Categorías
Industria

¿Cuáles son los masajes descontracturantes?

¿Cuáles son los masajes descontracturantes? Los masajes nos otorgan diferentes beneficios para tratar, a su vez, diferentes patologías presentes en nuestro cuerpo. Los masajes descontracturantes, como su nombre nos lo indica, son aplicaciones orientadas a relajar el tono muscular. En otras palabras, estos masajes sirven para mitigar contracturas anormales presentes en el músculo.

Las contracturas son un padecimiento muy típico en personas que realizan esfuerzos repetidos, los cuales, a pesar de ser leves, terminan generando una contractura. Es así como los masajes descontracturantes son empleados para tratar este tipo de padecimientos, siendo de gran ayuda, mayormente, para zonas como la espalda, hombres y cuello.

Conoceremos esto y todo lo inherente a este tipo de masajes en los apartados que se presentan a continuación. Continúa la lectura para descubrir todo acerca de esta técnica. En primer lugar, hagamos una breve, pero no menos importante definición.

Historia del Marketing Digital ¿c...
Historia del Marketing Digital ¿cuando nace? ¿quién lo inventó?
¿Qué son los masajes descontracturantes?

Es un tipo de masaje manual, el cual se realiza para regular el tono muscular. En promedio, estos masajes son aplicados a pacientes con episodios reiterados de estrés, relajando la musculatura y, posteriormente, disolviendo las contracturas. Este masaje es además un tanto más intenso que los masajes relajantes -los típicamente conocidos-, aunque no debe producir un efecto de dolor.

La aplicación de estos masajes está dirigida a tratar el dolor ocasionado por las patologías ya mencionadas, resultando en una alternativa natural y eficiente para aliviar los dolores en ciertas zonas del cuerpo. Sin embargo, también pueden destacar en otros beneficios, por lo que resultan de gran ayuda para abordar otras complicaciones.

¿Quiénes recurren a estos masajes?

Las contracturas musculares son un padecimiento más común de lo que parece, afectando, no solo a los deportivas y/o atletas, sino también a personas con trabajos de oficina. Esto se debe mayormente a las malas posturas, también puede estar relacionado con la mala ejecución de movimientos realizados de manera recurrente.

La espalda, el cuello y los brazos suelen ser las zonas más afectadas, y por ende, tratadas con los descontracturantes. Ya sea en deportes o en trabajos de oficina, las contracturas suelen presentarse por malos estiramientos, poco calentamiento, malas posiciones, levantamiento constante de peso, etc.

Beneficios de los masajes descontracturantes

Al igual que muchos masajes, los descontracturantes provocan la liberación de una hormona llamada endorfina. Dicha sustancia es responsable del control de los dolores, de las emociones asociadas al bienestar y también, de provocar respuestas antidepresivas en el organismo, respectivamente.

Gracias a este efecto, podemos encontrar diferentes beneficios anexos al tratamiento para el dolor obtenido en el masaje descontracturante. Al respecto, estos beneficios son:

  • Rendimiento muscular: Mejorando, específicamente, su proceso de recuperación, permitiéndole asumir mayores jornadas de ejercicio en lapsos más breves. Aquí también se presentan valores más óptimos en cuanto a su resistencia.
  • Limpiar la piel: Eliminando las células muertas, otorgándole un aspecto, inclusive, mucho más estilizado a la zona tratada.
  • Movimiento en el músculo: Tanto la movilidad como la elasticidad podrían recuperar valores normales en el músculo. Esto permitirá al paciente obtener de una manera más rápida la facultad de su determinado músculo.
  • Circulación: Uno de los beneficios que típicamente están presentes en los masajes es la mejora en la circulación. Circulación, no solo de la sangre, sino también el sistema linfático, un conjunto de fibras y/o vasos encargados de purificar el organismo y eliminar cualquier agente bacteriano.
  • Facilita la relajación: Los masajes descontracturantes son capaces de facilitar la relajación del sistema nervioso, lo que eventualmente, supone un recurso de gran ayuda para problemas relativos insomnio y la ansiedad. Este efecto también puede ser de gran utilidad para tratar dolores de cabeza y/o migrañas.

Contraindicaciones de los masajes descontracturantes

El tratamiento de los masajes descontracturantes deberá ser evaluado previamente por un especialista, ya que existen contraindicaciones que, de no ser valoradas, podrían dar lugar a efectos secundarios indeseados en el paciente. Al respecto, algunos de los padecimientos más adversos a estos masajes son:

  1. – Diabetes.
  2. Fibromialgia.
  3. Embarazo.
  4. Inflamaciones cutáneas.
  5. Cáncer.
  6. Infecciones cutáneas y además contagiosas.
  7. Hipertensión descontrolada.
  8. Que el paciente haya tenido un proceso quirúrgico reciente.

La presencia de cualquiera de estos cuadros no supone un impedimento total para recibir los masajes. Sin embargo, el médico especializado será el único autorizado para determinar si es posible o no aplicar masajes descontracturantes debidamente. Allí la importancia de asesorarnos con un especialista.

Sobre la aplicación de los masajes descontracturantes

Durante aplicación de estos masajes, es muy común tener unas dudas comunes relativas al a duración de la sesión, resultados, etc. Responderemos brevemente a estas preguntas en los siguientes apartados:

¿Qué tiempo duran las sesiones de masajes descontracturantes?

Aproximadamente una hora. En ocasiones, puede variar entre más o menos unos 10 minutos, pero más.

¿Cuánto tiempo dura el efecto de estos masajes?

Dependerá de la rutina que el paciente sostenga. Específicamente, esto también se explicará en su alimentación y si realiza ejercicio físico de manera constante.

¿Cuánto tardan en notarse los resultados?

Debido a que no hablamos de un efecto principalmente estético, los resultados pueden observarse entre la primera y la segunda sesión. No obstante, el tratamiento siempre ha de ser prolongado, debido las contracturas pueden perdurar en el tiempo.

¿Qué tipos de masajes descontracturantes se usan?

Los masajes descontracturantes constan de diferentes técnicas. Como se mencionó anteriormente, estos difieren ligeramente de los masajes relajantes debido a la notable mayor intensidad que suelen requerir. Las técnicas más comunes que podemos observar en la aplicación de este tipo de masajes, son:

  1. Amasado de la piel: Es la aplicación de presión en diferentes zonas de la piel -a modo de apriete-, de manera rítmica.
  2. Trazos: Aplicados con la palma de la mano, los cuales recorren mayormente toda la espalda. Deben ser fluidos y, cuidadosamente suaves.
  3. Circulares: Son movimientos con recorridos en círculos, con una orientación contraria al reloj, usando específicamente las yemas de los dedos.
  4. Deslizamiento: Se usan las manos, ubicadas en los lados de la columna vertebral, a nivel lumbar en la espalda, para luego subir suavemente y con un deslizamiento.

Leer también: ¿Cuándo hacer masajes reductores?¿Con cuántas sesiones de masajes reductivos se ven resultados?¿Cuáles son los masajes linfáticos?

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés) Deutsch (Alemán) Español Dansk (Danés) Nederlands (Holandés) Svenska (Sueco) Italiano Português (Portugués, Portugal)

Share via
Copy link
Powered by Social Snap