Categorías
opinion

Muerto Bin Laden

[ad#ad-1]

Amanece el mundo con la noticia: Muerto Bin Laden. Los amigos y aliados de los norteamericanos se felicitan entre sí, se dan abrazos , brindan y ya hablan de un mundo más tranquilo. Yo no creo tal cosa. Pero vamos por partes. ¿Cuales son las fuentes fiables, imparciales, que demuestren efectivamente la caída del líder de Al-Qaeda? Es que la publicidad y la diplomacia del mundo, como lo demostraron los cables divulgados por Wikileaks, casi siempre van en sentido contrario a la realidad: pretenden demostrar algo para impactar a la opinión pública. El quid de la cuestión es que la gente ya no traga entero. Pero supongamos que efectivamente haya muerto Bin Laden por obra y gracia de un comando estadounidense en Pakistan. ¿Esto termina con el peligro potencial del terrorismo internacional y específicamente el terrorismo fundamentalista? Lo veo difícil de creer, puesto que las condiciones, el caldo de cultivo que propicia este tipo de reacciones contra los sistemas, permanece: pobreza, desigualdades sociales, falta de oportunidades, intervencionismo de las potencias en los asuntos del tercer mundo, totalitarismos en las naciones árabes, analfabetismo e ignorancia, masas fanáticas y fanatizadas fácilmente desde los púlpitos y, dineros provenientes del tráfico de armas o de drogas. Creo, que en este siglo XXI el que haya o no muerto Bin Laden no mejora ni empeora las cosas, solo patenta un modelo e inclusive lo sublimiza. ¿Cuántos querrán parecerse a Bin Laden?

Si efectivamente ha muerto Bin Laden, podrá ser un triunfo militar, un escudo, un sofisma de distracción frente al tremendo lío fiscal de los Estadounidenses, a la caída imagen de Obama, a la moral disminuida de tropas estadounidenses invadiendo espacios que no le corresponden, a la inflación que puede cernirse sobre el pueblo norteamericano. Ahora, creer que esto hace mejor gobernante a Obama, es una locura.

No defiendo ni defenderé al terrorismo ni a sus métodos pues los considero excecrables. Solo afirmo algo que desde tiempo de Rosseau se manifiesta: el hombre nace bueno pero la sociedad lo corrompe. Mientras los pobres del mundo se sientan ultrajados por los que se creen ricos, intentarán tomar represalias del tipo que la «educación intensiva», vía televisión y videojuegos, les transmite. Mi pregunta es, si presuntamente ha muerto Bin Laden, ¿Cuál será ahora el «demonio» internacional a estigmatizar por la Casa Blanca?

Nota: ahora los «buenos» del sistema, los que actúan en nombre de Dios y de la libertad, dicen que el cuerpo ha sido desaparecido rápidamente, como corresponde a la tradición islámica, que dice que un cadáver debe ser sepultado dentro de las 24 horas siguientes a su muerte; de esa manera, dicen, evitan que veneren su cuerpo. Al no haber cuerpo del delito, ¿cómo demuestran que efectivamente lo dieron de baja? Quedan las dudas respecto a que haya muerto Bin Laden.

Ver elecciones presidenciales Estados Unidos 2012política internacional de Obama

[ad#ad-1]

Language: Español