Categorías
empresas

Estrategias de crecimiento empresarial

Las estrategias de crecimiento empresarial son un grupo de acciones planificadas cuyo objetivo consiste en mejorar el impacto de una empresa ante el mercado, lo que será causal para el aumento de sus ventas, su valor útil y su alcance. Esto le permitirá disfrutar de una ventaja importante frente a sus homólogos, logrando destacar de manera importante.

Existen múltiples estrategias de crecimiento empresarial, ya que cada una se especializa en el moldeamiento de diferentes dimensiones implícitas en una empresa. Si deseas conocerlas, continúa leyendo a los siguientes apartados para que puedas informarte por completo acerca de estas aplicaciones.

Principales estrategias de crecimiento empresarial

Cualquier empresa que pretenda mantenerse en los mayores niveles de ventas con el transcurso del tiempo, deberá estimular constantemente el desarrollo de los mecanismos que emplea para lograrlo. Estas son las estrategias de crecimiento empresarial más básicas, las cuales han de ser consideradas por toda empresa que proyecte dichos objetivos.

Penetración en el mercado

Una empresa que opere en un determinado mercado, podrá aumentar sus ventas a través de diferentes mecanismos que le permitirán captar una mayor cantidad de clientes. Para ello, esta estrategia le ofrece tres alternativas para aumentar sus ventas:

  1. Estimular a sus clientes actuales: Si bien ya cuenta con una cartera de clientes, la empresa puede encontrar alternativas para aumentar la acción de compra de los mismos. Para ello, puede elaborar técnicas de fidelización que le permitan reforzar el lazo de sus clientes hacia su negocio.
  2. Atraer clientes foráneos: Otro recurso que puede implementar la empresa es atraer clientes pertenecientes de otros mercados, los cuales puedan interesarse de alguna manera en su rubro.
  3. Convencer a clientes de la competencia: Existirá otra cartera de clientes consumidores de su rubro, pero fieles a otra marca. Estos pueden convertirse en una manera de aumentar su tasa de ventas.

La empresa puede considerar varias técnicas. La primera de estas consiste en la expansión de su negocio a nivel interno (Conocido como crecimiento interno), aumentando el tamaño de su único y actual negocio para abarcar más espacio. Así mismo, puede adquirir otros locales comerciales para expandir su negocio o también fusionar su local con los de la competencia (Crecimiento externo).

Desarrollo del producto

El producto es otro de los recursos más importantes que determinarán la relación de los clientes con su empresa. Cientos de empresas actualizan y ofrecen luego de un determinado período, productos más sofisticados, acordes a las necesidades actuales de sus consumidores. Este es el principal argumento de la compra y la fidelización de los clientes de una empresa al respecto.

Una empresa puede recurrir a esta estrategia para mejorar la calidad de su producto, valorando también la relación calidad-precio del mismo, satisfaciendo así las necesidades de sus clientes tanto desde su oferta como desde su producto propiamente. Muchas marcas lo hacen: ofrecen un producto cada vez más moderno, un ejemplo típico son las empresas de telefonía.

El concepto de esta estrategia también refiere la creación de nuevos productos que atraigan a nuevos clientes, para lo que necesitará realizar trabajos de investigación que le permitan determinar las necesidades de su público objetivo.

Desarrollo del mercado

El desarrollo del mercado es la ampliación de todos aquellos nichos que la empresa maneja actualmente. Su objetivo como estrategia consiste en que la empresa pueda conectar con otros mercados, permitiéndole aumentar así las ventas de sus productos al disfrutar de múltiples canales de venta.

Fundamentalmente, la estrategia de desarrollo del mercado se basa añadir nuevas ubicaciones en las cuales la empresa pueda desempeñar sus ventas, haciéndose de nuevos canales para la venta de sus productos en otros espacios. Esta expansión puede ser tanto en el área nacional como internacional.

Estrategia de diversificación

La diversificación se convierte en otra de las estrategias que una empresa puede valorar cuando su mercado presenta saturación, o por el contrario, ha experimentado una baja importante en sus ventas. Ante esto, la empresa deberá elaborar nuevos productos, y por ende, desarrollarse en otro mercado.

Será necesario, al igual que en la estrategia anterior, un proceso investigativo que le permita al a empresa descifrar cuáles podrían ser sus opciones más rentables en cuanto a nuevos mercados. Con esto, encontrará alternativas que, por lo menos, sean igual de rentables que su mercado inicial respectivamente. Para una estrategia de diversificación, la empresa puede:

  1. Diversificación conglomerada: La empresa puede insertarse en otra empresa (a modo de alianza) que no tenga relación alguna con su mercado, participando así en un nicho completamente diferente, pero con nuevas posibilidades de encontrar una buena tasa de ventas.
  2. Diversificación relacionada: La empresa encontrará a otras cuyo mercado sea el mismo, de modo que puedan establecer alianzas comerciales, mejorando sus productos de manera conjunta e igualar un nivel de calidad más atractivo que aumente sus ventas.

En cualquiera de los casos, la empresa podrá aplicar ambas estrategias de manera simultánea, insertándose tanto en mercados similares como en mercados nada parecidos al suyo. La idea consiste en aumentar su participación, y con esto, el impacto de su marca ahora no solo en su mercado, sino en sus mercados.

Crecimiento empresarial sistemático

La aplicación de estas estrategias de crecimiento empresarial marca tan solo el inicio de los alcances de una empresa. Por ende, cada empresa deberá mantenerse en la búsqueda de su constante desarrollo, aproximándose a estrategias de crecimiento más especializadas que le permitan igualar sus objetivos más específicos.

Y es que las estrategias presentadas anteriormente denotan tan solo la base del crecimiento empresarial. ¿Qué quiere decir esto? Que existen diferentes autores que, posterior a la explicación de estas principales estrategias, plantean estrategias más especializadas, cuyo objetivo consiste en edificar dimensiones muy específicas de una empresa.

En cualquiera de estos casos, una empresa deberá poner en práctica las estrategias principales para poder desarrollarse de manera óptima. Una vez que alcance sus objetivos base, podrá dedicarse a la búsqueda, identificación y aplicación de nuevas estrategias que le ofrezcan la mayor ventaja posible en el mercado en el que se desempeña.

Leer también: Estrategias para atraer clientes, formas, tips; cómo desarrollar una estrategia en la nube¿Qué es el crecimiento económico? Definición, significado, medidas, causas, efectos

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273