Categorías
lenguaje

Táctica y estrategia, poema de Benedetti, análisis, opinión, breve ensayo

Táctica y estrategia, poema de Benedetti, análisis, opinión, breve ensayo.Siendo un convencido estratega de negocios, amante del ajedrez, del billar a tres bandas y romántico como pocos, encontrarme con esta pieza de poesía (lector de poemas y literatura desde muy joven también, lo confieso) de Mario Benedetti, fue todo un rafagazo de luz, un golpe de meteoritos por la calle, un sacudón inolvidable para dedicar, para meditar, para sonreír.
Hace ya varios años desde que conozco esta pieza literaria y solo recién me atrevo a contextualizar su discurso dentro de los ejes de mi carrera. Un poco de romance pero un mucho de pensamiento estratégico también. Voy a citar el poema para quienes no lo conozcan:

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Táctica y estrategia, poema de Benedetti, análisis, opinión, breve ensayo
  • Save

Análisis, ensayo, opinión

  • Se trata básicamente de ir por la vida con un plan, en este caso un marco como parte de una estrategia de seducción, de conquista a una pareja o contraparte.Se fijan los objetivos y se procede a elaborar todo un plan de ataque o de consecución de las metas, una o varias tácticas en torno a ir cercando al rival, en este caso al objeto del deseo para minar sus defensas y lograr su rendición o vencimiento. Suena algo cruel, yo se. Quizás no sea lo más adecuado para algunos aludir a los tropos bélicos, a las metáforas de guerra.Pero para no ir tan lejos, cuando hicimos el estudio del Cantar de los cantares, encontramos muchas alusiones al combate.
  • Usando cadencias musicales, rítmicas, Mario Benedetti nos aproxima primero a las tácticas que usa para llegar a su fin amoroso, si bien, como en todo tipo de decisiones netamente emocionales, hay dispersión, contradicción, resignación, afán de posesión, dependencia y mucho más.
  • Mirar es un primer paso, captar, percibir, absorber toda la información posible sobre nuestro logro, en este caso la dama a quien va dirigido el poema; recopilar todos los datos posibles sin prejuicios, sin filtros. Tal vez el querer implique definitivamente esto, aceptar sin sonrojos y sin juicios a otra persona, buscando puntos de encuentro a partir de nuestras similitudes.
  • Hablar y escuchar, comunicar en cualquier tipo de lenguaje, en este caso palabras (a ver, se trata de un poeta, alguien cuyas herramientas son las imágenes plasmadas en palabras), construye, consolida y reafirma cualquier tipo de relación.
  • Cuando se construyen puentes se hace para comunicar dos espacios anteriormente aislados, para superar obstáculos tales como ríos o foso profundos, para acercar comunidades o personas, para aminorar los tiempos de arribo.En ocasiones inclusive se erigen como monumento, como algo para desafiar al paso de los años, para alardear de lo que se es capaz.Quizás haya mucho de esto en la construcción de la poesía amorosa de Benedetti, es solo una especulación mía pero creo que no es tan descabellada.
  • Lo más parecido a la inmortalidad es meterse dentro de los recuerdos de alguien, quizás obtener esto sea una demostración del poder de la vida sobre la muerte, del deseo sobre el odio, del amor sobre la rutina. El amante vacila, duda, da rodeos pero quiere quedarse, desconoce cosas, muchos elementos se le escapan pero se aferra poderosamente a su objeto del deseo.
  • La base de cualquier tipo de relación sana y duradera acaso sea la honestidad, la transparencia. ¿Total? No lo sé. ¿Relativa? Es posible. En el proceso de cortejo, generalmente se tiende a deslumbrar a la contraparte, usando brillos propios y ajenos; cuando se conquista el corazón del ser amado, tienden a apagarse los destellos. Sería acaso mejor dosificar y sostener el proceso de conquista, el coqueteo y la pasión a lo largo del tiempo.

Espero que este ejercicio lo disfruten quienes como yo, somos aprendices constantes del pensamiento estratégico o acaso por los enamorados que conozcan el poema y quieran ver algunas posibilidades del mismo.
Leer también: qué es táctica; Sun Tzu: la estrategia sin tácticas es la ruta más lenta hacia la victoria; Tacticas de marketing de contenido

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273