Categorías
Negocios Rentables

Cómo empezar un negocio de masajes en 4 pasos

Cómo empezar un negocio de masajes en 4 pasos. El negocio de los masajes, al igual que muchos servicios, disfruta de la posibilidad de ofrecerse como un producto a domicilio, por lo que existen alternativas que puedes considerar para aprender cómo empezar un negocio de masajes de manera rentable -aun si no posees el capital para montar tu negocio local todavía-.

En esta línea, vamos a presentarte una serie de directrices con las que podrás emprender e iniciar tu negocio de masajes. Además, compartiremos algunas valoraciones sobre lo que debes hacer para montar tu negocio.

1- Emprender: Elabora un plan de negocios

Absolutamente todo negocio requiere de una planificación detenida y elaborada con pasos factibles. Bien sea que tengas experiencia o no en un determinado rubro, será indispensable que elabores un plan de negocios.

Este documento te permitirá definir con claridad cada uno de los pasos que deberás dar para poner en marcha tu negocio, siendo en este caso, tu negocio de masajes. Pero ¿Qué debe contener este plan?:

Propuesta de negocio

Una descripción del objetivo y visión del negocio, detallando las características del servicio que vas a ofrecer. Si se trata de un negocio de masajes, especifica a qué tipo de personas va dirigido tu servicio específicamente.

Servicios de tu negocio

Ya sabemos que se trata de un negocio de masajes. Pero, ¿Cómo puedes ofrecer este servicio? ¿Qué clase de masajes ofreces? ¿Tus servicios serán a domicilio o serán locales? Pregúntate qué vendes y qué es lo que estás ofreciendo a tus compradores y defínelo.

Diagnóstico del mercado

Aquí deberás estudiar y plasmar la situación del mercado de tu rubro. Es decir, cuáles son los costos manejados entorno a lo que ofreces, y así mismo, qué tan solicitados son en este preciso momento tus servicios.

Público objetivo

¿Quiénes pagarían por tu servicio? ¿Qué los caracteriza? ¿Dónde se ubican? Identifica a tu público objetivo y qué tanto podrías llevar tu negocio hacia estos, o por el contrario, si es posible que estos vengan hacia tu negocio.

¿Qué satisface tu negocio?

Responde a qué es lo que pueden encontrar tus compradores en tu producto. ¿Qué necesidad estás controlando? ¿Qué puede hacer de la compra de tu producto algo conveniente para tus usuarios?

Puede parecer que estos pasos son algo innecesarios y redundantes. Sin embargo, es vital que puedas definirlos, ya que te permitirán enfocarte en todos los puntos que necesitas tratar para dar paso a tu propuesta eficazmente. Muchas veces somos ciegos a estos puntos, y por lo tanto, no aprovechamos al máximo las fortalezas de nuestro negocio.

2- Iniciar: Comienza tu plan

Vamos a dividir esta etapa de cómo empezar un negocio de masajes en dos puntos. El primero, en torno a la reunión de los implementos necesarios, y el segundo relativo a las inversiones.

a. ¿Qué implementos necesitas para tu negocio de masajes?

El primero de estos implementos será tu formación. Cualquier trabajo profesional deberá ser realizado por una persona debidamente capacitada y certificada. Tu formación te permitirá determinar cuáles son los recursos y/o implementos que necesitarás para poder llevar a cabo un servicio de masajes completo.

Una vez que tengas tu certificado, reúne todas las herramientas que necesites. Hablamos del uniforme, de los tratamientos aplicables durante los masajes, de la mesa de masajes para tus respectivos trabajos, etc. Un ejercicio muy útil en este punto consiste en visualizar tu ejercicio como masajista. Visualiza tus servicios e identifica los elementos que podrías necesitar.

Crea enlaces para contacto. Puedes recurrir a una red social, o a un número de teléfono donde tus clientes puedan comunicarse contigo cada vez que lo requieran. Este recurso será indispensable para establecer lazos sólidos con tus clientes.

Define todos los implementos que puedas necesitar para ofrecer tus servicios de manera exhaustiva.

b. ¿Qué inversiones debes realizar?

Ya has definido todo el inventario que tu negocio necesita. Ahora, el próximo paso hacia cómo empezar un negocio de masajes corresponde con la compra de todos tus equipos. Deberás elaborar un presupuesto factible sobre el cual puedas adquirir tus implementos. Este proceso puede tomar tiempo, así que asegúrate de elaborar un plan a justado a tu poder adquisitivo.

Determina cuáles son los implementos que necesitarás fundamentalmente, y cuáles son aquellos que podrías postergar. Haz una diferencia entre lo importante y al mismo tiempo urgente, luego adquiere todas tus herramientas para poder llegar a tu meta. Define los tiempos que requerirás para poder costearlas y así dar inicio al próximo paso.

3- Abrir: Haz de tu negocio una realidad

Luego de un recorrido extenso, es momento de darle legitimidad a tu negocio. Y es que, aunque todavía no cuentes con un local, es importante que cuentes con una licencia. Una licencia que te certifique como profesional en el área de masajes. Esto te permitirá trabajar bajo la normativa legal requerida, evitando cualquier sanción o inconveniente en tu ejercicio profesional.

Otro de los aspectos más importantes en este punto es la creación de una marca personal. Un sello con el que tus clientes puedan reconocerte y, así mismo, referirte cada vez que lo deseen. No está de más insistir en el registro de esta marca, para que puedas contar con todos los derechos de su respectivo uso.

4- Montar: Comienza a hacer negocio

Tu negocio está listo para dar el primer paso. Es momento de que comiences a ofertar tus servicios, bien sea a través de tus redes sociales o con pequeñas técnicas publicitarias en los espacios del lugar en el que vives.

No pierdas de vista el norte una vez que has dado inicio a tus primeros contratos. Encamínate a la compra o alquiler de un espacio en el que puedas ofrecer tus servicios. Otórgale un sentido a tu proyecto con metas a corto, mediano y largo plazo, asegurándote de encontrar siempre un avance para tu nuevo negocio.

Un proceso complejo pero gratificante

La síntesis presentada puede dar una impresión bastante fácil de lo que implica idear, definir y elaborar un proyecto de negocio. La verdad es que emprender un negocio es un proceso complejo, pero no por ello, menos apasionante.

Recuerda estos cuatro pasos para dar pasos básicos para dar un esquema a tu negocio. Elabora un plan de negocio exhaustivo, seguido, acciona tus primeros planes de presupuesto e inversión, ahora certifica tu negocio y, finalmente, comienza a hacer negocio.

Leer también: Marketing de masaje: 11 consejos para promover su negocio de terapia de masajeIdeas, consejos y estrategias de marketing para la terapia de masaje; beneficios del masaje chino

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM ; Blogger, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.