Categorías
concepto

¿Qué es un siniestro?

¿Qué es un siniestro? Al referirnos a un siniestro se trata de un hecho aislado e impredecible que supone un daño o perjuicio a una persona u organización, los mismos a su vez están amparados bajo una póliza de seguros.

De manera conceptual, un siniestro se comporta como un fenómeno individual que no se puede estimar en el tiempo. Estos hechos suelen ser: roturas, averías y otros infortunios que suceden sin premeditación, respondiendo al azar o a una explicación natural.

Estos siniestros suelen ocurrir en un determinado momento que, aunque se esperen por su probabilidad no se pueden definir y anticipar completamente. Así mismo, los siniestros cuentan la particularidad de producir daños en distintos grados, ya sea en personas, bienes o intereses económicos.

La existencia de estos eventos de cualquier tipo es la clave de la efectividad de los seguros. Los siniestros suceden puesto que las empresas, personas e instituciones se protegen de estas eventualidades a través de instrumentos con los que puedan compensar posibles pérdidas económicas.

Tipos de siniestro

Todas las contingencias que puedan existir son consideradas como siniestros y se clasifican de la siguiente manera:

Vida o personal: son todas las contingencias relacionadas con la salud de las personas o incluso el fallecimiento. Asimismo, existen eventos relacionados con despidos laborales y bajas temporales.

Físico y material: este tipo comprende daños reparables e irreparables de bienes físicos o materiales. Un ejemplo son los accidentes de vehículos, el extravío de mercancía, incendio en una instalación o explosión de gas, entre otros.

Con carácter financiero: en sectores de economía y finanzas que poseen causas específicas. De esta manera ocurre en el mercado bursátil donde los seguros se establecen para sufragar pérdidas y eventos impredecibles. 

Asimismo, se mencionan ciertas expresiones que manejan las aseguradoras para definir sus tipos de siniestros:

  • Siniestro total: es en casos de destrucción absoluta del bien asegurado.
  • Siniestro parcial: cuando únicamente se produce la pérdida o daño grave de una parte del bien que ha sido asegurado.
  • Siniestro declarado: cuando se trata de algo que ha sido contemplado dentro del contrato firmado entre asegurado y aseguradora.
  • Siniestro pagado: es cuando la compañía de seguro cubre totalmente la indemnización.
  • Siniestro pendiente: cuando el asegurado no ha recibido la indemnización completa.

Siniestro en seguros

En cada póliza se contemplan las posibles causas o contingencias, al momento de la cobertura de los elementos asegurados. La concurrencia en cualquiera de los hechos en sí mismo se trata de un siniestro.

Por otro lado, la siniestralidad, es el estudio determinado de un lapso de tiempo de aparición de siniestros. Es un concepto que permite el cálculo de tarifas aseguradoras y favorece la anticipación de eventos.

Por lo general cuando sucede un siniestro, el mismo debe ser notificado a la compañía de seguros correspondiente a fin de formalizar el expediente respectivo.

Seguidamente, la compañía se encargará de realizar el trabajo de peritaje, con el objetivo de evaluar el acontecimiento y saber cuál es la magnitud de los daños causados que se garantizarán.

Mayormente, los costes ocasionados en el evento serán recuperables, atendiendo el contrato de seguro en particular. Asimismo, a veces, la totalidad de los daños no son recuperables, sino una parte de estos.

Qué es un siniestro en seguros
  • Save
Qué es un siniestro en seguros

Siniestro vial 

A este tipo de siniestro se le conoce como eventos en los que están implicados bienes, un vehículo y daños a una persona de forma repentina.

Puede ser también un incidente vial producido a causa de una colisión entre uno o más autos, peatones, ciclistas, camiones, motos, etc. en donde existan lesiones y además cualquier hecho que involucre el término agresión vial, que se da con daños materiales.

Causas de los siniestros viales

Por lo general un siniestro vial no es imprevisible, ni aleatorio, ya que suelen darse acompañado de corresponsabilidades, tales como: baja iluminación en el camino, falta de señalización adecuada, falta de ejecución y planeación de proyectos, etc.

Otro importante factor que se involucra en estos hechos es la poca responsabilidad de las personas al manejar, ya sea porque el conductor se encuentra en estado de ebriedad, usa su móvil mientras conduce, no sigue los límites de velocidad correctamente, entre otros. 

Realmente, los siniestros viales se pueden prevenir y evitar, debido a que en muchas ocasiones, se ha dado la situación de vehículos con fallas de fabricación, aunque esto no excluye atribuir la responsabilidad humana que existe, principalmente en los accidentes viales.

