Categorías
tecnologia

Interferencia electromagnética y data center, servidores y hardware en general

Interferencia electromagnética y data center, servidores y hardware en general.

El mundo empresarial está migrando hacia lo digital. Los centros de datos se han convertido en una infraestructura digital que permite albergar grandes cantidades de información. Aun así, la interferencia electromagnética es uno de los grandes enemigos de la tecnología y los centros de datos y servidores web luchan contra ello. 

Interferencia electromagnética y data center, servidores y hardware en general
  • Save
Interferencia electromagnética y data center, servidores y hardware en general 2

Subducción vs obducción temas de ...
Subducción vs obducción temas de geología y volcanes
Introducción

La interferencia electromagnética es invisible pero sus efectos se pueden observar. Por sí sola, plantea desafíos complejos para el correcto desarrollo de los circuitos tecnológicos en una empresa. Hoy te daremos un recorrido por la importancia de un buen blindaje contra la interferencia electromagnética junto a todo lo que necesitas saber.

Los centros de datos son una parte cada vez mayor del mundo empresarial. Son responsables de albergar casi toda la infraestructura digital de una empresa. En su afán por construir ese centro de datos perfecto, los ingenieros tienen en cuenta muchos aspectos.

Sin embargo, los problemas relacionados con la interferencia electromagnética (EMI) a menudo se ignoran al diseñar un centro de datos. EMI, aunque invisible, puede plantear los desafíos más terribles para una instalación, poniendo en peligro la salud de los servidores que se encuentran en ella.

Este artículo analiza las razones por las cuales adoptar un blindaje EMI adecuado es esencial para el bienestar de su centro de datos.
La interferencia de campos electromagnéticos (EMI) de baja y alta frecuencia causada por equipos eléctricos, teléfonos celulares, microondas, señales de TV y radio, etc. puede producir efectos nocivos en los equipos de TI, reduciendo así la calidad del servicio y la disponibilidad.

¿Qué es la Interferencia Electromagnética?

Abreviada como “EMI”, la interferencia electromagnética se puede definir como un campo electromagnético que es capaz de interrumpir o vulnerar el funcionamiento normal parcial o totalmente de un equipo electrónico. 

La interferencia se genera por elementos de la vida diaria que pueden ser desde celulares hasta luces neón, fluorescentes o incluso radios. Las grandes centrales de telecomunicaciones junto a los aeropuertos y centrales de ferrocarriles también generan interferencia en los centros de datos y otros dispositivos electrónicos.

Los encargados de solucionar este tipo de problemas son los administradores de sistemas junto con los ingenieros en redes que forman parte de los equipos de tecnología e información. Ellos deben encontrar la causa y descubrir el servidor que está ocasionando los errores para luego darle una solución a este problema.

La interferencia electromagnética, o interferencia de radiofrecuencia, es cuando un campo electromagnético interrumpe o degrada el funcionamiento normal de un dispositivo electrónico. Dicha interferencia se genera a pequeña escala por elementos cotidianos que van desde teléfonos celulares hasta luces fluorescentes.

Grandes fuentes de interferencia, como las instalaciones de señales de telecomunicaciones, aeropuertos o ferrocarriles eléctricos, pueden interferir con los servidores del centro de datos y los dispositivos de red si están muy cerca.

Los administradores de sistemas, ingenieros de redes y otras personas que trabajan directamente con el equipo tienen más probabilidades de ver los síntomas primero, incluso si no se dan cuenta de su causa. Si descubre que un servidor experimenta errores de datos inexplicables y la solución de problemas estándar no resuelve el problema, busque posibles fuentes de interferencia electromagnética.

Los altos niveles de EMF tendrán efectos desastrosos en equipos informáticos, servidores, pantallas CRT, equipos médicos y otros dispositivos electrónicos.

Los resultados pueden ser desde pantallas de monitor temblorosas hasta fallas intermitentes e inexplicables. Las frecuencias magnéticas electrónicas están a nuestro alrededor. En los edificios de oficinas, las frecuencias pueden ser generadas por líneas de alta potencia, transformadores, equipos UPS y equipos de conmutación de alto voltaje y estas fuentes pueden estar ocultas en paredes o detrás de puertas donde nadie es sospechoso.

Efectos Emf

Servidores Web y su relación con las Interferencias Electromagnéticas

Los servidores web son los principales afectados. Si bien, en ellos se alojan diferentes elementos relacionados a páginas web, conexiones a internet y demás por lo que siempre deben de funcionar óptimamente. La interferencia electromagnética es capaz de ocasionar errores de funcionamiento como defectos en la carga de páginas web, encendidos y apagados de la página, problemas para almacenar datos…

La interferencia electromagnética puede convertir a un buen servidor web en el peor que hayas probado alguna vez. Y no se trata de algún problema en su diseño sino que la EMI no le permite trabajar como debe y entonces empieza a desarrollar órdenes desastrosas.

Protección de sistemas de cableado contra EMI

Si bien la interferencia electromagnética puede afectar la calidad del rendimiento de los sistemas de cableado estructurado, el blindaje EMI es un método efectivo para ayudar a evitar esto.

El blindaje es una de las técnicas empleadas para proteger los sistemas de cableado de telecomunicaciones de EMI. Al diseñar e instalar soluciones blindadas, la conexión a tierra / puesta a tierra y la unión deben considerarse con mucho cuidado. La conexión a tierra y la conexión adecuadas son obligatorias para garantizar la efectividad de los sistemas blindados.

