Categorías
economia

Ventaja comparativa

Ventaja comparativa, definición, ¿qué es? ¿Por qué algunos países se especializan en la producción de ciertos bienes?, ¿cuál es el argumento que les permite determinar el producto que exportarán?

La ventaja comparativa es un modelo que nos explicará la razón por la que ciertos países, empresas, o inclusive, particulares, deciden producir algunos bienes en específico.

A continuación, se presenta una investigación sobre la ventaja comparativa y sus puntos más importantes. Específicamente, una definición sobre esta teoría, sus características, algunos ejemplos sobre esta, y otros puntos de interés.

Esta teoría establece que, en un contexto de libre comercio, si un país se especializará en la producción para la cual su productividad es la más alta (o la menos débil) en comparación con sus socios , aumenta su riqueza nacional .

Se dice que para esta producción, tiene una «ventaja comparativa» . Como corolario, tendrá que comprar los bienes que ya no produce. Según esta teoría, cada país tiene interés en especializarse en los sectores de actividad donde su ventaja relativa en términos de productividad es la más alta o donde su desventaja es la más baja.

Es decir que, aunque sea menos productivo que sus socios en todos sus productos, debe especializarse en aquellos donde la brecha de productividad en su contra es menor.

¿Qué es la ventaja comparativa en economía?

La ventaja comparativa es una teoría que sostiene que los países se dedicarán a la producción de aquellos bienes que requieran de un coste menor en comparación a su producción en otros países.

Dicho de otro modo, un país como Colombia puede producir más café que Panamá gracias a que el primero destaca más eficiencia que el segundo. La eficiencia, en este contexto, es la capacidad de producir con una poca cantidad de recursos, pero sin sacrificar su calidad.

Dicha capacidad, es lo que pasaremos a conocer como ventaja absoluta (explicada más adelante). Mientras un país se especializa en la producción de un producto en la que destaque una mayor eficiencia, este, a su vez, importará aquellos bienes en los que presente menor eficiencia. Este favorecimiento es lo que, de entrada, la ventaja comparativa le permitirá bien sea a un país o una empresa seleccionar estratégicamente.

Ejemplos de ventaja comparativa

Con algunos ejemplos, podemos entender con más claridad de lo que va esta teoría.

  1. El ejemplo cita a un médico y a un electricista. El médico es un buen profesional, eficiente por excelencia, mientras que el electricista es el más solicitado y recomendado de todos. En función a ello, estos dos negocian sus servicios entre sí, o, en otras palabras, el médico le ofrece asesoría, mientras que el electricista, trabajos de mantenimiento. La ventaja comparativa se explica de la siguiente manera. Oportunamente, el médico también tiene conocimientos en electricidad, y por coincidencia, sus conocimientos son mucho mejores que los del electricista. No obstante, este decide contratar al jardinero de todas maneras. Esto se debe a que el médico encuentra más rentabilidad en sus horas de ejercicio como médico que como electricista, por lo que resulta más conveniente para este, contratar al jardinero. Esta elección, se debe a que la ventaja comparativa del médico frente a ejercer medicina o electricidad se dirige hacia su trabajo como médico. Las horas de trabajo en el hospital le retribuyen más ganancias que trabajando como electricista, y pese a que el electricista no es el más apto, será mejor para él contratarlo, pues no perderá la producción más importante que tiene.
  2. Una empresa produce automotriz y tecnología de computación. Sin embargo, este comienza a tener problemas para sus procesos de manufactura, y, por lo tanto, deberá escoger entre sus dos áreas para ahora solo mantener una sola en producción. En este sentido, la empresa determina que tiene más posibilidades de producir tecnología de computación, gracias a que su maquinaria le facilita un proceso más rápido y, además, mucho más económico. La ventaja comparativa entre sus procesos de producción apunta hacia su tecnología de computación. Frente a esta situación, la empresa decide subcontratar a otra empresa para la compra de servicios automotriz, ya que esto le permitirá, tanto mantener la producción de tecnología de computación, y mantener su proyecto automotriz. Esto se debe al coste de oportunidad, el cual señala que la mayor producción por horas recae en la tecnología de computación, por lo que sería más conveniente para la empresa, mantener su producción.