Tipos de siniestros viales

Ciertamente, todo lo que sucede relacionado a los siniestros viales se determinan por distintas escalas de gravedad, se considera el más grave donde resultan víctimas fatales, seguido de los hechos donde solo surgen heridos leves o graves y por último cuando se propician daños materiales a vehículos.  

Es por tal motivo, que mencionaremos los tipos de siniestros viales que existen:

  • Vuelcos, pérdidas de control y salida de la vía.
  • Arrollamiento de peatones y transeúntes.
  • Colisión entre dos vehículos
  • Colisión en cadena o en forma múltiple.

¿Cómo ayuda la aseguradora en un siniestro vial?

Al momento de que ocurra un siniestro vial, es importante que el asegurado se mantenga al tanto de la forma en que debe reaccionar luego del hecho, debido a que las aseguradoras solicitan información importante, con el objetivo de realizar la cobertura especificada en el contrato o póliza de seguro. 

Entre las ayudas que otorgan las aseguradoras tenemos:

  • Cobro del seguro: en este sentido la compañía de seguro se encargará de cubrir los daños ocasionados al vehículo del titular, así como los provocados a otros autos, además de cubrir los gastos médicos por lesiones. 

Para ello se deben tener los datos del otro conductor, su compañía de seguros, a fin de iniciar con el ajuste de gastos correspondiente.

  • Indemnizaciones: otro caso que se puede dar motivado a un siniestro vial es que la aseguradora no pague por la siniestralidad, si el monto es más bajo que el reclamado; contra este hecho, el titular puede iniciar una acción legal, con la que puede obtener una indemnización por perjuicios.

¿Qué se debe hacer en caso de siniestro vial?

En caso de que ocurra un siniestro vial lo importante es detenerse de inmediato y tener a la mano toda la documentación necesaria. Posteriormente se debe denunciar ante las autoridades, puesto que estas se encargan de organizar un sistema de auxilio de emergencias según la gravedad del siniestro.

Del mismo modo, el primer contacto que se debe tener en estos casos es con la compañía de seguros a la que se encuentra suscrito de forma inmediata y mucho más si se es culpable del siniestro. Es habitual que se formalicen demandas por los daños causados a terceros, ya sea a personas o bienes.

En este sentido, la aseguradora toma un papel importante en el respaldo de asistencia legal que se requiera y además por asistencia vial, asimismo, si se necesita servicio de grúa.

Siniestro coche-auto 

Al referirnos a un siniestro de coche-auto o cualquier otro vehículo, es el que está relacionado a cualquier suceso o incidente donde estos bienes estén involucrados, ya sea motivado a una avería, accidente, por descuido o irresponsabilidad de una las personas implicadas en el siniestro.

Este concepto logra abarcar todas esas situaciones derivadas de la ocurrencia de un hecho o accidente mientras una persona circula con su vehículo; que además se encuentre reflejado en la cobertura de su póliza de seguro; que debido a su nivel de gravedad requieran de asistencia médica o jurídica y que por sus particularidades se asocien al trámite de una indemnización por daños.

Para evitar confusiones, es necesario aclarar que la totalidad del accidente se considera siniestro, pero esto no implica que ambos términos se puedan emplear de manera indistinta como sinónimo, ya que no todos los siniestros donde esté involucrado un vehículo se deben a causas accidentales.

Un ejemplo, es que ocurra un incidente en vías interurbanas y urbanas motivado a una irresponsabilidad o descuido del conductor o titular de la póliza de seguro, también puede suceder debido a un alto índice de alcohol en la sangre que tenga el conductor; lo que resulta y se considera un siniestro, pero por el contrario no se considera como accidente.  

Para que este punto quede más claro al respecto, una avería mecánica de un vehículo puede considerarse también como un siniestro, pero no implica que haya ocurrido un accidente, o que la avería haya sido causada de manera directa por una colisión con otro auto y ocasione daños de carácter material o personal.

Siniestro laboral 

Un siniestro laboral es la frecuencia con la que las empresas registran cualquier tipo de siniestro dentro de sus instalaciones y que hayan ocasionado daño a sus empleados, esto a consecuencia del trabajo realizado en esa compañía. Este tipo de siniestro engloba dos rubros:

  • Accidentes: son las lesiones que sufre cualquier persona a causa de una actividad laboral, las cuales se pueden clasificar en leves, graves y muy graves. 
  • Enfermedades: a diferencia del punto anterior, estos daños no se generan inmediatamente, sino que se pueden manifestar luego de un tiempo. Como, por ejemplo, la exposición a ruidos altos que puede provocar problemas auditivos a largo plazo.

