Categorías
concepto

¿Qué es un deducible?

¿Qué es un deducible? Un deducible se trata de una característica esencial de diversos tipos de coberturas de seguros. Es decir, la cantidad de dinero que debe pagar el titular de la póliza en un reclamo cubierto.

Por lo general se hallan deducibles para algunas coberturas en las pólizas de seguros de autos, casas, inquilinos, médicos, etc.

En este sentido, las pólizas pueden tener diferentes deducibles; por ejemplo, si una póliza de auto posee cobertura de colisión y para todo riesgo, es posible que se deba pagar el deducible por colisión y para todo riesgo por separado.

La forma como funciona un deducible es la siguiente:
Por ejemplo; la cobertura de colisión de una póliza de seguro de auto tiene un deducible de 500$. Y si el vehículo resulta con daños en un accidente, el costo total de reparación es de 3000$. Lo que significa que el titular de la póliza deberá pagar 500$ por reparaciones y la póliza de seguro terminará cubriendo los 2500$ restantes.

En los seguros de salud, existe una diferencia de pago de deducible, ya que el mismo se cancela por año calendario, mientras que en una póliza de vehículo o de propietario, el deducible se aplicará cada vez que se presente un reclamo.

Existe también una forma como las aseguradoras determinan un deducible, las mismas brindan una gama que por lo general pueden elegirse entre las diferentes opciones que mejor se adapten a las necesidades del cliente. Es de señalar, que todos los montos varían según la póliza de seguro y la aseguradora.

Aspectos que se deben conocer acerca de los deducibles

A continuación, explicaremos algunos aspectos a tomar en cuenta con respecto a los deducibles, al momento de seleccionar una póliza de seguro:

Averiguar cómo se calcula el monto deducible

El monto deducible puede ser una cantidad específica de dinero o cierto porcentaje del monto total de la póliza. Cuando la póliza posee un deducible en porcentaje, es necesario asegurarse de saber cómo se traduce esa cantidad.

Por ejemplo:

La póliza A, cuenta con un deducible de 500$. Entonces, una tormenta destruye el techo de una vivienda y el costo de reparación es de 6500$. El asegurado deberá pagar 500$ del deducible, mientras que la compañía de seguro deberá cubrir los 6000$ restantes para reparar el techo.

La póliza B cuenta con un deducible del 5%, lo que equivale a 7500$. Si a la vivienda le ocurre el mismo siniestro y requiere de 6500$ para reparaciones, la póliza B, no pagará nada, debido a que la cantidad del monto para reparaciones es menor que el deducible.

Investigar cuando se aplica el deducible

Los montos deducibles para pólizas de autos y viviendas funcionan de un modo distinto en comparación con los deducibles de una póliza de seguro médico, en estos seguros, el deducible por lo general cubre un año completo.

Mientras que en las pólizas de autos y viviendas el deducible se aplica al momento del reclamo.

Averiguar qué es lo más conveniente

De forma general, entre mayor sea el monto deducible, menor será el valor de la póliza. Cuando el titular deba decidir el deducible adecuado, se debe pensar en la cantidad que se puede pagar si alguno de los bienes resulta dañado.

Asimismo, se debe recordar que, al presentar algún reclamo, por más pequeño que sea, puede afectar la cantidad que se debe pagar más adelante por el seguro. También cambiar de un deducible de 500$ a 1000$, permite un ahorro de hasta un 20% del costo de los pagos por prima de seguro.

Deducible de seguro

Cuando una persona contrata un seguro con deducible, llega a un acuerdo con la aseguradora y en caso de que su bien asegurado sufra algún daño, deberá pagar una parte determinada del mismo. El seguro sólo cubrirá cualquier daño que supere el monto deducible que se ha pactado en la póliza de seguro.

Habitualmente en un contrato de seguro, los deducibles cumplen la función de repartir el riesgo entre los asegurados y las aseguradoras, de este modo cuando ocurre un siniestro el asegurado se encargará de pagar una porción, siendo este monto pagado lo que se conoce como deducible.

El monto del deducible, puede ser una cantidad específica o un porcentaje del monto total del seguro que se ha contratado. Generalmente, cuanto más alto es el deducible, menor será el pago de las primas de la póliza de seguro.

Esta cantidad del deducible se especifica siempre en la página principal de la póliza de seguro, ya sea de vivienda o auto.

Diferencia de un contrato con deducible o sin deducible

Al momento de contratar una póliza de seguro, la pregunta que muchos se hacen es si es preferible contratar con o sin deducible. La diferencia entre ambas es que las que cuentan con deducible son más económicas, puesto a que el asegurado comparte el riesgo con la empresa aseguradora.

Cuando sucede un siniestro, el asegurado deberá pagar el monto deducible que se ha pactado en la póliza y la aseguradora asume el monto de diferencia.

Deducible de seguro médico

Este tipo de deducible es el monto de dinero que el asegurado debe pagar al momento de enfrentar cualquier problema de salud, antes de iniciar la cobertura del seguro. Luego de cancelar el deducible, el seguro médico cubrirá los gastos.

