Categorías
ciencia salud

Gripe Influenza qué es, síntomas, tratamiento,virus H5N1

Gripe-Influenza. Ahora que la OMS (organización mundial de la salud) anuncia de la posibilidad latente de una pandemia[1] de gripe, posiblemente catapultada por un incremento de la gripe aviar (virus H5N1)[2], me pareció sensato entrar a ampliar los datos respeto al tema para tener mayores elementos de juicio frente a esta eventualidad:

¿Que es la gripe o influenza?

«La gripe es una enfermedad contagiosa muy común que suele aparecer en forma epidémica, es decir que afecta a muchas personas de una determinada comunidad durante un corto tiempo, por lo general, en invierno o a principios de la primavera.
Esta enfermedad está provocada por un virus llamado en general Influenzavirus[3], que penetra por en la parte superior del tracto respiratorio, a través de la nariz o de la boca[4], y puede extenderse a los pulmones. Los síntomas aparecen después de un periodo de incubación de uno o dos días, el periodo de incubación es el tiempo que transcurre desde que los virus penetran en el organismo hasta que aparecen los síntomas de infección»[5].

Pero, ¿Qué son los virus?
Los virus[6] son «agentes infecciosos compuestos por una o varias moléculas de RNA o DNA (nunca ambos a la vez), rodeados de una cubierta protectora, de naturaleza proteica o cápside[7]. El ácido nucleico puede ser mono- o bicaternario, circular o lineal. Son parásitos intracelulares obligados. Su ácido nucleico contiene la información necesaria para su replicación en el interior de una célula hospedadora susceptible. Carecen de sistemas enzimáticos productores de energía, ribosomas para la síntesis proteica u otros orgánulos celulares. Prácticamente todas las enzimas necesarias para la síntesis de proteínas virales y la replicación del genoma viral[8] son proporcionadas por la célula hospedadora. Los virus son, por tanto, reproducidos por la célula[9]. Algunos virus poseen, además, una envoltura lipoproteica, cuyos lípidos provienen de la célula infectada, y las proteínas son codificadas por el propio genoma viral. Su tamaño oscila entre 20 nm los más pequeños (picornavirus, parvovirus) hasta 450 nm los más grandes (poxvirus).

Se ha descrito que infectan tanto animales (vertebrados e invertebrados) como plantas, hongos y bacterias. Según el tipo de genoma y la estrategia de expresión de los genes virales, se distinguen siete clases de virus (clasificación de Baltimore): clase I, virus con genoma DNA bicatenario; clase II, virus con genoma DNA monocatenario; clase III, virus con genoma RNA bicatenario; clase IV, virus con genoma RNA monocatenario de sentido positivo (es decir, homólogo al RNAm viral y que, por tanto, puede ser traducido directamente por la célula); clase V, virus con genoma RNA monocatenario de sentido negativo (es decir, complementario al RNAm viral y que, por tanto, para ser traducido por la célula, debe sintetizarse antes la hebra complementaria); clase VI, virus con genoma RNA monocatenario que se retrotranscribe a DNA; clase VII, virus con genoma DNA bicatenario parcial con un RNA intermedio, que se retrotranscribe nuevamente a DNA».

O sea que efectivamente un virus de otro ser vivo, planta o animal puede mutar y perjudicarnos la salud efectivamente, a nosotros los humanos.
¿Cuáles son las causas de las gripes?

Debido a la capacidad de cambiar sus características antigénicas cada cierto tiempo, que tiene el virus de la gripe, engañan los mecanismos de defensa del organismo. Es la razón por la cual coexisten varias cepas del virus que se contagian las personas entre sí. Por ello los nuevos virus que van apareciendo se identifican como gripe de Hong Kong, gripe china o gripa rusa.

Después de una gripe, el organismo queda inmunizado contra el virus que la causó, por cuanto lo reconoce e impide que se reproduzca de nuevo, pero si cambia de forma el virus, es de nuevo vulnerable.

Síntomas de la gripe o influenza.