Causas de siniestros laborales

Acto inseguro: es cuando se viola un procedimiento considerado seguro, lo que significa la negligencia de una persona, produciendo el factor de inseguridad. Entre algunos ejemplos de estos accidentes se mencionan:

  • Distracción o molestia de las personas que realizan el trabajo. Realizar trabajos de mantenimiento con las máquinas funcionando.
  • Realizar operaciones sin tener la debida autorización. Condición insegura: se trata de la condición que forma parte del objetivo que de forma directa está ligado al accidente y que pudo haber sido evitado o protegido. Por ejemplo: Algunas condiciones ambientales que puedan suponer riesgos determinados. Protección defectuosa o inadecuada. Falta de protección.

Causas personales: estas causas son las que surgen propiamente del trabajador y que suelen causar gran parte de los accidentes.

Medio ambiente: así como las causas personales, estas son propias del trabajador, pero están motivadas por el ambiente social externo donde estas personas trabajan, viven o se desenvuelven.

Entre los ejemplos podemos mencionar: Problemas económicos, sociales y de salud. Siniestro total En este caso cuando una compañía de seguro declara un coche siniestro total no se hace cargo de los gastos de reposición ni reparación de los elementos, solo suelen indemnizar al asegurado con una suma previamente acordada en la póliza, para que se pueda adquirir otro vehículo.

Un siniestro total de un coche se declara en los siguientes casos: cuando un accidente donde los gastos de reparación del vehículo sobrepasan del 75 al 100% de su valor venal. También si el auto ha quedado totalmente calcinado a causa de un incendio sin intención o si el coche ha sido robado.

Diferencia entre siniestro total con culpa y sin culpa

Posteriormente de haber ocurrido un siniestro, se debe contactar a la aseguradora, el procedimiento a seguir ante un siniestro total variará de manera sustancial si el titular es o no, el culpable del hecho.

Cuando el titular es culpable: si el siniestro total ha sido por culpa del titular, la aseguradora se encarga de indemnizar en función de la naturaleza de dicho siniestro y de la modalidad de seguro contratado. Por ejemplo: Por incendio o robo: siempre y cuando se tenga contratada la cobertura de robo e incendio, la compañía de seguro indemnizará.

Es habitual en las pólizas ampliadas de terceros, pero no en las básicas. Por accidente de tránsito: en esta ocasión se debe disponer de garantía de daños propios, es decir exclusiva de la modalidad todo riesgo.

Cuando un tercero es culpable: en caso de verse envuelto en un accidente por culpa de un tercero y el coche se ha declarado siniestro total, la compañía de seguro de la otra persona implicada en el hecho debe pagar la indemnización.

Siniestro natural 

Cuando suceden desastres naturales de grandes magnitudes, el Consorcio de Compensación de Seguros es quien se responsabiliza por los daños en caso de siniestros.

Es un ente que se encuentra al servicio del sector asegurador con carácter subsidiario que funciona en casos extraordinarios que no puedan ser cubiertos por las compañías o cuando un contratante no puede hacer frente a problemas económicos.

Es de señalar que, aunque en ocasiones se confunde con una asociación empresarial, este consorcio es un organismo público que asumirá los riesgos que el mercado no puede cubrir, complementando pólizas y cubriendo percances que no están previstos en los seguros ordinarios. 

Específicamente, los siniestros que este órgano se encarga de cubrir son:

Fenómenos naturales, extraordinarios y de gran violencia, es cuando se trata de maremotos, terremotos, inundaciones, ciclones, tormentas, erupciones volcánicas. Existe una baja posibilidad de que existan este tipo de catástrofes, pero si ocurren son devastadoras.

Por otro lado, los desperfectos causados por fractura de canales que han sido construidos por seres humanos quedan excluidos como siniestro natural.

Desperfectos ocurridos de manera violenta causados por motín, terrorismo o tumulto popular, en donde el consorcio se encargará de cubrir la reconstrucción del bien que ha sido destruido. 

Hechos ocasionados por Cuerpos de Seguridad y la Fuerzas Armadas en época de paz. Si algún representante del ejército, policía o guardia civil realiza acciones que conlleven al deterioro de bienes materiales, el consorcio indemnizará por los daños ocasionados.

Bienes que son cubiertos por siniestro natural

Una póliza esencial es un seguro de hogar, la cual protegerá a la vivienda ante cualquier tipo de amenaza que pueda dañar la infraestructura e incluso las pertenencias.

Este tipo de seguro respaldará para reparar daños causados por explosiones, incendios, inundaciones, terremotos, etc.

Las empresas o pymes también pueden contar con una póliza que logre una cobertura total, es similar a la póliza de seguro por hogar, pero protegen un establecimiento o negocio, ante pérdidas económicas o materiales debido a estragos de la naturaleza.

