Categorías
historia

Mateo y Enoch-estudio-ensayo-crítica

Mateo y Enoch. ¿Que tal un careo entre el evangelio de Mateo y el libro de Enoch? Muchas cosas se aclaran para el que desconoce el segundo texto. Veamos.

Mateo 3:12 « Tiene el rastrillo en la mano y limpiará su era, recogiendo el trigo en su granero; la paja, en cambio, la quemará con fuego que nunca se apagará»[1]

Libro de Enoch 67:13 «Porque estas aguas de castigo proporcionan salud a los cuerpos de los reyes y curan la concupiscencia de su carne, sin embargo ellos no creen ni ven que esas aguas cambiarán y se convertirán en fuego que arderá para siempre»

Mateo 5:4 « Bienaventurados los que lloran[2], porque recibirán consolación.»[3]
Enoch capítulo 5:7 « Para los elegidos habrá luz, alegría y paz y heredarán la tierra, pero para vosotros impíos habrá maldición.»[4]

Mateo 5:5-12 « Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.»[5]

Libro de Enoch 104:2 « Esperad, aunque primero habéis sido afligidos con la desgracia y el sufrimiento, ahora brillaréis como las luminarias del cielo. Apareceréis y brillaréis y la puerta del cielo se abrirá ante vosotros»

Mateo 6:24 « Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero»[6]

Libro de Enoch 108:8 « a quienes han amado a Dios y no han amado el oro ni la plata ni ninguna de las riquezas de este mundo y sus cuerpos han sido torturados».

Mateo 10:26-28 « No los temáis, pues, porque nada hay oculto que no llegue a descubrirse, ni secreto que no venga a conocerse. Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que os digo al oído, predicadlo sobre los terrados. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, que el alma no pueden matarla; temed más bien a aquel que puede perder el alma y el cuerpo en la Gehenna.»[7]

Libro de Enoch 95:3 « No temáis a los pecadores, oh justos, porque el Soberano del Universo los entregará de nuevo en vuestras manos para que vosotros los juzguéis a gusto»

Mateo 10:34 « No creáis que he venido a lanzar paz sobre la tierra no he venido a lanzar paz, sino cuchilla»[8]

Libro de Enoch 98:11 « ¡Desgracia para vosotros los de corazón espeso que forjáis la maldad y coméis sangre! ¿De dónde coméis tanto y tan bueno y bebéis y os hartáis si no es de todos los bienes que el Señor, el Más Alto ha puesto sobre la tierra? Vosotros no tendréis paz»

Mateo 11:28. « Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.»[9]

Enoch 53:7. « En presencia de su justicia, estas montañas no estarán más en la tierra, las colinas se convertirán en fuentes de agua y los justos descansarán de la opresión de los pecadores»

Libro de Enoch 96:3 « Por tanto, no temáis vosotros los que habéis sufrido, porque la sanación será distribuida entre vosotros, una luz radiante os iluminará y escucharéis del cielo la palabra de descanso»

Mateo 15:19 « Porque del corazón provienen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los robos, los falsos testimonios, las blasfemias.»[10]

Libro de Enoch 98:4 «Juro ante vosotros pecadores que así como una montaña no se convierte en un esclavo ni una colina se convierte en una sirvienta, así el pecado no ha sido enviado sobre la tierra sino que el hombre lo ha cometido y cae bajo una gran maldición quien lo comete»

Mateo 16:2-3 « Mas él respondiendo, les dijo: Cuando es la tarde del día, decís: Buen tiempo hará; porque el cielo tiene arreboles. Y a la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo triste. Hipócritas, que sabéis hacer diferencia en la faz del cielo; ¿y en las señales de los tiempos no podéis?»[11]

Enoch, capítulo 2 versículo3. « Ved las señales del verano y las señales del invierno, cómo la tierra entera se llena de agua y las nubes rocían la lluvia sobre ella.»[12]

Mateo 23:39 « porque os digo que desde ahora no me veréis más hasta que digáis: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!»[13]
Enoch 63:4. « Ahora hemos aprendido que debemos alabar y bendecir al Señor de los reyes pues reina sobre todos los reyes».

