Categorías
concepto

¿Qué es ética?

¿Qué es ética?La ética puede ser descrita como una rama y/o disciplina proveniente de la filosofía, la cual se encarga de estudiar el comportamiento humano y su contraste con la moral, es decir, lo que está correcto y lo que, a su vez, está incorrecto. Se pretende entender de qué manera las virtudes humanas pueden variar a partir de sus acciones, comprendiendo así lo bueno y lo malo.

qué es ética, significado
  • Save
Qué es ética, significado

Como se puede pensar, la ética contempla el estudio de la felicidad, la moral, los principios y los deberes de las personas como parte de una sociedad organizada. De esta forma, la ética se adentra en una variedad de contextos, ofreciéndonos una clasificación que vamos a desglosar en los próximos apartados.

A continuación, entenderemos de qué manera podemos explicar la ética, aproximándonos a cada uno de los términos que conforman la clasificación. ¿Qué es la ética? La respuesta puede presentarse de la siguiente manera.  

Profesional

La ética profesional no es más que la ética aplicada al área laboral, basándose en todos los valores que deben caracterizar la conducta del empleado de una empresa u organización respectivamente, fomentando una conducta asertiva en los espacios de trabajo. Su objetivo, mejorar el bienestar laboral en lo que respecta a las dinámicas dentro de un espacio determinado.

Para lograrlo, la ética profesional hace referencia a diferentes valores universales como lo son la honestidad, la responsabilidad, la cooperación, etc. Dichos valores serán pilares fundamentales para lograr los objetivos planteados en una empresa, ya que se presume que estos serán vía para el correcto desempeño de todos los empleados, sin importar su posición en la jerarquía de la empresa.

La aplicación de la ética profesional resulta de gran ayuda para fomentar una conducta asertiva en conformidad con un trabajo adecuado en múltiples contextos laborales. De esta forma, se hace énfasis en la conducta correcta, basada en la moral humana y el cumplimiento adecuado de todos los deberes de un empleado.

Esta disciplina propone que todas las personas deben dejar a un lado sus intereses individuales, enfocándose en el bienestar común. En este caso, el empleado deberá velar por el resguardo de todo su equipo, lo que, aplicado por cada una de las partes, resultará en una evolución importante de los valores de la empresa.

Gracias a la ética profesional es posible proporcionar dictámenes que permitan diferir a un buen empleado de un mal empleado, al menos, en lo que a su conducta se refiere. Si bien podemos hablar de valores universales, también es importante destacar la variedad que existe en cada área profesional, lo que la ética profesional se encargará de precisar en cada contexto.

Y la moral

La moral es un grupo de actitudes, normas, comportamientos y valores que son típicamente aceptadas por la sociedad, las cuales permiten que todas las personas puedan regirse por el camino más positivo en lo que respecta al desarrollo de sus vidas.

La noción de la moral ha partido de lo frecuente, es decir, de lo que generalmente se espera los individuos realicen como parte de su respuesta al entorno. En este sentido, la moral constituye una referencia de la manera en que los seres humanos han de comportarse, entendiendo, además, que la moral será subjetiva en cada caso.

Algunas sociedades podrían estar de acuerdo con el sacrificio de ciertas especies animales, mientras que otras no. En cualquiera de los casos, existe una moral que las rige, y en tal sentido, les permite comportarse según lo que se considera correcto.

Por ende, la moral es un constructo algo complicado de entender en ocasiones, pues no podemos olvidar que, pese a ejemplos como el presentado anteriormente, existen igualmente valores universales.

En ocasiones, es posible llegar a confundir la moral con la ética. Para ello, debemos entender que la ética es una búsqueda reflexiva y filosófica de la moral, una manera de comprender teóricamente los componentes que definen la moral. Mientras tanto, la moral es un aspecto más práctico del comportamiento socialmente aceptado, es una referencia de lo que, específicamente, se hace.

Podemos observar que existe una notable relación entre estos dos términos, pudiendo afirmar que la ética es el estudio de la moral respectivamente.

Ambiental

La ética ambiental es un estudio filosófico que hace énfasis en la relación que existe entre el hombre y el ambiente que lo rodea, valorando la manera en que los seres humanos influyen sobre el medio ambiente, incidiendo directamente en su bienestar. Al tratarse de un análisis ético, se considera que el hombre deberá desarrollarse en conformidad con un ambiente sano que pueda prevalecer.

