Categorías
tecnologia

¿Por qué los televisores son cuadrados?

Daremos respuesta a la pregunta ¿Por qué los televisores son cuadrados? Tradicionalmente, los televisores llegaron a nuestros hogares con un diseño cuadrado, a través del cual podíamos disfrutar de nuestros programas favoritos de manera confortable y con una imagen muy reluciente.

¿Alguna vez te has preguntado por qué su diseño ha sido específicamente cuadrado?, ¿Por qué no emular una forma circular, o rectangular como muchos otros modelos? Haremos un pequeño viaje al pasado para entender cuál ha sido la razón del diseño “cuadrado”, y al mismo tiempo, conoceremos las ventajas que, durante que este formato nos ha ofrecido.

El séptimo arte: El formato referente

La llegada del cine marcó una tendencia en la resolución de las primeras imágenes transmitidas a través de una pantalla. El cine, conocido como el séptimo arte, nos presentaría el primer formato de relación de aspecto denominado resolución 4:3, un aspecto casi cuadrado –algunas veces denominado cuadrangular- que marcó el primer formato popularizado en la pantalla grande.

Esta relación de aspecto habría significado un punto de partida para la llegada de las primeras televisiones, las cuales emularían este formato ocupando las salas de los primeros hogares con dicha resolución. Pero, ¿Qué entendemos por relación de aspecto?, definitivamente, un concepto que necesitamos entender para introducirnos en el debido contexto.

¿Qué es la Relación de aspecto?

Consiste en la relación que existe entre las dimensiones de una pantalla, específicamente, en la proporción de su altura y su ancho. La relación de aspecto es el producto obtenido de la división del largo entre el alto de la imagen, y sus medidas serán expresadas en X: Y.

El caso de la resolución 4: 3, ofrece al usuario una pantalla que parece ser cuadrada, sin embargo, sus lados no son equiláteros. Por lo tanto, se asimila más a un rectángulo que a un cuadrado, -como típicamente ha sido descrita-. El 4: 3 nos indica que existen cuatro unidades de medida de ancho que se relacionan con 3 medidas de altura.

En cuanto a nuestra principal interrogante

La resolución 4: 3 se convierte así en el estándar, no solo de las películas del cine, sino también en el de las televisiones posteriormente. Por esta razón, los usuarios aseguraban que los primeros televisores eran cuadrados, lo que no es del todo cierto, entendiendo que la primera resolución era realmente -por medidas muy discretas-, rectangular.

Las primeras televisiones no eran cuadradas, pero sí eran muy similares a un cuadrado. Era la resolución 4:3, la cual, hasta el año 2009, sería el formato único y por excelencia de todas las pantallas. La aparición de las pantallas panorámicas abriría paso a una nueva resolución de aspecto 16: 9, y de esta manera, otras variaciones.

¿Qué ventajas nos ofrece la resolución 4: 3?

No solo por ser el primer formato de relación de aspecto, la resolución 4: 3 carece de ventajas. De hecho, todavía apodemos conocer puntos favorables que todavía nos permitirían valorarla como una opción viable para la reproducción de imagen ya sea en un televisor o monitor. La resolución 4: 3 nos ofrece las siguientes ventajas en la experiencia de usuario:

Área de visión

La resolución 4: 3 nos permitirá disfrutar de una imagen mucho más amplia en comparación con otra relación de aspecto. Esto se debe a la similitud de sus diagonales, lo que nos ofrecerá una imagen que cubra mayor parte de la pantalla – al menos para el caso de los televisores o monitores de diseños antiguos-.

Formato para aparataje de antaño

La prevalencia de la resolución 4: 3 permite que los antiguos televisores y/o monitores puedan reproducir una imagen completa y óptima, resultando así una opción rentable para cientos de usuarios que poseen un aparataje de antaño.

Aprovechamiento de imagen

Para producciones audiovisuales, el formato 4: 3 ofrece a la toma de la cámara una captura mucho más amplia de la imagen, logrando rescatar una mayor cantidad de elementos. Esta cualidad resulta de gran utilidad, sobre todo cuando se realizan tomas muy movidas en elementos poco estáticos.

Formato ajustable

La llegada de las pantallas panorámicas desplazó a la resolución 4: 3 como el formato por excelencia, posicionando así a la resolución 16: 9, considerada ahora la medida estándar para el caso de los televisores LCD, LED y OLED.

Nos encontramos con una imagen más rectangular, ofreciéndonos una experiencia más compacta pero acompañada de una mayor nitidez. La mejor parte es que muchos televisores nos ofrecen la posibilidad de ajustar la relación de aspecto, de modo que el usuario pueda ajustar la imagen a su formato de preferencia.

Aunque la relación de aspecto nos ofrece una variedad de opciones, existen muchos usuarios que encuentran todavía conformidad en la resolución 4: 3. Así mismo, otros se identifican con la resolución 16: 9. Por esta razón, la adaptabilidad de la imagen en los televisores de la nueva gama resulta tan importante para el usuario.

Frente a esto:

¿Qué resolución necesitamos para nuestra pantalla?

Dependerá en gran parte de los contenidos que el usuario disfrute habitualmente en su televisor o monitor. La resolución de aspecto le permitirá observar elementos en la imagen que otras no, y en este sentido, encontrará mayor comodidad en la apreciación de la pantalla.

En un partido de fútbol, por ejemplo, el usuario encontrará una visión más amplia del campo con una resolución de 16: 9. Lo mismo ocurriría en un video juego shooter, donde el jugador disfrutaría de un panel más ancho en el cual disfrutar de una visión más amplia de su entorno gráfico.

Nunca vimos televisores cuadrados, sino ligeramente cuadrados

La televisión y el cine llegan a nuestros hogares con una relación de aspecto 4: 3, la cual nos daría la impresión de estar disfrutando de una pantalla totalmente cuadrada. Ya hemos entendido que nuestras pantallas no eran realmente cuadradas, sino más bien rectangulares. Un formato que todavía hoy permite a cientos de usuarios disfrutar de sus mejores programaciones.

Entre la variedad de opciones de relación de aspecto, lo más importante es seleccionar aquella con la cual encontremos más conformidad, acercándonos a la experiencia más agradable para la función que disfrutemos desde pantalla o monitor.

Leer también: ¿Por qué los televisores 3D no tuvieron éxito?¿Qué es 8k en televisores?, ¿cuántos pixeles? ¿Es necesario?Los 7 mejores televisores 4K para ver deportes

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM ; Blogger, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.