El momento estipulado del deducible formará parte de las condiciones del seguro que se contrata, donde el asegurado elegirá la opción que más le convenga al momento de adquirir la póliza de seguro, puesto que cada aseguradora determina el monto mínimo del deducible que ofrece.

Es de destacar que un deducible bajo implica un mayor costo del seguro, mientras que un deducible alto abarata el costo de la póliza de seguro, pero incrementa la participación del asegurado en dicho gasto.

Forma de aplicar deducible en un seguro médico en caso de siniestro

Al momento que el asegurado requiera del uso del seguro, deberá cancelar los costos iniciales. Una vez que estos gastos superan el deducible contratado, iniciará la cobertura de su póliza.

Por ejemplo, si el tratamiento de su enfermedad no alcanza el monto del deducible, el asegurado deberá pagar el monto real de la atención, lo que significa si el deducible estipulado en la póliza es de 500$ y la atención médica solo cuesta 300$, el asegurado deberá pagar estos 300$ de su bolsillo y la aseguradora no deberá cubrir ningún gasto; esto se debe a que el gasto no rebasó el monto del deducible.

Excepciones para aplicar deducible en seguro médico Es posible que existan excepciones al momento de aplicar deducible y estas son provenientes de coberturas adicionales que se incluyen en seguros de gastos médicos.

Una de estas coberturas es la deducible cero por accidente. Esta cobertura como lo indica su nombre, es donde no se aplica deducible cuando el reclamo es causado por accidente, aunque sí puede existir un monto mínimo que se requiera por parte de la aseguradora para que pueda iniciar dicho reclamo.

Otra excepción muy común es las emergencias en el extranjero, que corresponde a una cobertura adicional donde se incluye un deducible determinado. En este caso se aplica un deducible distinto y menor al deducible habitual de la cobertura de seguro.

Monto de deducible a elegir al momento de adquirir un seguro médico

Motivado a que el deducible es la participación del asegurado en el gasto, el mismo deberá decidir el monto que más le conviene al respecto. Es importante saber que un menor deducible implica un mayor costo de la póliza.

Por lo que se debe valorar si este monto menor del deducible representa el beneficio suficiente para justificar un mayor costo del seguro. Por ejemplo, un deducible de 1000$ puede reducir considerablemente el costo del seguro, pero si se tiene un problema de salud, el titular deberá tener disponible esta cantidad de dinero para poder ingresar al centro médico

Deducible de auto

Al momento de contratar una póliza de seguro de vehículo, un concepto fundamental que se debe pautar es el deducible, lo ideal es elegir el monto correcto para que el titular pueda disponer de una póliza que le brinde tranquilidad y seguridad por un precio razonable y justo.

En este caso el momento deducible, es el dinero que se debe pagar en caso de sufrir alguna pérdida o accidente con el auto.

Forma de aplicar deducible en un seguro de auto en caso de siniestro

Por ejemplo, un titular dispone de un vehículo que está asegurado y que ha sufrido un accidente, por tal motivo la compañía de seguro debe hacerse cargo. El daño resulta en 1000$, pero la póliza cuenta con un deducible de 500$.

Lo que quiere decir que el auto será reparado y del total de estos gastos de reparación, el titular debe pagar 500$, que es el monto que corresponde al deducible, mientras la aseguradora se encarga de cubrir el resto de los gastos.

¿Qué sucede si el daño del mismo auto es más alto?  En este caso el deducible no cambia, si por ejemplo el monto de la pérdida es por 3000$, de igual manera solo se deberá pagar los mismos 500$ y el resto de los gastos los asume la aseguradora.

Caso contrario, donde el costo de la reparación es menor al monto del deducible, el mismo tampoco cambia, es decir, si el daño es de 300$, se debe pagar los 500$ de deducible para la reparación.

El monto estipulado para el deducible se puede definir como los 500$ del ejemplo antes mencionado; pero incluso puede llegar a ser un porcentaje del valor del auto asegurado en la póliza de seguros contratada.

En cualquiera de estos casos el titular elige el deducible que tendrá su póliza. En cuanto al deducible más conveniente, eso dependerá de las necesidades y requerimientos del titular, además de conocer las ventajas y desventajas entre un deducible bajo o alto, lo que ayuda a tomar una mejor decisión.

Para conocer un poco más al respecto, explicaremos los beneficios del deducible alto y del deducible bajo:

  • Deducible alto: al seleccionar un deducible alto ayudará a bajar el costo de la póliza, lo que permite contratar coberturas adicionales que contribuyen a aumentar el nivel de protección, sin necesidad de salirse del presupuesto que se tiene destinado, por ejemplo, como los gastos médicos de los ocupantes del vehículo. No obstante, un deducible alto implica también que, en caso de ocurrir un siniestro, el monto que debe absorber el titular será mucho mayor. Además, existe el riesgo de que en caso de que sufra un accidente menor el costo del deducible sea mayor que el de la reparación y se deba pagar por cuenta propia.
  • Deducible bajo: cuanto más bajo sea el monto del deducible, existen más probabilidades de que un accidente menor sea cubierto por la póliza de seguro de auto; asimismo, en caso de un accidente el monto que queda bajo la responsabilidad del titular es mucho menor. Pero cuando se reduce el monto del deducible, se incrementará el costo del seguro. Para ello es necesario considerar que un deducible más bajo, puede aumentar la cantidad de eventos que cubrirá la póliza, por lo que, al tener más gastos, es posible que el costo incremente más a largo plazo.