Generalmente escalofríos y fiebre, estornudos, dolor de cabeza, malestar general, dolores musculares y articulares, e irritación de garganta. Todos estos síntomas van seguidos, casi siempre, por una tos seca y dolor en el pecho, más adelante la tos se suaviza y la nariz empieza a secretar mucosidades. También puede manifestarse dolor en los ojos y molestias intestinales, con vómitos y diarreas.
Los síntomas y la fiebre persisten alrededor de una semana, tras lo cual la enfermedad tiende a la curación espontánea, el enfermo se siente débil, cansado y sin energía. La tos puede persistir hasta doblar este tiempo.
Complicaciones de la Influenza o gripe.

El principal peligro que reviste la influenza consiste en que la infección se extienda hacia los pulmones, lo que puede originar bronquitis aguda o incluso neumonía. Sin embargo estas complicaciones son poco frecuentes.
La mayoría de las veces ocurre que el organismo, debilitado por los virus, tiene menos defensas contra otros gérmenes, que son los que pueden infectar los pulmones. Estas complicaciones suelen presentarse en niños muy pequeños, ancianos, fumadores empedernidos, diabéticos o personas con problemas crónicos en las vías respiratorias, como la bronquitis crónica o el enfisema. Tratamiento de la Influenza o gripe.

No existe tratamiento eficaz contra la gripe (los antibióticos son impotentes contra los virus).
Lo sensato es guardar reposo hasta que la temperatura regrese a la normalidad; es menester beber mucho líquido antes que comer debido la necesidad de restituir los líquidos y las sales que el organismo transpira a causa de la fiebre. Para aliviar los dolores y disminuir la fiebre se puede administrar paracetamol (acetaminofén) o aspirina[10].
Cuando desaparezcan los síntomas, el enfermo se sentirá debilitado y deprimido alrededor de una semana, por lo que es conveniente que guarde reposo, incrementando de forma paulatina el ejercicio diario hasta la plena recuperación.

¿Y porque es tan peligroso el virus H5N1?

«Sin embargo, a diferencia de sus ‘semejantes’, el virus de la gripe aviar[11] tiene capacidad para multiplicarse en muchas otras partes del cuerpo[12], además de en la garganta y en la tráquea, como en el hígado, los intestinos o el cerebro. Así, lo que normalmente sería una patología respiratoria puede convertirse en una infección generalizada por todo el organismo.

…Por último, cuantas más veces se multiplica un virus más posibilidades existen de que surja una mutación capaz de transmitirse de persona a persona. Por eso, muchos científicos señalan que la eliminación de los brotes de la cepa H5N1 en las aves —donde se puede replicar muchas veces al día- es un paso fundamental para prevenir el contagio entre humanos.»[13]. Los avances científicos apuntan en el sentido de atacar al virus de la influenza luego que se ha fijado a las células, tiempo en el cual el virus es vulnerable, en tanto localiza un co-receptor.[14]

