Categorías
definicion ciencia concepto filosofia

Que es el amor, significado, concepto

¿Que es el amor? Vaya, es la tarea que que me he impuesto, averiguar su significado; no porque saberlo me haga mejor amante o permita que me amen más, solo por tratar de entender mejor sus alcances.

Ciencia

Para algunos el amor se reduce a química, a una condición neurológica poderosa, tanto como el hambre y la sed pero de mayor duración.

¿Diferencias con la lujuria?

Que cuando hay apego o amor, se liberan feromonas, dopamina, norepinefrina, serotonina, oxitocina y vasopresina; cuando existe lujuria, el cuerpo secreta testosterona y el estrógeno. Bajo esta óptica, habrían distintos matices de amor y de lujuria (eros, pasión sexual, deseo) y en diferentes escenarios hasta combinaciones de estos tonos.

También pudiera ser visto el amor como una herramienta de supervivencia en la senda evolutiva.

Sentimiento

Para otros el amor es un sentimiento enorme y fuerte que se siente por otra(s) persona(s) y que no implica necesariamente retroalimentación o correspondencia (ser correspondido). Pero el amor también pudiera implicar una actitud positiva, la unión íntima y profunda a una persona, la entrega y la necesidad de ayudar, de ser útil a la misma.

Esto es válido para los amores familiares, amistades, relaciones espirituales, etc.
El amor es el motor de las grandes historias.

Significado

  • Es un sentimiento que surge de forma espontánea pero que también debe nutrirse con el tiempo.
  • Es algo irracional pero también lógico y racional.
  • Es una actividad del corazón pero también de la mente.
  • Es una emoción que puede hacernos vivir pero también hacernos vivir una ilusión.
  • Es un impulso instintivo pero también un talento a desarrollar.
  • Sí, amar es un talento , un poco como tocar el piano o pintar, un «movimiento» del cuerpo y del alma que se vuelve más elegante a medida que practicas.

Psicología

Según la psicología normalmente en el amor buscamos parejas que tengan características que de alguna manera nos son familiares, para poder evaluar a alguien aunque no lo conozcamos bien o tal vez nos adaptemos a las reglas sociales por miedo a la opinión pública.

Según la psicología muchas veces nos enamoramos de un estereotipo que nos conviene más, según los constructos sociales y mentales que muchas veces nos hemos creado, por el miedo a saltar a lo desconocido de este sentimiento tan envolvente.

Para definir el amor, el psicólogo cognitivo Sternberg ha ideado un método que intenta explicar los diferentes tipos de amor, mediante la combinación de tres elementos: intimidad, pasión y decisión / compromiso.

La intimidad define cuánto la pareja es capaz de cuidarse a través de los sentimientos de compartir, afinidad y confianza . La pasión se trata de lo físico.

La dimensión decisión-compromiso define dos componentes que pueden diferir: la decisión se refiere a la decisión de amar a alguien, mientras que el compromiso tiene que ver con el deseo de mantener la relación en el tiempo.

De pareja

Según Erich From:

El amor es un poder activo del hombre; un poder que anula los muros que lo separan de sus semejantes, que lo hace superar la sensación de aislamiento y separación, y al mismo tiempo le permite ser él mismo y preservar su integridad. Parece una paradoja, pero en el amor dos seres se vuelven uno , pero siguen siendo dos.

En mi opinión, existen tres condiciones esenciales para la sostenibilidad del amor en pareja: admiración, soñar y deseo sexual. Y estos tres componentes deben canalizarse a la misma persona. Y recíproco. Y estable. Pero no necesariamente en el orden: el deseo puede surgir de la admiración o viceversa.

Solo puedo amar a alguien si lo admiro y me siento admirado por ese alguien. La admiración es un sentimiento de alegría y plenitud frente a lo que uno considera hermoso o grande . 

Solo hay amor en el respeto. Desde el momento en que nos gritamos tonterías, hipotecamos seriamente el amor. 

