Categorías
Astronomia

Volver a la luna

Volver a la luna. ¿Ah sí? ¿Con que atractivos estímulos?
La última vez que el ser humano estuvo en predios lunares fue en 1972, con la excursión de 22 horas y 30 kilometros de Eugene Cernan y Harrison Schmitt, quienes volaron en el Apolo 17. Lo sucedido hasta ese instante, era una clara demostración de que la exploración del espacio era un escenario político.

¿Por qué no hemos vuelto a la luna? Si lo hicimos hace cuatro décadas, con menor desarrollo tecnológico ¿por qué no volver a la luna? Se habla de volver en el 2020. Pero los mortales normales, como usted y como yo, que posiblemente no sepamos mucho ni de fisica, astronomía ni de viajes espaciales, generalmente estamos acostumbrados a las mejoras tecnologicas y la mejora de los propios récords permanentemente.

Una base lunar.¿Para qué serviría una base lunar? Como un gran laboratorio permanente de conocimiento sobre la superficie lunar y, aun del proceso formativo del sistema solar. ¿O acaso creyeron que con tan pocas excursiones a la luna, nos la sabíamos todas del satélite terrestre? De la historia de este cuerpo, solo sabemos pinceladas gordas. Aun su origen, en realidad no esta claro ni verificado a ciencia cierta. En realidad, la teoría tiene muchos cabos sueltos que solo un viaje podría unir.

Además está el asunto de las prioridades. Por ahora la NASA está concentrada en la Estación Espacial Internacional y en la exploración por aparatos, de Marte. ¿Y si la luna pudiera ser empleada como lugar de entrenamiento para misiones como estas? Al parecer la necesidad científica no es suficiente. Los miles de millones involucrados en tal tipo de expediciones tambien cuenta. Y el cacareado apoyo o aliciente político o militar, depende.

Sabemos que hay indicios de agua, o al menos esa sensación nos dejó el orbitador Prospector con sus lecturas. Si verificaramos la existencia del valioso líquido en la luna, significaría no solo mayores posibilidades de sobrevivencia humana en su faz, sino tambien combustible (por aquello del hidrógeno y oxígeno). Otro estímulo mayor al deseo de volver a la luna.

¿Cuales serian los pasos para construir una estación lunar? Inicialmente, cartografiar al dedillo su entorno. Luego de eso, se podrían enviar alunizadores, aparatos de medición muy simples. A continuación, se podría empezar a dejar equipos, robots, alojamiento.

Muchos visionarios creen que la luna podría ser una colonia minera e industrial, otros, un destino turistico y los más ortodoxos, un laboratorio espacial. ¿Cómo es esto?
A nivel cientifico se hablaba de las bondades del territorio lunar para potentes telescopios,. Ahora sabemos también de la existencia de un poderoso combustible llamado helio 3. ¿Helio 3? El sol produce abundante helio 3 y lo envía con el viento solar, pero se pierde en la atmósfera de la tierra. Uhm…Pero la luna no tiene atmósfera. Se calcula que allí hay más de un millón de toneladas, lo suficiente para generar 20.000 billones de vatios al año.

Esperemos entonces que el olfato de la economía de mercado se alíe con los intereses globales de las potencias, para emprender la ruta del regreso a la luna, en aras no solo de expandir las fronteras de la ciencia, sino tambien de ir soñando con la posibilidad de hallar dónde vivir en caso de necesidad extrema.
Volver a la luna, mucho más que un sueño para mi generación.

Ver: luna y cultura

Language: Español