Categorías
ciencia concepto definicion

Tierra y geologia

Condensemos nuestras lecturas sobre la tierra y  geología en este artículo con planes pedagógicos. Resulta ser una historia resumida de la Geología, como evolucionaron sus conceptos.

Origen de la geología

“Ya los antiguos griegos habían logrado varios conocimientos importantes al respecto: Aristóteles, alrededor de 330 a. C., había concluido que la Tierra es redonda al observar la sombra circular de ésta sobre la Luna.

Eratóstenes de Cirene calculó, alrededor de 230 a. C., el radio de la Tierra con gran aproximación. Había especulación (más bien filosófica) acerca de la naturaleza de la Tierra y su relación con otros elementos del Universo.

Desgraciadamente, durante muchos siglos el obscurantismo que pretendía explicar todo a partir de una interpretación literal de la Biblia hizo retroceder la ciencia en general y persiguió a cualquier persona que pretendiera explicar racionalmente las observaciones sobre la Tierra.

La iglesia

Alrededor de 300 d. C. la Iglesia denunció la creencia en una Tierra esférica y en la existencia de antípodas como absurda y herética.

Argumentos teológicos fueron usados para dogmatizar que la Tierra era plana, que era el centro del Universo, y aun para determinar su edad (y la de éste).

Por ejemplo, basándose en la autoridad de la versión de la Biblia conocida como del Rey Jaime, el arzobispo de Armagh y primado de Irlanda, James Usher, afirmó en su obra Annalis Veteris et Novi Testamenti, publicada en 1650 y 1654, que el Cielo y la Tierra habían sido creados en la tarde (a la entrada de la noche) que precedía al domingo 23 de octubre de 4004 a. C., el martes siguiente las aguas se concentraron en un lugar determinado y apareció la tierra firme, el viernes fue creado el hombre.

Según el mismo autor, el diluvio ocurrió 1 656 años después: Noé abordó el Arca el 7 de diciembre de 2349 a. C. y desembarcó el 6 de mayo de 2348 a. C. (no dice a qué hora).

Las autoridades eclesiásticas aseguraban que la Tierra y la vida fueron creadas, según la descripción del Génesis, hacía unos 6 000 años, y que su estado actual lo determinaban esa creación y los efectos de algunas catástrofes de origen divino, como el Diluvio.

Esta aseveración se conoce como principio de catastrofismo, e imperó hasta finales del siglo XVIII (de hecho hay quien sigue creyéndolo en nuestros días).

Geología terrestre

Las observaciones que no cuadraban con este principio, como la de fósiles de animales entonces desconocidos, la presencia de restos de animales marinos en zonas montañosas, y muchas otras eran ignoradas o explicadas como tentaciones del Maligno.

Naturalmente, cualquier persona que tratara de dar a estas observaciones una explicación distinta a la religiosa era considerada como inspirada también por el Diablo y acusada de herejía.

Afortunadamente, no se puede detener el intelecto humano y a pesar de la opresión religiosa muchos sabios buscaron explicaciones racionales a las observaciones; varios de ellos fueron perseguidos y las ideas de otros se publicaron sólo en forma póstuma para evitar la persecución.

Leonardo Da Vinci

Entre otros podemos mencionar a Leonardo da Vinci quien, como Aristóteles cientos de años antes que él, razonó por los años 1400 que las conchas de animales marinos (idénticas a otras de animales vivientes) halladas en lugares montañosos son de origen orgánico (no demoniaco) e indican que estas montañas en alguna época se encontraron bajo el mar.

Sin embargo, Leonardo no hizo público su descubrimiento, pues hubiera sido perseguido por ello, como lo fue en 1570 Bernard Palissy por decir que los fósiles son de origen orgánico y que la forma de la Tierra no puede ser estática, pues la erosión (del latín erodere [roer], que es el desgaste de las rocas causado por la lluvia, el viento, etc.) debe ser contrarrestada por la creación de montañas.

Galileo y Descartes

Todavía en el siglo XVII Galileo Galilei fue perseguido por afirmar que la Tierra no era el centro del Universo, al ver lo cual René Descartes, quien había publicado en 1644 su Principia Geológica, en donde propone que la Tierra se está contrayendo al enfriarse, no se atrevió a publicar su libro Le Monde, terminado en 1634, en el cual describe el movimiento de la Tierra alrededor del Sol; este libro se publicó póstumamente.

Robert Hooke

En 1668 Robert Hooke terminó su libro Discourse on Earthquakes, en el cual se oponía al dogma del origen catastrófico y de la estaticidad de la configuración actual de la superficie terrestre; mantenía que los estratos con abundantes fósiles marinos hallados en Inglaterra debían haberse encontrado alguna vez bajo el mar.

Este libro no fue publicado en vida del autor por temor a represalias, por lo que apareció póstumamente en 1705.