[1] Epidemia mundial. Cada 30 o 40 años se produce en estos virus un cambio de entidad o mutación, apareciendo un virus con profundos cambios respecto a las cepas iniciales. La peor pandemia de la historia se considera que ha sido la gripe española, al final de la primera guerra mundial.
[2] VOA NEWS
[3] O virus influenza. Microbiológicamente, orthomyxovirus. Virus de la familia Orthomyxoviridae, con genoma RNA segmentado (7-8 fragmentos de entre 0,9-2,4 Kb), lineal, monocatenario de sentido negativo. Las partículas virales incluyen una enzima RNA polimerasa dependiente de RNA. La cápside es helicoidal y poseen envoltura. Los viriones, de un tamaño de 80-120 nm, suelen ser pleomórficos con formas esféricas o tubulares. Son virus de la clase V según la clasificación de Baltimore. A diferencia de la mayoría de los virus con genoma RNA, la replicación del virus se realiza en el núcleo celular. El virus influenza (gripe) forma parte de los ortomixovirus. Existen tres tipos de virus influenza: los de tipo A y B, que están implicados en enfermedades humanas, contienen ocho fragmentos de RNA; y el de tipo C contiene siete. Las proteínas más importantes son los antígenos hemaglutinina (HA) y neuraminidasa (NA), ambas glucoproteínas de la envoltura. La HA es responsable de la adhesión a la célula hospedadora al unirse a los residuos de ácido siálico de la membrana plasmática. La NA posee actividad enzimática y rompe el enlace entre la HA y el receptor celular. Tanto la HA como la NA sufren cambios menores debidos a mutaciones puntuales del genoma (derivas antigénicas) o cambios mayores debidos a reordenaciones de genes entre dos virus diferentes que infectan a una misma célula hospedadora (desviaciones antigénicas). Estos cambios causan una enorme variabilidad del virus y dificultan la obtención de vacunas efectivas. Las distintas cepas del virus de la influenza se clasifican por el tipo de virus, la localización geográfica y fecha de aislamiento, y por el tipo antigénico de HA y NA (p. ej., A/Hong Kong/1/68/H3N2). A lo largo de la historia han sido varias las pandemias causadas por el virus influenza. El virus se transmite por vía respiratoria. La amantadina, que bloquea la unión del virus con el receptor celular, es el medicamento más eficaz frente a los casos graves de infección con el virus influenza tipo A. © Espasa Calpe, S.A. diccionario Espasa de medicina 2000. A partir de ahora estas definiciones médicas se toman de esta obra.
[4] Mediante la tos o los estornudos, ya que éstos producen gotitas microscópicas de saliva y mucosidades que contienen el virus, y se transportan a través del aire.
[5] GUIA MEDICA FAMILIAR. Editorial Planeta de Agostini S. A., España 1997, tomo II páginas 339-341. En general el desarrollo de este post, parte de este texto base.
[6] Son los microorganismos más pequeños y simples que se conocen.
[7] Capa protectora de naturaleza proteica, que rodea al ácido nucleico de la partícula viral, cuya simetría puede ser icosaédrica, helicoidal o compleja. En algunos tipos de virus, puede estar rodeada por una envoltura de naturaleza lipoproteica. A la estructura formada por la cápside y el ácido nucleico se le denomina nucleocápside. La cápside está formada por unidades visibles en el microscopio electrónico, que están constituidas por grupos de proteínas denominados capsómeros. Las subunidades proteicas que forman un capsómero se denominan protómeros. En las cápsides con simetría icosaédrica, los capsómeros situados en los vértices reciben el nombre de pentámeros, por estar rodeados de cinco capsómeros, y el resto, hexámeros, ya que están rodeados de seis.
[8] La replicación viral: Es el proceso de multiplicación de las partículas virales en el interior de la célula hospedadora. Los virus son patógenos intracelulares obligados, lo que quiere decir que requieren de los sustratos, energía y maquinaria bioquímica celular para la replicación de su genoma y la síntesis de sus proteínas. Las fases de la replicación viral son: 1) reconocimiento y fijación a la célula hospedadora, mediado por receptores específicos; 2) penetración del virus al interior de la célula mediante endocitosis o fusión de membranas; 3) pérdida de la cápside y liberación del genoma viral; 4) síntesis precoz de RNAm viral y de proteínas virales no estructurales necesarias para la replicación y la transcripción viral; 5) replicación del genoma viral; 6) síntesis tardía de RNAm viral y de proteínas estructurales; 7) modificación postranscripcional de las proteínas virales; 8) ensamblaje y formación de las partículas virales, que se puede realizar en distintas partes de la célula (núcleo, citoplasma, membrana plasmática, etc.); 9) liberación del virus mediante lisis celular, exocitosis o gemación; 10) maduración de la partícula viral (partícula infectiva). El periodo previo al ensamblaje viral (desde la penetración del virus hasta la aparición intracelular de partículas infectivas recién sintetizadas) se denomina periodo de eclipse. Durante el periodo de eclipse, por tanto, no es posible detectar partículas virales infectivas. El periodo anterior a la liberación del virus, y por tanto a su detección, se denomina periodo de latencia.
[9] Se reproducen literalmente invadiendo una célula y usurpando su mecanismo reproductor (en generalmente menos de una hora). La célula invadida, muere en el proceso, estalla y suelta nuevos virus que penetran otras células.
[10] Acido acetilsalicílico.
[11] Es un virus de gripa tipo A. Fue identificada por vez primera en Italia en 1904. Existen por lo menos 15 subtipos de gripe aviar, siendo los más dañinos los tipo H5 y H7. Ver: Historia de la gripe aviar.
[12] Distintas a la garganta y la tráquea. En caso extremo los pulmones.
[13] Tomado de ¿Porqué es tan peligroso el virus H5N1?
[14] Más datos en Virus gripe.

Ver también: Fiebre amarilla , la gota

Language: Español