Para las personas que cuentan con vehículos y saben lo importante que son estos bienes, también será necesario que cuenten con este tipo de póliza, debido a que, en caso de fenómenos naturales, los vehículos también están expuestos a afectaciones de índole natural, tales como inundaciones, maremotos, terremotos y demás siniestros que pueden causarle daños graves a los vehículos.

Siniestro ordinario 

Los siniestros ordinarios, son aquellos que derivan de riesgos normales, tales como los accidentes que suelen determinarse tanto por su gravedad, como por frecuencia con la que suceden y esto se incluye dentro de los diferentes tipos de siniestros. 

Dependiendo de la gravedad del hecho, además de ocasionar la pérdida de un vehículo, también pueden causar la pérdida de vida, incluso la de terceros. Y a veces, aunque no haya pérdida de vida se pueden también ocasionar daños graves al bienestar y a la salud.

Entre los siniestros ordinarios más comunes que se pueden mencionar, destacan: vuelcos del vehículo; salida de la vía en carreteras con voladeros; arrollamiento de peatones; choque contra objetos fijos; colisiones en cadena; entre otros.

Siniestro extraordinario

Se entiende por siniestros extraordinarios a esos riesgos que estadísticamente suceden en contadas ocasiones o cuya naturaleza o magnitud y por sus efectos exceden lo que sería un riesgo normal, como es el caso de los terremotos, inundaciones, maremotos, ciclones, etc. 

Por lo general los seguros tradicionales no suelen cubrir este tipo de siniestros.

Sin embargo, independientemente de esta falta de cobertura por parte de los seguros privados, estos riesgos o siniestros extraordinarios están bajo circunstancias determinadas, y son cubiertas bajo el Consorcio de Compensación de Seguros.

En caso de que suceda un siniestro por cualquier fenómeno natural, así como motines, tumultos o por actuación de los Cuerpos de Seguridad o Fuerzas Armadas y la póliza es multi riesgo, avería de máquinas, rotura de cristales, etc. El siniestro lo atenderá el Consorcio de Compensación de Seguros.

Siniestros extraordinarios que cubre el Consorcio de Compensación de Seguros

  • Fenómenos naturales: se trata de los terremotos, inundaciones extraordinarias, erupciones volcánicas, maremotos, tempestades de grandes intensidades, caídas de cuerpos siderales, etc.
  • Riesgos de carácter político y social: es cuando ocurren actos terroristas, motines, actos de rebelión o tumultos populares, así como las actuaciones de Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas en época de paz.

Condiciones para reclamar un siniestro extraordinario

Para poder reclamar una indemnización al Consorcio de Compensación de Seguros, por daños sufridos, se deben dar las siguientes condiciones: Estar suscrito a una póliza de seguro que obligatoriamente incluya cobertura de siniestros extraordinarios, por robo, rotura de cristales, daños de maquinarias y otros daños a bienes.

En estas pólizas, junto con la prima correspondiente se suele aplicar el recargo del Consorcio de Compensación de Seguros, el cual se especifica en el recibo de prima del seguro: Que el pago correspondiente de la prima que se especifica en la referida póliza, se encuentre al día. Que hayan transcurrido más de 30 días (período de carencia) desde que se emitió la póliza.

Exclusiones de cobertura de siniestros extraordinarios

El Consorcio de Compensación del Seguro, estará en el derecho de no cubrir con la respectiva indemnización cuando suceda cualquiera de las siguientes circunstancias:

En cuanto a ramos de seguro: estarán excluidos los siniestros que carezcan de seguro sobre bienes o poseen una póliza que corresponda a un ramo en donde el Consorcio no aplique su cobertura, tales como: los seguros de vida, de construcción y montaje, de transporte de mercancías, de pérdida de beneficios, de responsabilidad civil, de asistencia de viaje, de enfermedad, seguros agrarios combinados, etc.

En cuanto a la causa directa del siniestro: suelen excluirse de cobertura los siniestros que sean diferentes a los que se mencionan en relación de coberturas, de esta forma no se cubren daños ocasionados por lluvias, goteras, granizo, humedades, alcantarillas, canales artificiales, filtraciones, roturas de presas; así como por hundimientos, desprendimientos, corrimientos, erosiones de terreno o los que se producen por conflicto armado.

En cuanto a los bienes dañados: se excluyen de la cobertura cuando el daño se produzca a consecuencia de defecto del bien o por el transcurso del tiempo. En cuanto al tipo de daños: son excluidos los siniestros cuando se trata de daños indirectos o de daños consecuenciales (no cubren los producidos por alteraciones en el suministro de cualquier tipo de energía).

Leer también: ¿Qué es una póliza?; Tipos de seguros de autos, coches, carros

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273