La disminución del poder represivo de la Iglesia a finales del siglo XVII hizo posible de nuevo la libre expresión del pensamiento humano, y una serie de hombres brillantes se abocaron a explorar y explicar un mundo en gran parte todavía desconocido.

Edmond Halley

En 1715, Edmond Halley, conocido usualmente por el descubrimiento del cometa que lleva su nombre pero que hizo grandes aportaciones en muchas otras disciplinas científicas, se opuso abiertamente a las ideas de que la Tierra tuviera sólo unos cuantos miles de años de edad o de que fuera eterna, y propuso que su edad podría determinarse a partir de la salinidad del mar.

Origen ígneo

En 1778, Georges Leclerc, conde de Buffon, propuso un origen ígneo (llamamos ígneas a las rocas formadas a partir de material ardiente) para la Tierra y calculó que tenía una edad de casi 75 000 años, afirmando de paso que el planeta se encontraba en estado de cambio constante.

Teoría de la evolución

Por esas fechas, Jean de Monet, caballero de Lamarck, propuso una teoría de la evolución de las especies animales que implicaba que la edad de la Tierra debería ser bastante mayor que la aceptada hasta entonces.

Calor interno de la tierra

Alrededor de 1785, James Hutton propuso una escala de tiempo indefinidamente larga, indicó que la erosión debía ser contrarrestada por nuevos depósitos y levantamientos (evidenciados por la presencia de conchas marinas en formaciones terrestres) y que la fuente de levantamientos, erupciones y metamorfismo de sedimentos debía ser el calor interno de la Tierra.

Mantuvo que, dado un tiempo suficiente, los mayores cambios de la superficie terrestre podían realizarse por medio de una sucesión de cambios pequeños, y que los procesos geológicos que se llevan a cabo actualmente son los mismos que han actuado desde siempre

Uniformismo

Esta tesis encontró un campeón en Charles Lyell, cuyo libro Principios de geología (editado 12 veces entre 1830 y 1872) fue considerado por mucho tiempo el tratado más importante en este campo.

Lyell llamó a esta teoría principio de uniformismo (uniformista), y se basó en ella para desplazar al catastrofismo, que era la más aceptada hasta entonces y la apoyada por la Iglesia.

Tablas y sedimentos

Entre 1799 y 1815, William Smith publicó las primeras tablas y mapas de las formaciones sedimentarias de Inglaterra, Gales y parte de Escocia. Sus métodos y resultados se aplicaron más tarde al estudio del resto del mundo, y los nombres de los sitios donde originalmente identificó sedimentos correspondientes a un cierto episodio de la historia terrestre aún son utilizados (véase el cuadro de tiempos geológicos).

Origen de las especies

En 1858 se dio a conocer la teoría de Charles Darwin y Alfred R. Wallace acerca de la evolución (publicada más tarde por Darwin en su libro El origen de las especies), que permitía explicar muchos de los hallazgos de fósiles.

A partir de esas fechas comenzaron los modernos estudios geológicos y geofísicos; se recabaron gran cantidad de datos que permitieron conocer con mayor precisión la forma, la distribución de masa, la geografía y otras características de la Tierra.

En particular…la sismología aportó conocimientos sobre la estructura interna de la Tierra, los avances de la geología permitieron comprender los procesos de formación de rocas, y los parentescos entre especies animales y vegetales, actuales y extintas fueron establecidos por la biología. Sin embargo, las mismas investigaciones que permitían resolver algunos de los problemas existentes resultaban (como sucede hasta la fecha) en nuevas observaciones que suscitaban aún más preguntas.”[1]

Pero:

¿Qué es la geología?

Es la Ciencia que trata de la forma exterior e interior del globo terrestre; de la naturaleza de las materias que lo componen y de su formación; de los cambios o alteraciones que estas han experimentado desde su origen, y de la colocación que tienen en su actual estado.

No obstante, es claro que su desarrollo ha sido un perenne batallar contra el antropocentrismo. Y, dado que su finalidad es reconstruir la historia de los tiempos pasados derivando consecuencias para el presente, me ha parecido sensato involucrarla en este blog de consulta, preguntas e investigación histórica.

Su método es, por antonomasia, histórico, no experimental, si bien es cierto emplea profusamente estadísticas y datos obtenidos experimentalmente.[2]
Ver también: Cosmología ; Tectónica de placas ; Límites de placas divergentes

[1] Tomado de Nava Alejandro. La Inquieta superficie terrestre. Fondo de Cultura económica S.A., de C. V., México D.F.

[2] Aubouin Jean, Brousse Robert, Lehman Jean Pierre. Tratado de Geología. Tomo II. Paleontología, estratigrafía. Ediciones Omega S.A., Barcelona. S/f.

Una fuente externa relevante para este artículo fue Wikipedia.

Ediciones 2011-16-18-21

Language: Español