Puede que no siempre estemos de acuerdo en la crianza de los hijos, en cómo gastar el dinero (estas son las dos principales fuentes de desacuerdo) …, pero siempre debemos estar de acuerdo en que el otro es una persona humana única digna de respeto y admiración. 

No olvidemos que dos amantes son también dos enemigos íntimos … que se deben respeto. El declive de la admiración es paralelo al declive del amor

Historia y culturas

Homero usaba la palabra Eros, no para hablar de un dios sino como sustantivo que aludía a deseo e inclusive,amor.

En la teogonía de Hesíodo, Eros es uno de los tres dioses primordiales, junto al caos y la tierra; pese a no tener descendencia, sin su labor, los demás dioses no hubieran engendrado hijos. Aunque siempre es preciso resumir su postura sobre el amor como algo contrario a la razón.

Sófocles en su libro clásico, Antígona, culpa a eros de la tragedia de su personaje, por considerar que es destructivo, conduce a la locura y cambia a los justos en malévolos.

Empédocles consideraba al amor y al conflicto como fuerzas de unión o separación dentro de su concepción cósmica y metafísica.

Según Platón (en su obra Symposium), el amor es lo más parecido a la caza (ir de cacería); una suerte de locura y hasta un dios poderoso. Distinguía entre el amor terrenal, normal y, el amor celeste,un movimiento del alma en procura del saber filosófico (el que conduce al conocimiento).

Para este pensador, el amor ideal es aquel que desea el bien (lo que conduce a la contemplación de lo eterno e inamovible, yendo más allá de lo particular), un balanceo o vibración entre riqueza y pobreza, entre tener y carecer, entre posesión y no adquisición.

Aristóteles se expresó sobre el amor sobre todo en sus implicaciones éticas, aunque es memorable su metáfora del amor para explicar el movimiento de los planetas: el motor inmóvil es el amado y el sistema planetario la amante. El concepto del motor inmóvil lo transformarán los cristianos en su propia idea de la divinidad.

😉

Me viene a la mente en ese orden de ideas conceptos expresados por los antiguos griegos como Philia, la intimidad profunda, no sexual entre amigos y miembros de la familia; Pragma, el amor maduro entre dos adultos responsables y que se da de manera estable durante largos periodos de tiempo; ágape, el amor generalizado y, Philautia, o el amor propio.

Plutarco por su parte afirma que el amor es una fuerza que propulsa a la materia hacia el primer principio, es el «sueño» de la materia informe por llegar a ser como la forma ideal del bien.

Primeros cristianos

Los primeros cristianos homologaban el amor con la caridad aunque toda la órbita del amor estaba envuelta en la divinidad: «amar a Dios y por Dios».

San Agustín se expresaba con tres términos para aludir al amor: charitas (caridad), amor y dilectio (inclinación), tres conceptos que a veces homologaba pero que siempre juzgaba en torno a sus ideas de bien y del mal en términos cristianos.

Santo Tomás catalogaba al amor como una inclinación natural que conduce hacia el bien y que puede catalogarse bajo la óptica de las emociones o del intelecto, estando subordinada su acepción, a la órbita cristiana.

Dante por su parte, dice que el amor mueve al sol y las estrellas, siendo una potencia que atrae a las personas hacia una vida más noble.

Plotino, distinguía en el amor tres formas: el amor divino, el amor demoniaco y la pasión.Todas estas categorías se subordinaban a la búsqueda de la belleza, que empieza en las cosas materiales y termina en las de las ideas. Stendhal, al tratar el tema del amor heterosexual, distingue entre el amor-pasión, el amor-gusto, el amor físico, y el amor de vanidad.

Arthur Schopenhauer condenaba todas las formas de amor por considerar que estaban atadas a la voluntad de vivir, algo condenable bajo su postura filosófica; identificaba el origen del amor en la sexualidad, aclarando que pudiera disfrazarse de «admiración».