Efectos en hardware

La EMI de baja frecuencia causada por fuentes de energía puede producir efectos muy dañinos en el hardware, por ejemplo, Un disco duro se puede borrar fácilmente con la acción de un campo magnético cercano.

Los altos niveles de interferencia son capaces de causar estragos en los equipos, centros de datos y servidores web. Por si sola, es un gran obstáculo para los departamentos de TI ya que los hacen iniciar una búsqueda para encontrar de donde proviene la interferencias y luego como detenerla sin afectar lo que está alrededor. 

Los efectos de la interferencia electromagnética son variados y algunos de ellos pueden ser:

  • Pantallas: Pueden encenderse y apagarse si la EMI es muy potente. También pueden existir monitores temblorosos o hasta fallas de intermitencia que no tengan nada que ver con cables flojos. 
  • Cableado: Si el cable se encuentra muy cerca de un fuerte campo electromagnético entonces pueden haber cambios de voltaje en la corriente. Puede subir y bajas de forma abrupta por lo que será difícil que algunos equipos funcionen adecuadamente. 
  • Apps de Voz: La interferencia suele causar un ruido bastante incomodo, por eso es común escuchar como las aplicaciones de voz y datos son las primeras afectadas así haya solo un poco de interferencia.

Dificultad para Recibir: En el caso de que la EMI sea muy fuerte, es posible encontrar  dificultades al momento de recibir datos. Puede haber un marcado retraso o incluso los datos pueden llegar incompletos o tener problemas al momento de cargar.

Cómo se exponen los centros de datos a EMI

Los equipos regulares de centros de datos como líneas de alta potencia, transformadores, UPS y engranajes de interruptores de alto voltaje generan y emiten frecuencias electromagnéticas en gran cantidad. Por lo tanto, para todos los centros de datos, sus propios conjuntos de equipos internos son las mayores fuentes de radiación electromagnética.

El problema es que la mayoría de estas fuentes permanecen ocultas en el edificio: algunas están enterradas en el interior de las paredes, mientras que otras se instalan detrás de puertas a las que nadie puede acceder. Algunos centros de datos se exponen a la radiación EMI debido a su ubicación. Por ejemplo, es probable que los servidores y equipos de red se dañen más si los centros de datos se encuentran cerca de vías de ferrocarril eléctricas, aeropuertos o torres de telecomunicaciones.

Algunos artículos cotidianos como teléfonos celulares y luces fluorescentes también producen EMI a pequeña escala. Con las fuentes de EMI que permanecen en su mayoría sin ser detectadas, los propietarios desprevenidos no toman ninguna medida para proteger estos edificios del ataque de estas ondas de energía dañinas.

Pero para cualquier centro de datos, el fracaso en frenar EMI puede resultar contraproducente a largo plazo. Un campo electromagnético no controlado (EMF) tendrá efectos desastrosos en todo el hardware de su centro de datos: servidores, pantallas CRT y cables. La consecuencia puede variar desde pantallas de monitor nerviosas hasta fallas inexplicables.

Los equipos que funcionan como centros de datos tales como los transformadores y líneas de alta frecuencia, emiten frecuencias electromagnéticas que pueden afectar a otros hardwares. Los mismos centros de datos son las mayores fuentes de EMI y a veces es difícil ubicarlas.

¿Por qué?

A veces estas fuentes de radiación electromagnéticas están escondidas en las paredes o instaladas detrás de puertas a las que es difícil acceder. Dependiendo de su ubicación los centros de datos pueden exponerse a la radiación. Por ejemplo, si se encuentran cerca de ferrocarriles o torres de comunicaciones entonces estarán más expuestos a este tipo de radiaciones. 

Es tu debes cuidar de los centros de datos que sean de tu propiedad ya que, a largo plazo, puede traerte muchos problemas los cuales no serán del todo agradables.  Los campos electromagnéticos fuera de control pueden traer consecuencias negativas para los hardwares y sus centros de datos como pantallas CRT, cables y los servidores internos.

Ataques EMF

Otra razón para el blindaje son los ataques EMF. La frontera cibernética más antigua es el ataque físico real o la amenaza de ataque para deshabilitar los centros de datos. Esto se puede hacer sin que los saboteadores tengan acceso al interior del centro de datos.

EMF se puede utilizar para deshabilitar centros de datos. Es, de hecho, el truco más antiguo de lanzar un asalto debilitante en una instalación importante. Los saboteadores a menudo toman esta ruta porque les permite paralizar un centro de datos sin ingresar a la instalación. Hay tres formas de atacar centros de datos a través de EMI:

  • Robo de información de bases de datos manejadas por servidores mantenidos en estos centros, una tarea que puede llevarse a cabo fácilmente tocando equipos de telecomunicaciones como terminales que emiten señales electromagnéticas débiles.
  • Atacar un centro de datos directamente al exponerlo a ondas electromagnéticas de alta potencia.
  • Producir un bloqueo al exponer un centro a electromagnetismo de alta potencia (HPEM).

Dada su vulnerabilidad a la radiación electromagnética y los ataques maliciosos de EMI, invertir en soluciones de protección contra interferencias electromagnéticas adecuadas se ha convertido en un imperativo para los centros de datos.

Los centros de datos blindados actúan como una contramedida contra el rendimiento inducido por EMI y los problemas de seguridad. Por lo tanto, los ingenieros deben tratarlo como el primer paso crucial al diseñar un nuevo edificio de centro de datos. La integración de soluciones EMI en la fase de diseño ahorrará muchas molestias más adelante.

Ediciones 2019-22

Leer también: ¿Qué hace realmente el departamento de TI?

Recurso externo: Wikipedia

Share via
Copy link
Powered by Social Snap