Características

La ventaja comparativa contempla una serie de rasgos que, como teoría práctica, puede caracterizarse de la siguiente manera:

  • Refuerza y estimula la producción: La formulación y aplicación de la ventaja comparativa supone un aumento exponencial en la producción de un determinado bien o servicio, ya sea en una empresa o de un país respectivamente. Es considerada una estrategia en la producción y la rentabilidad, por lo tanto, empleada como la base de la inserción de los países al intercambio comercial.
  • Fomenta el comercio exterior: El primer punto nos lleva al segundo. En este caso, el comercio internacional es uno de los procesos que más se ha visto beneficiado ante el planteamiento de la ventaja comparativa. Esto se debe a que los países identifican aquellos bienes que pueden producir con mayor rentabilidad, convirtiéndose así en opción de compra para otras empresas o países inclusive.
  • Puede aplicarse no solo como un enfoque binario: Como hemos visto en los ejemplos, la ventaja comparativa tiende a ser explicada sobre la base de una decisión binaria, es decir, una que solo contempla dos opciones para una persona, una empresa o un país. La ventaja comparativa puede contemplar múltiples opciones, donde será necesario determinar cuál de estas aporta el mejor coste de oportunidad.
  • Está basada en el coste de oportunidad: La clave para entender la ventaja comparativa, consiste en comprender el concepto del coste de oportunidad. Este será el criterio que permitirá determinar cuál es la ventaja más rentable para una empresa o particular. El coste de oportunidad es la valoración que cada inversión otorgará, las cuales serán comparadas entre sí para diferenciarlas de manera ordinal.
  • Es un fundamento teórico: La teoría de la ventaja comparativa fue diseñada por el economista inglés David Ricardo a inicios del siglo XIX. Su planteamiento se realiza bajo la idea de mejorar el hasta entonces planteamiento de Adam Smith, quien había hablado únicamente de la ventaja absoluta.
  • Está condicionada: Condicionada, en lo que, a países respecta, es decir, en el área del comercio internacional. La ventaja comparativa de cada uno de estos se verá determinada por una variedad de factores. Factores incidentes en su capacidad de producir un determinado producto. Una manera sencilla de entenderlo es a través de las condiciones climáticas. Algunos países encontrarán más facilidad de que otros para producir alimentos si, por ejemplo, el clima les favorece. De igual manera, inciden aquí otros agentes como recursos naturales, sus avances tecnológicos y sus conocimientos sobre el rubro.

Definición, en qué consiste

La ventaja competitiva es uno de los conceptos más importantes en la comprensión de la ventaja comparativa. En términos resumidos, podríamos entender que una ventaja comparativa se constituye, básicamente, de ventajas competitivas.

Vamos a desglosarlo para comprenderlo a fondo. Cuando hablamos de una ventaja competitiva, nos referimos a una cualidad o rasgo que le otorga una ventaja a una empresa sobre sus homólogos. Dicha ventaja le permitirá resultados más prometedores, y, por lo tanto, encontrarse en una posición mucho más provechosa en su rubro.

No es posible hablar de la variedad de ventajas competitivas que podrían efectuar en la producción debido a que los factores pueden ser innumerables.

Esto se debe a que, desde un apoyo financiero hasta un universo de recursos naturales en posesión, pueden suponer una ventaja competitiva para una empresa.

Las ventajas competitivas pueden variar a largo plazo, por lo que las empresas siempre buscarán la manera de mejorar en lo que a estos rasgos se refiere.

Un ejemplo muy ajustado a esta premisa es la de una empresa que cuenta con mano de obra calificada frente a una con mano de obra no calificada. La segunda empresa podría invertir en la capacitación de su personal, quedando así a la par de su homólogos.

En este contexto, la ventaja competitiva dejaría de ser tan provechosa para la empresa que, en un primer momento, contaba con mano de obra calificada. Por esta razón se advierte que las empresas deben mantenerse en la búsqueda contante de nuevas ventajas competitivas.

Tipos de ventaja competitiva

A pesar de la infinidad de probabilidades, es posible diferenciar tres tipos de ventajas competitivas según sus características. Estas se presentan de la siguiente manera:

  • Segmentación de mercado: La segmentación del mercado es una técnica que se utiliza para identificar a los clientes o consumidores potenciales de un determinado producto. Con el uso de esta técnica, una empresa puede crear campañas dirigidas a este tipo de clientes, de modo que pueda aumentar sus ventas por encima de su competencia. No es considerada actualmente una ventaja competitiva, aunque no deja de ser mencionada como lo que alguna vez se consideró una ventaja competitiva.
  • Reducción de costes: Una de las ventajas competitivas más importantes y conocidas en la actualidad es el control de los precios. La empresa que ofrezca los precios más baratos recibirá mayor atención por parte de la clientela. El término low cost es, de hecho, una de las maneras más típicas del uso de esta ventaja competitiva.
  • Diferenciación de producto: De la mano con la reducción de costes, la diferenciación de productos habla de la calidad singular que una gama puede destacar para fidelizar a sus consumidores. Por más alto que pueda ser su precio, su calidad podría garantizar su venta en tanto esta sea la necesaria. Uno de los ejemplos más típicos de la diferenciación de productos son las marcas como Samsung, LG, Apple, Xiaomi, etc.

