Categorías
Publicidad

Que es publicidad, definición

No les causa curiosidad saber ¿que es publicidad? Definición. A mí sí y bastante.
Tendemos a considerar a la publicidad como algo siniestro y maligno, tal vez por asociación de ideas con los nazis, con los políticos inescrupulosos y las masas sugestionables. Es un tipo de publicidad, extrema pero cabe dentro de esta categorización.

¿Qué puede ser la publicidad? Podría ser un estilo de persuasión que recurre más a los sentimientos que a la razón, utilizada para persuadir a un público para continuar o realizar una acción nueva; su arma principal es la sugestión; intenta hacernos actuar o pensar de determinada forma, influenciando nuestras creencias y nuestras actitudes. A sus métodos se le califican de sutiles y subrepticios; el publicista normalmente se guarda algo implícito, que no se dice abiertamente. Serían, en su extremo más sórdido, los publicistas unos timadores.

DRAE

Según el DRAE (diccionario de la Real Academia de la Lengua, 1999), la publicidad es un conjunto de medios que se emplean para divulgar o extender la noticia de las cosas o de los hechos. También nos dice que es la divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para atraer a posibles compradores, espectadores, usuarios, etc.

El publicista es un estudioso del comportamiento e intuye que somos más sugestionables como multitud que como individuos, porque nos dejamos afectar de qué dirán y de lo que los demás hacen; entiende también este emisor de publicidad que si nos repite un mensaje con determinada frecuencia seremos más susceptibles a ello; sabe crearnos una inseguridad para luego brindarnos “casualmente” el remedio contra esa la inseguridad.

Dentro de las técnicas empleadas por la publicidad para despertar nuestras emociones se vale por ejemplo de la apelación a la sinceridad, de la apelación al miedo, de la apelación a la lástima, entre otras argucias.
Nos dice lo que deseamos oír; ganándose nuestra confianza intenta influenciar nuestras reacciones. Pocas veces en la publicidad que nos bombardea oímos buenas razones o apologías racionales, es común que se nos ofrezca evidencias unilaterales y amañadas.

El publicista es el amo de la simplificación y de las falsas presentaciones.
Otros medios empleados por los publicistas para convencernos de obrar como ellos desean son conceptos como: únase a los demás, el uso de apodos y la simplificación exagerada, los estereotipos y la rutilante generalización, la transferencia de sentimientos o el testimonio presuntamente sincero, el empleo de gente común o el atractivo del esnobismo (depende su conveniencia), el empleo de estadísticas fuera de contexto y el uso de números grandes, el problema prefabricado-el malo, el cabeza de turco-, la distorsión notoria y la voz de mando.

El propósito de la publicidad no puede ser otro que tranquilizar a los accionistas y empleados respecto a que el negocio es viable. O sencillamente incrementar las ventas y las ganancias. Los anunciantes pretenden por medio del Branding (repetición de una imagen o nombre de producto), en un esfuerzo por asociar determinadas cualidades en la mente de los consumidores.

Otros significados

La publicidad es una táctica de marketing que implica el pago de espacio para promocionar un producto, servicio o causa. Los mensajes promocionales reales se llaman anuncios o anuncios cortos. El objetivo de la publicidad es llegar a las personas con mayor probabilidad de estar dispuestas a pagar por los productos o servicios de una empresa y tentarlos a comprar.

En sus términos más simples, publicidad:

  1. Identifica un problema / oportunidad actual para un producto, servicio o marca corporativa
  2. Identifica a los consumidores que pueden resolver / crear mejor ese problema / oportunidad
  3. Crea la forma más relevante y distintiva de comunicarse con ellos en términos creativos y de medios

«No considero la publicidad como entretenimiento o una forma de arte, sino como un medio de información».
David Ogilvy

La publicidad es la acción de llamar la atención del público hacia algo, especialmente mediante anuncios pagados. Tenga en cuenta que la definición utiliza el término «acción de» y no especifica que la publicidad se limite a medios impresos, televisión, Internet o cualquier otro medio específico. Si bien hace hincapié en los «anuncios pagados», no es un requisito. Finalmente, solo dice que se llama la atención a algo, no específicamente a la buena atención. Cualquiera que haya encendido el televisor durante la temporada electoral sabe que la publicidad puede ser negativa.

Muchas definiciones de publicidad específicas de la empresa añaden que la publicidad no es personal. Esta distinción es a veces importante debido al papel que desempeñan las ventas cara a cara en muchas empresas. Una fuerza de ventas a menudo se considera una estrategia de marketing, no una estrategia publicitaria.

La publicidad es parte del marketing, generalmente empieza sus funciones después que un producto, bien o servicio ha sido lanzado al mercado; su función es explicarlo, ponderarlo o exaltarlo.

Una relación entre ventas y publicidad diría que dependiendo del producto o servicio esta es del orden del 5-20%.
Concluyo reiterando que la publicidad no tiene intrínsecamente nada de malo, pero discriminando sus intentos manipuladores, estamos en condiciones de manejar con soltura nuestra independencia y racionalidad de consumo.

El equipo de producción trató de resumirlo en ete video:

Bibliografía consultada

GULA Robert. Desatinos. Editorial Norma Colombia 1982.
FERRER Eualio. Publicidad y comunicación. Fondo de cultura económica Mexico 2002.

Leer también: La comunicación ; Publicidad y ventasVenta dura, publicidad agresiva; Marketing Ibague
Ediciones 2014-18-2020

Language: Español