¿Cuál es el deducible más conveniente para un seguro de auto? 

Para seleccionar un mejor deducible, lo ideal es pensar en lo que realmente se necesita; la protección deseada ante cualquier accidente que se pueda tener. En tal sentido, lo más conveniente es escoger una cobertura amplia con deducible bajo.

Pero si se desea amparar el auto ante situaciones más graves, lo mejor es adquirir una póliza de cobertura amplia con un deducible alto. También se deben tomar en cuenta otros factores que puedan bajar o subir el costo de la póliza, aunque el deducible siempre será un elemento importante para definir la prima del seguro.

Deducible en una aseguranza

Es un concepto relacionado a la cantidad de dinero que debe pagar el titular de la póliza de seguro, el cual se cancela antes de que la aseguradora realice la cobertura del siniestro.

Por ejemplo, si el titular cuenta con un seguro de gastos médicos mayores y debe operarse de emergencia, el mismo deberá cubrir el deducible y luego la aseguradora se encargará de cargar el resto de la cuenta al centro hospitalario.

¿Por qué se debe pagar el deducible?

La mayoría de las personas confunden el coaseguro con el deducible o no entienden por qué deben cancelar una cantidad de dinero, si ya adquirieron la póliza de seguro.

Este tema es muy simple, con este monto se está compartiendo la responsabilidad entre la aseguradora y el asegurado, además se garantiza la atención únicamente de algunos siniestros.

Por ejemplo, en caso de los seguros para autos donde el deducible es por un monto de 1000$, la aseguradora no deberá cubrir un evento menor a esa cantidad.

¿Cómo se calcula el deducible?

Son diferentes los tipos de pólizas de seguro. Tanto el deducible como el total de la póliza se calculan tomando como referencia diversos factores. En el caso de los seguros de vida los factores a considerar son el género, la edad, el estado de salud.

Mientras que para los seguros de autos se evalúa, la marca, el modelo y el valor del vehículo. En cualquiera de los casos, el monto del deducible se debe establecer bajo el consentimiento del titular.

Deducible de impuestos

Son aquellos deducibles que se suelen sustraer de los ingresos brutos a fin de obtener beneficios para efectos de impuestos y tributos. Estos gastos serán esenciales e imprescindibles para que se pueda desempeñar una actividad empresarial y profesional.

Entonces, un gasto deducible es aquel que se puede restar con el objetivo de pagar menos impuestos. Un factor imprescindible para justificar dichos deducibles, es que se encuentren reflejados en factura.

Requisitos para que un gasto sea considerado deducible Entre los requisitos para considerar que un gasto sea deducible de impuestos son:

  • Que se necesite para desarrollar una actividad empresarial o económica.
  • Que se justifiquen correctamente. Es decir, los gastos deben documentarse en una factura que acredite su existencia.
  • Que estén contabilizados correctamente. Estos gastos deducibles de impuestos deben quedar plasmados en los libros de cuentas.
  • Dicho gasto debe tener su origen en el mismo período impositivo del que se trate.
  • Dicho gasto debe tener su origen en elementos patrimoniales que pertenezcan al contribuyente y que se relacionen con actividades económicas.
  • Debe ser necesario para poder obtener ingresos.
  • Deben ser fehacientes y perfectamente demostrables.
  • Que cumplan con el principio causal.

Ejemplos de gastos deducibles de impuestos

  • Consumos de explotación (materias primas o material de oficina).
  • Sueldos y salarios (se incluyen cotizaciones sociales, indemnizaciones, contratos y seguros, etc.).
  • Arrendamientos (alquileres de locales, renting y leasing).
  • Reparaciones y conservación.
  • Tributos que sean deducibles fiscalmente.
  • Servicios de profesionales independientes (asesores o abogados).
  • Amortizaciones (calculadas en base a unas tablas).
  • Algunos gastos considerados difíciles de justificar.
  • Otros gastos deducibles (suscripciones a revistas profesionales, cuotas de asociaciones empresariales, colegios profesionales, etc.).

Leer también: Diferencia entre depreciación y amortización; ¿Puede la publicidad ser deducida como un gasto o un costo de un negocio?

Por Angel Eulises Ortiz

Consultor en marketing online, SEO , SEM desde el 2009, con una especialización SEO de la Universidad California Davis y Coursera del 2020 y otra de Marketing con redes sociales del Tecnológico de Monterrey también del mismo año ; Blogger desde el 2006, curioso; amante de la tecnología, que quiere entender su entorno, la evolución de la publicidad e Internet; tel- ☎ : +573214800273