¿Quién fue David Ricardo?

La ventaja comparativa fue planteada por David Ricardo, un economista inglés, perteneciente a la corriente del pensamiento económico clásico, siendo, en conjunto con Thomas Malthus y Adam Smith, uno de los más destacados del siglo XIX.

Este economista fue el responsable de plantear la teoría de la ventaja comparativa. Su principal postulado advertía que, pese a no existir una ventaja absoluta en relación a un determinado bien o servicio, un país podrá adquirir las competencias necesarias para liderar en la venta de un producto en específico.

Esto, valorando la diferenciación de una ventaja comparativa. David Ricardo insistía que el coste relativo era el verdadero factor determinante en el comercio internacional, por lo que, en contra posición a los costes absolutos (planteados por Adam Smith en su teoría de la ventaja absoluta) establece su teoría de la ventaja comparativa, con el objetivo de mejorar y renovar el planteamiento de Smith.

Ricardo es uno de los teóricos más importantes del área económica, precisamente, en el nacimiento de la macroeconomía, reconocido como uno de los pioneros de esta parte de la economía. A sus trabajos se le atribuye la creación de la ley de los rendimientos decrecientes.

Sus aportes le han constituido como uno de los sabios más importantes de los economistas neoclásicos. El ilustre nace en el año 1772 en Londres, el 18 de abril. Su muerte acontece para el año 1823, a los 11 días del mes de septiembre, en Gatcombe Park.

¿Qué es la ventaja absoluta?

Nuestro último concepto para comprender la teoría de la ventaja comparativa es el de la ventaja absoluta. Se trata de la capacidad que un país o empresa tiene para producir un producto con la menor inversión posible, sin dejar a un lado su eficiencia.

La ventaja absoluta, en conjunto con la ventaja competitiva, serán los que explicarán finalmente la ventaja comparativa. Mientras la competitiva habla del universo de variables que podrían favorecer la producción de un determinado bien, la ventaja absoluta habla de aquella producción que suponga un menor coste para la empresa.

En este sentido, los criterios que determinarán la selección de la ventaja comparativa serán la ventaja absoluta y la ventaja competitiva. La ventaja absoluta es definida como una capacidad, una posibilidad que permite a un ente o país llevar a cabo la producción de un bien usando la menor cantidad de agentes de producción posibles.

Esto, de entrada, supone una ventaja en términos de la rentabilidad y la inversión requerida para obtener un determinado producto. Este concepto fue planteado por Adam Smith, quien advertía que los países deberían valorar únicamente su ventaja absoluta para seleccionar aquel rubro en el cual invertir, para posteriormente insertarse en el comercio internacional.

Todo esto, sería posteriormente acoplado y modificado por David Ricardo, quien insertaría el concepto de la ventaja comparativa.

La ventaja comparativa es actualmente un concepto aplicado para el estudio de los mercados internacionales, en la búsqueda de oportunidades de inversión para países que desean formar parte del comercio exterior. Esto, valorando sus puntos más positivos, los cuales podrían otorgarles una ventaja sustancial frente a su competencia.

La teoría de la ventaja comparativa es una variante más amplia de la de la ventaja absoluta del filósofo y economista británico Adam Smith (1723-1790), quien sostiene que un país debe producir donde es mejor comerciar con un país que tiene una ventaja absoluta diferente a la suya.

La principal lección de la ventaja comparativa es que, independientemente de su competitividad nacional, en una situación competitiva ideal, un país siempre se beneficiará de la apertura al comercio internacional. Ésta es la razón por la que los defensores del libre comercio utilizan esta teoría contra los del proteccionismo.. También es la base de la doctrina de la Organización Mundial del Comercio ( OMC ).

Críticas

Incluso si no tiene refutación formal, la teoría de la ventaja comparativa es objeto de varias críticas :

  • No tiene en cuenta el equilibrio de poder entre socios, quien pierde una producción no necesariamente encuentra otra suficiente para reemplazarla,
  • Las ganancias para un país pueden eventualmente desaparecer en el caso de una disminución en un sector de actividad en el que inicialmente tenía una ventaja comparativa,
  • Si la riqueza de un país aumenta, su distribución entre los distintos actores puede evolucionar en detrimento de algunos, como los más pobres .

Esta teoría también se puede aplicar a todos los actores económicos, especialmente a las empresas, los grupos sociales y la actividad humana en general. Debe estar vinculado a la tendencia a la especialización y la división del trabajo que se observa en las sociedades modernas.

Recurso externo valioso: Wikipedia

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.