio.

Éxodo 20:14, uno de los diez mandamientos describe: «No cometerás adulterio».

Génesis 20:9 describe el adulterio como un gran pecado.

Según la Iglesia Católica, si dos personas se involucran en relaciones sexuales y una está casada con otra persona, ambas cometen adulterio.

Los católicos creen que el matrimonio es un vínculo sagrado creado por Dios, y aquellos que destruyen estos vínculos matrimoniales son pecadores. Cualquier cosa que conduzca al adulterio es un pecado, incluso mirar a alguien con los ojos llenos de lujuria. El adulterio no solo erosiona un matrimonio; pero también impacta negativamente en la salud mental del niño.

Éxodo 20:13-14, Levítico 20:10 declaran los tres pecados que deben evitarse:

  • Idolatría
  • Asesinato
  • Adulterio

Así, la iglesia católica condena el adulterio como pecado. Los católicos alientan a quienes cometen pecados graves a realizar los sacramentos de la penitencia para absolver de su pecado.

Penitencia en la Iglesia Católica

El Sacramento de la Penitencia es un don de Dios para redimir nuestros pecados y reconciliarnos con Dios. Según la enseñanza católica, una persona puede ser absuelta de sus pecados mediante la confesión.

El proceso de confesar el pecado ante el sacerdote y pedir el perdón de Dios se llama penitencia. La penitencia es un acto de automortificación realizado deliberadamente para mostrar culpa y remordimiento por el pecado.

Un católico debe arrepentirse y confesar todos sus pecados, ya sea desde la última confesión o después del bautismo.

El adulterio viola gravemente la ley de Dios. Un hombre y una mujer son una sola carne y fueron diseñados por Dios. Al cometer adulterio, le ha dado a otra persona algo que pertenece únicamente a su cónyuge.

Cuando cometes adulterio, la gracia de Dios dentro de ti muere y destruye la unión con Dios. Serás castigado eternamente por tus actos.

Dios es lleno de gracia y misericordia; cuando un pecador viene a Dios y confiesa su pecado, Dios le da la oportunidad de arrepentirse.

El sacerdote representa a Cristo en la tierra. Los sacerdotes os juzgan y os perdonan en nombre de Cristo y os absuelven de vuestros pecados.

La confesión debe ser sincera y con remordimiento. Los sacerdotes te juzgan y determinan si tu confesión es sincera o no.

Cuando una persona confiesa su pecado a los sacerdotes, el sacerdote absuelve al pecador diciendo: «Te libero de tu pecado, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo».

Castigo por adulterio en la iglesia católica

Según las enseñanzas católicas, el adulterio es un pecado grave. El matrimonio une a dos almas durante toda su vida. Aquellos que cometen adulterio y cruzan la línea de su vínculo matrimonial son grandes pecadores. El Antiguo Testamento reconocía la pena capital por adulterio. Pero el Nuevo Testamento declara que Jesús es misericordioso y perdona a los pecadores que se arrepienten verdaderamente (Juan 8:3).

La iglesia no castiga a nadie, pero un pecador puede romper su unión con Dios. Se les niega la sagrada comunión.

Reciben el castigo eterno y temporal. El pecador es castigado según las leyes divinas y sepultado en el fuego del infierno. Aunque no reciban castigo en la iglesia, soportarán las consecuencias espirituales.

Además, los católicos creen que ningún pecado es imperdonable. Si te arrepientes de tu pecado sinceramente, puedes recibir la gracia y la misericordia de Dios.

¿Está perdonado el adulterio en la iglesia católica?

El adulterio es un pecado mortal según las enseñanzas católicas. Es uno de los tres actos que deben evitarse en cualquier condición; adulterio, idolatría y asesinato.

Pero, ¿se perdona el adulterio en la iglesia católica?

La respuesta es: ‘Dios perdone a los que verdaderamente se arrepientan’.

Jesús está lleno de misericordia y amor. Aunque, todo pecado es perdonable en la corte de Dios si alguien se arrepiente de verdad.

El Sacramento de la Penitencia es una manera de absolverse del pecado capital del adulterio. Cualquier persona puede redimir su pecado, aunque sea grave, una confesión hecha ante un sacerdote y pidiendo el perdón de Dios.

Los sacerdotes juzgarán y determinarán la sinceridad de tu confesión. Si tu confesión es sincera y muestra la voluntad de arrepentimiento, el sacerdote te absolverá de tu pecado a través de las palabras de Dios. Aunque el adulterio es un pecado imperdonable, el arrepentimiento del pecado a través de la penitencia puede reconciliarte con Cristo.

¿Es el adulterio un pecado mortal en la Iglesia Católica?

En la Iglesia Católica, el pecado se clasifica en dos tipos:

  1. pecados veniales
  2. pecados mortales

Los pecados veniales son faltas menores. Los pecados veniales son menos graves, pero a veces un delito grave cometido sin el conocimiento y la voluntad de una persona también es pecado venial. Los pecados veniales son una infracción menor de la ley que no requiere penitencia.

La confesión oportuna puede mantener el reino espiritual de una persona. Estos pecados debilitan el alma pero no matan la gracia.

Los pecados mortales son delitos graves contrarios a las leyes divinas. Destruyen la conectividad de las almas con Dios. El Catecismo prescribe tres elementos esenciales para que un pecado sea mortal:

  1. El acto cometido debe ser grave.
  2. El acto debe cometerse con pleno conocimiento de la gravedad del acto.
  3. El acto debe cometerse de forma voluntaria y dolosa.

El acto debe satisfacer los tres elementos esenciales para ser pecado mortal.

El adulterio es un crimen grave y atroz a los ojos de Dios. Como el adulterio es la convivencia voluntaria fuera del lecho conyugal, contiene todos los ingredientes del pecado mortal. Así, el adulterio destruye la unión del alma con Dios y mata la gracia interior. A los que cometen pecado mortal se les prohíbe heredar el reino de Dios.

Si los pecados mortales no son redimidos por el arrepentimiento, uno puede sufrir consecuencias espirituales por su acto pecaminoso. Uno debe hacer penitencia con remordimiento por su pecado al sacerdote para recibir el perdón de Dios.

Lea también: Adulterio en Virginia; Adulterio en Florida

recurso externo: Catholic.com

Share via
Copy link
Powered by Social Snap