La voluntad de vivir está destinada a la producción de un nuevo individuo (la unión sexual existe para beneficio de la especie) y por tanto los matrimonios no deberían hacerse por «amor» sino por conveniencia.

Implicaciones

Este par de apuntes los traigo a colación para indicar que hay muchas clasificaciones y tipologías sugeridas, muchos sinónimos y términos que intentan abarcar al amor en todas sus fases o desarrollos. Y esto es así desde la antigüedad.

Algunos opinan que el amor es una emoción anómala y algunos inclusive que no es una emoción. Detengámonos un momento y tratemos de entender esta postura. Las emociones están garantizadas por algún suceso acerca del objeto de la emoción. El amor se sale de la norma, pues se puede amar sin que nos amen, por ejemplo.

Otros afirman que el amor es un conjunto de deseos respecto a la persona amada. Y existen los que preguntan si existen razones para el amor y, de ser así cuáles pudieran ser.

Se mencionan como posibles razones para el amor, las propiedades (no homologando el término con bienes o posesiones materiales) o cualidades de la persona amada como ingenio, belleza o bondad.

Pero esta clase de argumentos también tiene sus detractores, que consideran esta manera de ver las cosas como algo fetichista, puesto que se fija en elementos accidentales y no en la esencia de la persona.

Otro argumento en contra pudiera ser que al disminuir alguna de sus virtudes o cualidades, nuestro amor disminuiría, lo cual no es necesariamente cierto.

También cabría entonces que alguien con mayor proporción de esas cualidades pudiera quedarse fácilmente con nuestro amor o afecto, lo que sería la antítesis del amor. Como decía Harry Frankfurt: «El amor crea razones si bien no hay razones para el amor».

El amor se focaliza en la persona a quien se ama, no es una respuesta a una propiedad generalizable.

Y pese a lo que digan los filósofos morales, muchas formas de amor, entre ellas la romántica no desean favorecer a toda la especie o a toda la humanidad sino a un ser concreto, alguien en particular.

Amor a primera vista

El amor a primera vista es amor a primera vista, muy fuerte desde el principio. Este amor puede evolucionar hacia una relación profunda y duradera después de esta primera fase.

También puede detenerse en cuanto nos conocemos mejor, porque el otro ya no parece interesante después de un tiempo como si hubiéramos estado enamorados de una imagen que la realidad destruye al cabo de un tiempo.

La química de la atracción

En el nivel de la química de la atracción y el amor , hay varias fases que comienzan con el noviazgo. Los estudios de neuropsicología han demostrado, de hecho, que en la fase de cortejo, algunos neurotransmisores pueden crear experiencias únicas: en particular, en esta fase se liberan grandes dosis de dopamina , un neurotransmisor responsable del efecto del placer y la euforia.

A esto le sigue el hipotálamo que ordena a nuestro cuerpo enviar señales de placer y atracción. A medida que pasa el tiempo y las citas progresan, los niveles de dopamina aumentan cada vez más favoreciendo el deseo y la excitación, y el deseo de pasar más y más tiempo con la pareja.

Cuando la relación se profundiza tenemos la aparición de otros dos tipos de neurotransmisores: la noradrenalina y la feniltilamina responsables de las mariposas en el estómago de otro tipo de actitudes, como el insomnio, la disminución del apetito o la sensación de energía que nos invade, junto con otras. comportamientos calmantes como ternura o actitudes «en forma de corazón».

Otra hormona, llamada hormona del amor , también se libera en esta etapa: oxitocina.. Esta hormona facilita el mantenimiento y la creación de vínculos emocionales, y es responsable de las sensaciones de bienestar y ganas de cuidarse unos a otros.

Se libera cuando hay un estímulo que nos recuerda al ser querido (su voz o pensamiento) pero también durante el orgasmo: esta hormona produce gratificación emocional y placer físico (también se libera durante la lactancia y el parto para crear un vínculo amoroso inmediato con el recién nacido).

