Categorías
Mesopotamia

Proverbios de Babilonia-Mesopotamia

Esta muestra de proverbios corresponde al siglo XVII a.C., en Babilonia:

« ¿Se pueden hacer hijos sin hacer el amor? ¿Puede uno engordar sin comer?»

«Estamos condenados a morir; gastemos, pues. Viviremos aún muchos años; economicemos, pues.»

«La cebada temprana prosperará – ¿qué sabemos nosotros? La cebada tardía prosperará – ¿qué sabemos nosotros?»

«Al pobre más le valdría estar muerto que vivo:
Si tiene pan, no tiene sal; Si tiene sal, no tiene pan; Si tiene carne, no tiene cordero; Si tiene un cordero, no tiene carne.»

«Al pobre le prestan dinero y preocupaciones»

«Quien tiene mucho dinero es, sin duda, dichoso; Quien posee mucha cebada es, sin duda, dichoso, Pero el que nada posee puede dormir.»

«Soy un corcel de raza; Pero voy uncido con un mulo Y tengo que tirar de la carreta,
Y transportar cañas y bálago.»

«Para aquel que está bien establecido, Para aquel que no es más que viento,
¿Debo yo guardar mi amor?»

«Una mujer agitada, en casa, Añade la enfermedad a las molestias.»

«El botijo en el desierto es la vida del hombre; El calzado es la niña de los ojos del hombre;
La esposa es el porvenir del hombre; El hijo es el refugio del hombre;
La hija es la salvación del hombre; Pero la nuera es el infierno del hombre.»

«La amistad dura un día, El parentesco dura siempre.»

«Quien edifica como un señor, vive como un esclavo;
Quien edifica como un esclavo, vive como un señor.»

«El Estado cuyo armamento sea débil No podrá alejar al enemigo de sus puertas.»

«Tú puedes tener un amo, tú puedes tener un rey; Pero a quien tienes que temer es al recaudador.»

«En una ciudad sin perros de guardia, El zorro es el vigilante»
«La escritura es la madre de la elocuencia Y padre de los artistas» [1]
[1] Tomado de Ortiz H. Angel E. Fundamentos Culturales del Judaísmo I, Página 104-105.

Ver también: libro de Job , Cantar de los cantares Babilonia

Copy link
Powered by Social Snap