Mateo 24:1-2 «… Y él respondiendo les dijo: — ¿No veis todo esto? De cierto os digo que aquí no quedará piedra sobre piedra que no sea derribada.»[14]
Libro de Enoch 89:56. « Las vi abandonar su casa y su torre y entregarlas a los leones para que las destrozaran y devoraran»[15]

Mateo 24:12 « Y al crecer cada vez más la iniquidad, la caridad de la mayoría se enfriará»[16]
Libro de Enoch 91:6. « La injusticia va a ser consumada de nuevo sobre la tierra y todas las acciones de injusticia, opresión y trasgresión se duplicarán y prevalecerán»

Mateo 24:29-44.
Libro de Enoch 91:7. «Pero cuando toda clase de obras de pecado, injusticia, blasfemia y violencia se hayan incrementado y la apostasía, la desobediencia y la impureza aumenten, un gran castigo del cielo vendrá sobre la tierra y el Señor santo vendrá con ira y castigo sobre la tierra para ejecutar el juicio»

Mateo 25:31-46.
Libro de Enoch 93:15. « Después de esto, en la décima semana, en su séptima parte, tendrá lugar el Juicio Eterno. Será el tiempo del Gran Juicio y Él ejecutará la venganza en medio de los santos.»

Mateo 25:32. « Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos»
Enoch 51:2. « Y de entre ellos seleccionará a los justos y a los santos, porque se acerca el día en que serán salvados.»

Mateo 25:41 « Entonces dirá también a los de su izquierda: «Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles»
Enoch 62:10 « Sin embargo, el Señor de los espíritus los apremiará para que se apresuren a salir de su presencia, avergonzará sus caras y las tinieblas se acumularán sobre sus rostros»

Mateo 26:64. « Jesús le dice: «Tú lo has dicho. Y aun os digo, que veréis desde aquí a poco al Hijo del hombre sentado a la derecha de la virtud de Dios, y venir en las nubes del cielo»»

Libro de Enoch 63:11. « Luego, sus rostros estarán llenos de oscuridad y de vergüenza ante el Hijo del Hombre, serán expulsados de su presencia y la espada permanecerá frente a sus caras»

Mateo 28:2-5. « Y, he aquí, fue hecho un gran terremoto; porque el ángel del Señor descendiendo del cielo y llegando, había revuelto la piedra de la puerta del sepulcro, y estaba sentado sobre ella. Y su aspecto era como un relámpago; y su vestido blanco como la nieve. Y del miedo de él los guardas temblaron, y fueron vueltos como muertos. Y respondiendo el ángel, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.»
Enoch 20:8. « Remeiel[17], otros de los santos ángeles, al que Dios ha encargado de los resucitados.»

  • [1] Nueva Versión Internacional.
  • [2] O los que sufren
  • [3] Reina Valera 1995.
  • [4] Compárese también con Salmos 37:11
  • [5] Reina Valera 1960
  • [6] Biblia de Jerusalén.
  • [7] Nácar Colunga.
  • [8] Septuaginta.
  • [9] Reina Valera.
  • [10] Nácar Colunga.
  • [11] Biblia de Jerusalén.
  • [12] Ver también Lucas 12:54-56 (Reina Valera 1865): Y decía también al pueblo: Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: Agua viene; y es así. Y cuando sopla el austro, decís: Habrá calor; y lo hay. ¡Hipócritas! Sabéis examinar la faz del cielo y de la tierra, ¿y este tiempo, como no lo examináis?
  • [13] Reina Valera Actual.
  • [14] Septuaginta.
  • [15] Cf. Con Jeremías 39:8, 2 de Reyes 25:8-12. 2 de Crónicas 36:17-20.
  • [16] Biblia de Jersualén.
  • [17] «..El vigilante y el Santo»

Language: Español