Dicho de otro modo, la ética ambiental está basada en analizar la manera en que los hombres y sus múltiples procesos determinan la vida del ambiente. Dichos procesos abarcan múltiples dimensiones como la económica, sociológica. Geográfica, etc.

Gran parte del auge de la ética ambiental se explica en las múltiples denuncias que habrían tenido su razón en los daños ambientales causados por parte de las industrias y múltiples actividades humanas. El resultado, una creciente ola de regresiones a los espacios verdes, comprometiendo la vida de cientos de especies y ecosistemas.

De esta forma, la ética ambiental se plantea como una solución que permitiría, no solo disminuir el daño ambiental, sino también instruir a todas las personas a fomentar el cuidado del ambiente respectivamente.  

Se plantea una serie de temas relativos al cuidado del ambiente como lo son las obligaciones de todos los hombres ante el ambiente, el respeto a los espacios verdes y el conocimiento de los ecosistemas. Con ello, se pretende consolidar una disciplina que pueda fomentar la correcta conducta humana ante su entorno.

Con esto, se pretende garantizar el cuidado, no solo del ambiente, sino también de la sociedad, entendiendo que gran parte del bienestar humano dependerá del cuidado de sus espacios verdes propiamente. Así, será posible desarrollar un ambiente natural efectivamente, fomentando la vida sana de todos los organismos.

La ética ambiental sostiene que el hombre es el único responsable del medio ambiente, y, por lo tanto, parte de su deber consistirá en asegurar su cuidado a través de acciones, no solo de prevención, sino también de desarrollo para los espacios verdes.  

Normativa

La ética normativa es una derivación de la ética que estudia y se encarga de crear “normas” entendiéndose como un conjunto de criterios que permiten discriminar las acciones buenas y malas en el comportamiento de una persona. La ética normativa se caracteriza principalmente por consensuar principios que permitan estandarizar la conducta humana.

Toda acción deberá estar basada en una norma previamente aceptada, la cual permita entender hacia dónde se dirigen los deseos de una persona. De esta forma, la ética normativa es una canal para generar las referencias que ordenen el comportamiento humano, facilitando así la convivencia entre todas las personas.

Las conductas son analizadas en torno al consecuencialismo, una doctrina que asegura que toda acción deberá ser juzgada a partir de sus consecuencias, específicamente, si estas son positivas o negativas para una o más personas. Sobre esta acción, serán diseñadas normas como lo puede ser la denominada regla de oro, que cita que debemos tratar a los demás como queremos ser tratados.

Aplicada

Cuando hablamos de ética aplicada, nos estamos refiriendo a la aplicación de los principios éticos a una serie de áreas especializadas, con la finalidad de regular todos los procesos que acontecen en dichas áreas, basándose en la moral humana. Cuando hemos hablado de ética ambiental, por ejemplo, hemos hablado de un caso de ética aplicada, en este caso, al medio ambiente.

De esta forma, la ética aplicada se adentra en diferentes disciplinas con la finalidad de crear un conjunto de orientaciones con el objetivo de mejorar la calidad de vida de todas las personas y los agentes que convergen en un determinado contexto. Otro caso de la ética aplicada ha de ser la previamente mencionada ética normativa.

La ética aplicada no se escapa de ser una derivación más de la ética, entendiéndola como una rama de la filosofía propiamente. En este sentido, hablar de ética aplicada es hablar de una integración que ocurre entre la filosofía de la ética y una disciplina determinada. En este caso, podemos hacer referencia a otros ejemplos como lo son la bioética y la ética legal.

El propósito es tratar todos los problemas que puedan surgir en un determinado contexto y/o escenario a través de principios éticos respectivamente. De esta manera, se está llevando un criterio de corrección basado en la moral humana, el cual permitirá aproximar todos los problemas a una solución tan humana como sea posible.  

Conclusión

La ética es un principio que se adentra en diferentes áreas, con la finalidad de regular todas las situaciones que han de presentarse, haciendo uso de la moral humana como tela de juicio en cada una de estas situaciones específicamente.

Ya sea se trata de la ética normativa o ética ambiental, la moral humana rige y será la encargada de regular todos los principios bajo los cuales se están analizando los agentes de un contexto muy específico. Así, será posible llevar la ética a donde sea necesario, fomentando una vía correcta en el curso de cada circunstancia.

Leer también: ¿Qué es historia?; ¿Qué es psicología?; ¿Qué es ontología?

Language: Español