Durante el orgasmo también se libera otro tipo de hormona, llamada vasopresina , que además de dar una sensación de satisfacción y relajación también es responsable de la sensación de territorialidad : los celos hacia la pareja se deben a esta hormona y que también empuja hacia la fidelidad y monogamia.

Este terremoto hormonal y emocional es el momento en el que decidimos y evaluamos si nuestra pareja es la indicada para nosotros, si podrá ayudarnos si estamos enfermos o si estará ahí en caso de necesidad.

Pasado este período, en un período de tiempo que va de los 18 a los 30 meses, lo que sucede es que el cerebro se ha vuelto adicto a las hormonas del enamoramiento como las fenilafetaminas y ya no reacciona como antes.

En este punto comienza a producir endorfinas que nos hacen sentir bien cuando estamos con nuestra pareja. El compañero se convierte en quien sabe quitarnos las tensiones, sabe comprendernos y escucharnos y quien se ha convertido en la otra mitad de nuestra manzana.

Es en este momento que comienza la fase del amor verdadero y puro.. Si bien todo este proceso no suena muy mágico y romántico, en realidad es solo una cara de la moneda.

El amor es mucho más: son dos cuerpos y dos almas que se unen, trayendo consigo los valores y la cultura de su época, sus vivencias y sus proyectos pasados ​​y futuros, y la posibilidad de crear una nueva familia. La química de la atracción es solo el comienzo .

¿Cómo sabes si es amor?

El amor a menudo surge por sí solo, a veces sin previo aviso. ¡Puedes buscar el amor y no encontrarlo, no buscarlo y encontrarlo! ¡Amor es mágico!

Cuando amamos, tenemos la impresión de sentirnos bien. Los sentimientos de amor ayudan a desarrollar la confianza en uno mismo y aumentan la autoestima.

Es gratificante, porque leemos en los ojos del otro que somos atractivos o atractivos. Descubrimos que también podemos ser importantes fuera del círculo familiar y que otras personas además de los padres pueden animarnos y entender por lo que estamos pasando.

Creamos un vínculo fuerte, aprendemos a confiar en una nueva persona, nos revelamos poco a poco y hablamos de cosas íntimas que nunca nos habíamos atrevido a comentar con nadie.

Amor a largo plazo

El amor a largo plazo, por otro lado, requiere una relación más duradera. Puede comenzar con amor a primera vista, pero no necesariamente. El tiempo es fundamental para el amor: permite que dos personas se conozcan y descubran puntos en común.

Es más probable que una relación romántica dure en el tiempo cuando ambos se sienten bien juntos y comparten actividades en común. En todos los casos, se transforma y evoluciona a lo largo del camino.

Qué es el Amor verdadero

El amor es una multiplicidad de emociones. Es una sensación absoluta. El amor es el momento en el que dejas de pensar con la cabeza y empiezas a pensar con el corazón . 

El amor llena los días, nos hace reír, nos hace llorar, nos desespera, pero seguro que no se puede vivir sin amor. Amar significa desear lo mejor para el otro , sea quien sea, incluso cuando las razones sean diferentes. 

Significa permitir que el otro sea ​​feliz , incluso cuando su camino sea diferente al nuestro. Es un sentimiento que nace del deseo de entregarse, de dar un salto en la oscuridad, de arriesgarse y de confiar la vida en manos de otra persona.

Qué es el amor verdadero
  • Save
Qué es el amor verdadero

Bibliografía consultada

  • Encyclopedia of Philosophy Vol 5, second edition, Donald M Borchet, Editor in chief, © 2006 Thomson Gale, a part of the Thomson Corporation.
  • Mora José Ferrater. Diccionario de Filosofía. Editorial Sudamérica Buenos Aires. S/f
  • Verywellmind

Ediciones 2012-18-21

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.